sábado, 25 de noviembre de 2017

Tetralogía Legado

.

¡Muy buenas, furcifans! :D Estos días he estado enfrascada leyendo, pasando preguntas a autores, viendo el directo de Operación Triunfo (#AlmaiaIsReal) y estructurando las entradas que iba a subir. He pensado que el día 1 de diciembre voy a hacer un sorteo en el blog :D Lo acabaré el 24 y el 25 diré quién se lleva el o los premios (tengo uno en mente que sé que os va a gustar; conforme participen más personas, aumentaré el número de premios ^^). ¡Esta semana me he despertado con complejo de Papá Noël!

No adelanto acontecimientos, necesito que os embarquéis conmigo en una aventura épica que no solo forma parte de mi adolescencia, también me ha absorbido la mayor parte de las últimas tres semanas: recorramos Alagaësia, shurmanitos.





Sobre el autor




Christopher Paolini nació en el sur de California, Estados Unidos, el 17 de noviembre de 1983, pero ha vivido prácticamente toda su vida en el Valle del Paraíso, Montana; es un gran amante de la ciencia ficción y de la fantasía (se nota). Paolini fue educado en su propia casa por sus padres y se graduó de la preparatoria a los 15 años, la misma edad en la que empezó a escribir Eragon, a la que siguieron Eldest, Brisingr y Legado (Inheritance). Sus padres son Kenneth Paolini y Talita Hodgkinson y tiene una hermana pequeña, Angela (que da nombre a cierta herbolaria fantastibulosa). A menudo escribía relatos breves y poemas tratando de expresar sus pensamientos con palabras. Visitaba la biblioteca con frecuencia y leía mucho. El argumento de Eragon comenzó como el sueño despierto de un adolescente. El amor que sentía Paolini por la magia de los relatos le llevó a crear una novela que le hiciera disfrutar mientras la leyese. Con diecinueve años ya era un autor reconocido internacionalmente, por el primer volumen de El Legado. La inspiración para el reino mítico de Alagaësia le llegó de los paisajes de Montana. Empezó pensando en escribir una trilogía, pero por la extensión del tercer libro Brisingr, decidió realizar un cuarto libro y convertir la saga en El Ciclo El Legado.

Facebook - Twitter - Web


Sinopsis


Pongo solo la de Eragon:

En el reino legendario de Alagaësia la guerra se está gestando. Los Jinetes protectores de la paz del Imperio y los únicos capaces de controlar a los inteligentes dragones, se han extinguido o han pasado a formar parte de las tropas del malvado rey Galbatorix. Los elfos hace tiempo que se han exiliado a un lugar oculto y los vardenos, un grupo disidente, se ocultan en ciudades protegidas. Cuando Eragon, un joven de 15 años que vive en una pequeña aldea, se encuentra con una piedra preciosa en medio del bosque a donde ha ido a cazar, poco se espera que ese suceso vaya a cambiar su vida y el destino de Alagaësia. Lo único que desea es venderla para así asegurar la subsistencia de su familia durante el duro invierno. Sin embargo, una noche la gema se rompe y lo que sale de ella lo llevará a un viaje que lo convertirá en héroe. ¿Podrá Eragon tomar la responsabilidad de los legendarios jinetes de dragones? La esperanza del Imperio descansa en sus manos... Eragon es el primer título de la trilogía de El Legado, que tiene como protagonistas a este valiente joven a su indomable dragona Saphira.


Ficha técnica



Título: Tetralogía Legado
Páginas: 656 + 832 + 702 + 816
Portada: John Jude Palencar
Encuadernación: Tapa dura
Editorial: Roca editorial
ASIN: B005VOOPXS
Género: Fantasía épica

Link de compra #1 Eragon
Link de compra #2 Eldest
Link de compra #3 Brisingr
Link de compra #4 Legado


Opinión (sin spoilers)


¿Por dónde empiezo? Supongo que debería decir que leí Eragon cuando debía tener como trece o catorce años. La verdad es que se convirtió en un referente para mí en el plano lectora-fan y en el de potencial juntaletras: no solo me enganché a la historia, también admiré la capacidad de Paolini a la hora de crear un universo tan complejo siendo tan joven.

Cuando salió Eldest y lo leí, no sé por qué no llegué a engancharme de la misma forma con la que devoré el primero. Supongo que porque pesaba como un muerto (es un señor tocho), porque algunas partes de evolución en cuanto a personajes se hacen eternas... ni idea. Quién sabe, igual no era el momento.

Años más tarde salió el tercero y yo no tenía ni ganas ni tiempo de leer los dos anteriores para meterme de nuevo en materia. Lo mismo me pasó con el cuarto. Los tenía comprados, pero sin tocar... ¡hasta que a principios de mes echaron la película en Cuatro! Dioses, no os podéis imaginar el asco que le tengo a esa p*** m*****: de acuerdo con que las adaptaciones se llaman adaptaciones por algo, pero es que no se parece en NADA al libro. Omiten personajes y escenas cruciales para el desarrollo de las continuaciones, cambian el aspecto físico de la gente porque les da la gana (el más comentado seguramente es el de Arya), los personajes no tienen la misma profundidad y el protagonista tiene una cara de.... de... en fin, un desastre.

Madre mía, pobre Eragon... de joven moreno potencialmente mortal 
a Ed Speleers con cara de susto.


Ojalá algún día hicieran una serie de esta saga sin saltarse ni una coma. De verdad, se haría justicia, y más sabiendo lo que sé ahora. Lo tengo que decir, me los he bebido y me han encantado. Ojalá lo hubiera hecho antes. Es una muy buena saga, mucho, y me da pena la sensación que me ha embargado leyendo el final y los agradecimientos, porque parece que el chaval ha terminado más quemado que el palo de un churrero, que ha cerrado todo lo mejor que ha podido y ha tirado la toalla hasta quién sabe. La verdad es que por mucho que se intuyera el final desde el principio (premonición de Angela mediante), Eragon se merecía un final distinto.

Perdón si me vengo arriba con esta reseña, pero es que la he vivido muy intensamente XD A pesar de que al final me haya cabreado, si no hubiera disfrutado con ello os prometo que no me hubiera pegado estas tres semanas leyendo la tetralogía con tanta pasión.

No quiero adelantaros nada más; lo único que me queda por decir en esta sección sin spoilers es que recomiendo la lectura de la saga encarecidamente ^^


Opinión (con spoilers)


La historia de Eragon se remonta miles de años atrás. Alagaësia se puebla con enanos, que viven en prosperidad hasta la llegada de los dragones. Estos seres mágicos no cuentan todavía con la capacidad de raciocinio, solo buscan conquistar y alimentarse. Los enanos abandonan ciertas partes del territorio, haciéndose fuertes bajo tierra y en las montañas.

Del otro lado del mar llegan los elfos, criaturas mortales y mortíferas a partes iguales. Luchan contra los dragones por el territorio hasta que ambas razas acarician la extinción. Es entonces cuando alados y bípedos entablan la paz por medio de un tratado que une ambas especies: ambas coexistirán (dejando de lado a los enanos, todo sea dicho) y, de vez en cuando, unirán a uno de cada especie, conformando la primera hornada de Jinetes de dragón. Así mismo, ambas razas se benefician, pues unen sus destinos y comparten sus rasgos más distintivos: los elfos alcanzan una longevidad extraordinaria, se nutren de la magia de los dragones y se vuelven todavía más poderosos; los dragones dejan de ser meras bestias y se convierten en pensadores, filósofos, casi dioses alados. La simbiosis que alcanzan les permiten compartir pensamientos en la distancia, intercambiar sus mentes, ser uno siendo dos. De hecho, es normal que si uno de los dos cae, el otro muera con él.



Cientos de años después, los humanos llegan a Alagaësia. Elfos y dragones deciden incluirlos en el pacto con los dragones (enanos, que os jodan again) y los bípedos de orejas redondas (cómo me gustan los capítulos de Saphira XD) comienzan a evolucionar, establecerse y tomar poder y territorios. El grupo de los Jinetes de dragón alcanza su máximo esplendor, actúan como consejeros, protectores y representantes de las razas. Sin embargo, la oscuridad se cierne sobre el territorio: nuevas especies se establecen, y no todas son amistosas. Una de ellas, los úrgalos (bípedos con cuernos de carnero y alturas que alcanzan los tres metros), emboscan a un joven jinete humano llamado Galbatorix y matan a su dragón. Cegado por la ira y la locura, suplica al consejo un nuevo dragón, pero estos se niegan. Desesperado, asesina a un jinete recién elegido y toma a su dragón, Shruikan, por la fuerza. Reúne a trece jinetes, traidores de ambas razas, y logra acabar con toda la orden y con todos los dragones salvajes. Entre todas las bajas se destaca una: Saphira, la dragona de Brom, un jinete humano.

Brom nunca llega a reponerse de su pérdida, pero focaliza su ansia de venganza en un objetivo: acabar con los trece Apóstatas (especialmente con Morzan, ya que era una especie de héroe y hermano para él, con lo que su traición le dolió todavía más) y derrocar al rey. Para ello, juntará a enanos, humanos y elfos en un grupo de resistencia que se hará llamar Los Vardenos. Con la ayuda de eruditos y espías, Brom consigue rescatar uno de los tres huevos de dragón que posee Galbatorix, acaba con la vida de varios apóstatas (entre ellos Morzan) y decide permanecer en un segundo plano mientras el dragón que dormita en el huevo robado elige a un nuevo jinete. Pero su rumbo no es errático, precisamente: infiltrado entre las líneas del enemigo, antes de que Morzan cayera, Brom se enamoró de la consorte de su enemigo, Selena, y ella de él. Selena ya tiene un hijo, Murtagh, al que Galbatorix mantiene vigilado por ser un punto débil para su más fiel vasallo (aunque ser el hijo de Morzan solo le reporta dolor y miseria, como cuando su padre le lanza la espada y le cruza la espalda desde el hombro hasta la cadera, casi matándolo con tres años). Cuando Selena descubre que está embarazada de Brom, huye a su pueblo natal, Carvahall, y da a luz a Eragon. Poco después muere, y Brom decide mantener su paternidad en secreto a fin de proteger a su vástago muy de cerca.

Así están las cosas al comienzo de la novela: Galbatorix es el rey del Imperio, los Vardenos se mantienen escondidos, el huevo robado sigue buscando jinete y Brom protege a su hijo disfrazado de cuenta cuentos. Eragon cumple quince años en casa de su tío materno, Garrow, que le cuida y alimenta como si fuese su segundo hijo (su primogénito es mayor que Eragon y se llama Roran). El muchacho no sabe leer (ni falta que le hace para cultivar patatas), pero sí tiene mucha habilidad para la caza, actividad que desarrolla en las Vertebradas (cadena montañosa que da mucho yuyu a los del pueblo).

Arya, la hija de los reyes elfos, ejerce de cuidadora del huevo. En el camino desde Ellesméra (capital élfica) hasta Farthen Dûr (hogar de los enanos y de los Vardenos), la princesa sufre una emboscada por parte de Durza, un Sombra (brujo poseído por espíritus belicosos y malévolos) y un grupo de úrgalos. Intentan arrebatarle el huevo, pero Arya utiliza la magia a costa de no salvarse y transporta el huevo en dirección a Carvahall, donde espera que Brom lo cuide. Sin embargo, una serie de entes (no os digo más) interceden para que ese huevo no llegue a Brom, sino a su hijo. El huevo prende en manos de Eragon, que se lo lleva a casa sin saber que su destino se aproxima.


Comparativa de Arya, libro / película. Igualicas, ¿eh?


Una de las razones por las que nada más empezar la película puedes dejarla si eres fan de los libros (además de la sucesión de cambios de aspecto inexplicables), es que Eragon va a la carnicería del pueblo con lo que él cree que es una piedra preciosa. Quiere comida para su tío y para su primo, y el carnicero en un primer momento se muestra "colaborador" (teniendo en cuenta que Sloan, el hombre, parece odiar a todo el mundo, especialmente a la familia de Garrow porque llevan su existencia de una manera muy humilde y porque Roran está enamorado de Katrina, su única hija). En el libro, Sloan echa a Eragon de la tienda cuando el muchacho le dice que ha encontrado la piedra en las Vertebradas. Sloan casi se echa a llorar de pura rabia, ya que su mujer murió en esas montañas y las teme y las odia a partes iguales. En la película, directamente le dice que se marche porque esa piedra pertenece al rey. TOMA YA, MARI CASTAÑA. ¿¡Pero cómo va a saber un carnicero de pueblo que esa piedra es del rey!? Es que no tiene puto sentido, os lo juro...

En fin, ¡sorpresa! Lo que Eragon creía un pedrusco se rompe y sale un dragón azul. Establecen un vínculo y, aunque en un principio el muchacho se acojona over 9000, termina por aceptar al animalito PORQUE ES LO MÁS MONO QUE HA VISTO EN SU VIDA. Pasan las semanas, jornadas de trabajo en la granja y de asimilación mutua. El animal se expresa a través del vínculo gracias a sentimientos, vivencias e imágenes fragmentadas. Con el paso del tiempo desarrolla el idioma de Eragon y empiezan a comunicarse mentalmente. El muchacho acude a Brom, así como quien no quiere la cosa, y le interroga sobre historias y nombres de dragones. Creo que en ese momento su padre puede sospechar dos cosas: o que ha sido descubierto o que su hijo simplemente es un cotilla, pero yo creo que no se le llega a pasar por la cabeza la enormidad del follón que tienen entre manos. Así pues, Eragon descubre que su dragón es hembra, y después de sugerirle nombres, ella elige el de Saphira.


Nadie podría resistirse a esa cara <3


Otra diferencia entre el libro y la película: el crecimiento de Saphira, su desarrollo como individuo, transcurre despacio entre letras. Sin embargo, en la película es algo así como "mira Eragon, he aprendido a volar, voy a ir detrás de esa nube midiendo cuarenta centímetros y voy a salir con mi forma adulta de UN PUTO DRAGÓN DE SEIS METROS que habla y que ya tiene nombre".



Avancemos en la historia o esto no terminará en la vida.

Unos bichos llamados Ra'zac llegan a Carvahall siguiendo el rastro de magia del hechizo de Arya. Matan a Garrow, Eragon debe huir. Comienza entonces una especie de persecución en dos direcciones, ya que el team del bien (Eragon, Saphira y Brom) persigue a los escarabajos bípedos, que a su vez les persiguen y quieren llevarlos ante el rey. Al no conseguirlo, regresan a Carvahall para secuestrar a Roran y tener algo con lo que chantajear a su primo. Pero la jugada le saldrá mal, ya que Roran se convierte en una especie de Astérix de Carvahall y se enfrenta a martillazos con todo el que se le cruce.

En su camino hacia la derrota de Galbatorix, Eragon aprenderá magia, lucha, el sentido de la vida, que los animales son amigos y no comida y empezará a preguntarse quién es realmente. Matará, verá morir gente (entre ellos, Brom), conocerá a Murtagh, su medio hermano, se enamorará de Arya, vencerá peligros inimaginables y descubrirá que su destino no es que le sea muy favorable.

Ahora bien, llegamos al final. La muerte de Galbatorix es putamente genial, osea, 10/10. Sin embargo, todo lo que viene después es desastroso, es un palo tras otro. Los únicos que terminan bien son Katrina y Roran, que tienen una hija y que volverán a Carvahall llenos de riquezas y con títulos nobiliarios. El resto, juzgar vosotros mismos:

-Elva se queda como está.

-Murtagh es odiado por toda Alagaësia, así que decide marcharse con Espina en plan ermitaño para siempre jamás, a pesar de que su amor por Nasuada es correspondido. 

-Así mismo, Nasuada está destinada a casarse con cualquiera por pura aspiración política, renunciando al amor por el poder. A todo esto, los aliados y simpatizantes de Galbatorix que aún viven siguen queriendo matarla, así que aunque está protegida, puede palmar en cualquier momento.

-Eragon llega a la conclusión de que lo mejor que puede hacer es marcharse con los huevos y los eldunaris encontrados. Confía en que Arya se irá con él, pero ZASCA, la nombran reina de los elfos tras la muerte de su madre. Pero no solo eso, es que a pesar de que el señor Paolini ha estado alimentando una sólida y obvia atracción entre los dos durante cuatro tochos, al final no se dan ni un puto beso. Nada. ME LA PELA QUE SE DIGAN SUS NOMBRES, ESO ES UNA MIERDA, PAOLINI. Completamente injusto. Y ni siquiera me sirve un "es que es una novela infantil y juvenil y el sexo está mal", porque durante cuatro tomos me has hablado de miembros amputados, tripas rotas y muertes. Sin embargo, como siempre, el amor es tabú. Eragon se marcha, sabiéndose inmortal, con un destino incierto, pensando que jamás regresará a Alagaësia. Que toda persona que conoce va a morir, excepto Arya porque ella es una elfa. PERO DA IGUAL, PORQUE NUNCA VOLVERÁ A VERLA.

Gif que representa a la que os escribe a las cuatro y media de la mañana.


Estoy tan indignada que temo que mi opinión os eche para atrás, cuando realmente lo que quiero es que lo leáis, os guste tanto como a mí y vayamos a partirle las piernas a Christopher Paolini por lo que ha hecho.

Quiero comentar algo que no me ha gustado nada a lo largo de la historia: ha pasado por cuatro traductores diferentes, y la verdad es que se nota un montón dónde empieza uno y dónde termina otro. El último tomo es una locura a cuatro manos, en la primera mitad dejan Thorn como Espina, luego vuelven a cambiar, el uso de las comillas horizontales roza el abuso, los guiones en los capítulos de Saphira cortan las explicaciones de mala manera, hay escenas de Roran en las que de repente le renombran como Eragon, y otras con Nasuada en las que pasa lo mismo con Arya... Pero de eso tampoco tiene la culpa Paolini, así que nada en su contra. Culpa mía por no saber inglés tanto como para meterme en semejante fantasía épica en el idioma original y por tener una primera edición en papel. Quizás en posteriores revisiones todo esto se tuvo en cuenta y se arregló, ni idea. De lo que sí tiene la culpa es de la resolución y de dejar un final tan abierto que espanta. Para empezar, no se soluciona la crisis política de Alagaësia, deja a Nasuada con el culo al aire. De Angela no sabemos un carajo, el árbol Menoa nunca dice si se cobró el precio del metal de Brisingr (para mí, le quitó a Eragon la capacidad de ser padre, o quizás lo que sintió es que el árbol Menoa le quitó el Eldunari a Saphira). Cuando muere Brom es una putada, pero Oromis... OROMIS... ¿¡POR QUÉ!? ¿Y qué pasa con Du Vrang Gata? Porque no me fío de puto ninguno. Yo necesito por lo menos otros cuatro tomos, me da igual tener que esperar, ya lo hago con George R. R. Martin.


Con estas y otras puñaladas traperas termina la historia de Eragon. ¿Vosotros habéis llegado al final de la aventura o, como me pasó a mí hace años, os quedasteis por el camino? ¡Ponedlo en comentarios!

Yo me despido por hoy :D Tengo dos entrevistas / reseñas preparadas, el sorteo en camino y, en cuanto se me pase el disgusto por el no romance de Eragon y Arya, me voy a releer la trilogía de Mimmi Kass (acaba de salir el tercero, Latidos de lujuria, siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii <3). También me he pillado el último de Marta Francés, tengo pendiente el de Sylvia Marx y el de Sònia Sánchez... no me da la vida XD ¡¡Nos leemos!!


Si os ha gustado el post, dadle a seguir; para mí es muy importante de cara a conseguir libros para los sorteos <3

No hay comentarios:

Publicar un comentario