viernes, 17 de marzo de 2017

Ardiendo, de Mimmi Kass

.


¡Muy buenas, furcifans! ¿Cómo vais? :D Vengo y me marcho mu rápido. No puedo dejar pasar la oportunidad de hablar sobre mi última lectura: Ardiendo, de Mimmi Kass.



Sobre la autora:



Todo lo que podéis saber de Mimmi está aquí :D


Sinopsis:

La mezcla perfecta entre erotismo y suspense, la vida de héroes anónimos hecha novela, ambientada en el peligroso y fascinante mundo del fuego.

Un asfixiante verano azota la provincia de Ourense. Los incendios arrasan los bosques y Miguel, un arrojado bombero, sospecha que puede haber una mano negra detrás. Pero hablar de fuegos provocados no es bienvenido en algunas esferas y, obstinado, inicia una peligrosa investigación por su cuenta.

En su periplo se cruza con Irene, una atractiva y temperamental doctora que lo cautiva desde el primer momento. Inmersa en una crisis vocacional, no tiene ganas de dejarse arrastrar por una relación que no parece llevar a ninguna parte.

Entre ellos es más que fuego lo que arde, y ambos enfrentarán el dilema de ir un paso más allá. Juntos se consumirán en pura pasión, a la vez que se verán cara a cara con las llamas.


Ficha técnica:

Título: Ardiendo
Páginas: 241
Encuadernación: Digital
Editorial: Harlequin, una división de HarperCollins Ibérica.
ASIN: B06WD3Y5XR
Género: Romántica / Erótica / Thriller
Portada: Carolina Bensler

Link de compra + adelanto.



Opinión (sin spoilers)


No me voy un ápice de la opinión sin spoilers que ya le dediqué a Mimmi: la verdad es que es una lectura de las de no despegarse del Kindle hasta terminarla. Y eso que he tenido que hacerlo, casi a regañadientes:  con “En cuerpo y alma” hice lo mínimo para ir apuntándome notas porque fue una lectura frenética, pero con “Ardiendo” lo he conseguido, básicamente para poder hacer una reseña un poco más extensa XD

Desarrollada con un lenguaje muy cuidado y con una trama con puntos de thriller que me ha encantado, la novela no peca de excesivas descripciones y resulta muy ágil. A mí me ha durado dos días, y eso que he tenido curso de por medio xD Soy joven, ya dormiré cuando esté muerta X’DDDDDDDDDDDDD Pero, ¿qué hacer cuando te cruzas con una lectura que te hace sentir? Porque otra cosa no, pero con Mimmi siempre es parecido: sentir intriga, las desavenencias o encuentros de los protagonistas, calor en las escenas más eróticas, rabia cada vez que alguien es imbécil… lo bueno de Ardiendo es que sus personajes podrían ser cualquiera, lo que es algo a favor para lectores más generales. ¿Os animáis a darle una oportunidad? Yo creo que no vais a arrepentiros ^^

Como siempre, gracias a la editorial, Harlequin, por apostar por una autora que tiene un gran futuro por delante 😊


Opinión (con spoilers)

El libro comienza con un personaje sin identificar; el hombre se dirige a un lugar en concreto con un propósito oscuro: crear un artefacto incendiario casero. Se intuye que le van a pagar por ello.

Miguel es nuestro protagonista: un bombero con quince años de experiencia que trabaja en Orense. Lo primero que sabemos de Miguel es que está teniendo una pesadilla relacionada con un incendio forestal. Paco, su jefe, le despierta con un aviso urgente: tiene que ir con su equipo, formado en parte por Juan y Manuel (que además de compañeros son amigos de él). Debe ir a Verín porque un incendio descontrolado ha provocado un accidente de tráfico.

Al llegar, Miguel descubre que nada puede hacerse por el conductor, pero consigue salvar a la mujer que va de copiloto. Sin embargo, descubre con terror que hay un bebé en la parte de atrás y se arriesga para salvarle la vida. Por esto tiene que ser atendido por la unidad medicalizada del 061; será allí donde coincidirá por primera vez con Irene, una joven médico de 27 años, rubia de vivos ojos verdes.

Cinco días de hospital para recuperarse y Miguel se reengancha al curro, haciendo un ímprobo esfuerzo por no cortarse las venas: le toca curso de reanimación cardiopulmonar. No ha estudiado un carajo, pero sabe que necesita los créditos. A pesar de ello, es incapaz de concentrarse totalmente, pues las que realizan el curso son dos chicas muy atractivas: Sonia… e Irene.

La verdad es que, a pesar de un primer encuentro esperanzador, no dejan de sucederse los choques entre Irene y Miguel. No vemos avances positivos hasta que termina el curso y lo celebran en casa del bombero; aunque el coordinador del SEPRONA, Fernando Robles, le tire ficha a Irene, está claro que la atracción entre la pareja protagonista va a prenderse de un momento a otro. Será un simple columpio el que inicie el incendio, aunque no lleguen a la combustión completa porque les interrumpen.

Después de esta pincelada de erotismo, volvemos al thriller. Los detalles de la vida del pirómano se suceden: descubrimos que vive con su abuela.

Miguel vuelve al lugar del incendio para investigar, pegándose una hostia por el camino. No encuentra nada relevante a primera vista, aunque se guarda una cajita que ha encontrado y fotografía el perímetro del inicio de la quema.



Me ha encantado descubrir una parte de Galicia a través de Mimmi <3

Entre tanto, la relación de Irene y Miguel avanza en un estallido de sexo: quedan para cenar y no cenan, aunque al despertar el hombre huye como si su vida dependiera de ello. Miguel se confiesa a su amigo Juan cuando ambos salen de expedición; reconoce su affair y que es un tonto, alguien que ha entrado en pánico, yéndose sin más de la cama de su amante, a quién ni siquiera ha llamado.

Irene, a medio camino entre el despecho y las ganas de estar con alguien, accede a salir con Robles, con quien pasa una cena muy agradable. Puede que no sea un polvorilla, pero al menos parece un buen tío. Al salir se encuentran con Manolo, Juan y Miguel, que no desaprovecha la oportunidad de dejarla en mal lugar, cosa que indigna totalmente a dos personas: a Irene y a mí.

El Michelín, mote del pirómano, cobra por incendio. El karma actúa y se vuela una mano al intentar prender fuego a un almacén. Se cruza en Urgencias con Irene, que le atiende. Al terminar el turno, la muchacha se despeja andando hasta sentarse en un bar a leer, donde se encuentra con Miguel; la verdad es que me gusta que le pague con la misma moneda y le deje ver que es un garrulo.

Irene y Fernando quedan en casa de este último para cenar. Interrumpe Miguel. En cuanto la muchacha se va, el bombero no pierde tiempo en decirle a Fernando que se ha tirado a Irene. Qué imbécil, de verdad. Odio cuando los tíos se ponen esa clase de medallas, llamándola además "una chica fácil". No sé el resto, pero en este punto de la lectura quiero matarle. Irene que haga lo que quiera, pero yo desde luego no lo ajunto; es un gañán que se ralla cuando el daño está hecho. No le costaba mucho decirle a Robles que le odia y que se lo inventó por joder. Quedas como un patán, pero lamentándote tú solo del mal que has causado no hacemos nada. También tengo que decir que la actitud de Fernando me parece patética; Irene es dueña de su cuerpo, así fuese la virgen María o si se hubiera tirado en fila a los equipos de fútbol de primera y segunda división. Nada la hace menos respetable. Y si no puedes con la idea de que se haya acostado con tu némesis, la llamas y le dices "epa, oye, que no seguimos quedando". Pero no, y encima luego se comporta como un capullo integral. Inútiles los dos, coño ya. Irene, vente conmigo, seguro que mi Matthi tiene algún amigo alemán disponible X’D

No entiendo que Miguel se cabree cuando ella le hace ver que lo suyo es solo sexo. Cuando das sexo recibes sexo, majo. Que Mimmi lo incluya en su libro me gusta: las mujeres tenemos sexo, nenes, y no perdemos el culo y elegimos el color de las invitaciones de boda a la mínima. Y sí, aunque haya atracción nos cuesta enamorarnos. Es la línea entre el enchoche y el amor: lo primero surge, lo segundo se fragua.

Al final, entre puñaladas verbales y con la sensación de que Miguel es un gañán, él confiesa estar enamorado. Ella huye (normal XD), aunque al final termina cayendo. Y yo, en parte, lo entiendo, pero no se me olvida el nivel de garrulo de este hombre. Y bueno, cogerle el teléfono a Irene para hablar con Fernando, ahí meando a través del 3G para marcar territorio, me puso de los nervios. Yo le hago ahí el harakiri y me quedo tan pancha.

Eso sí, cuando Miguel y Juan casi la palman por un incendio, el bombero va a casa de Irene totalmente roto, no puedes dejar de sentir que bajo esa capa de cromagnon hay un pobre hombre, vulnerable ante un enemigo incontrolable, fiero, brutal; te das cuenta de la peligrosidad y la carga de su trabajo.

No puedo dejar de sentir admiración por el oficio :3

Aunque Fernando le exige a Miguel que deje de investigar y se lo deje a la Guardia Civil, el bombero sigue con sus pesquisas; lo que le impulsa a ello no solo es descubrir la verdad, pues da la impresión de que quiere cerrar el ciclo de terrores y pesadillas que le acosan, pasar página con el hombre que causó el fuego que acabó con la vida de su equipo una década atrás: El Lapas. Sin embargo, en la primera visita a la cárcel no saca nada en claro; deberá acudir la semana siguiente con tabaco para el pirómano condenado.

Concurso de ver quién mea más lejos en el hospital. Para Fernando, Irene es un trofeo y no entiende que no hizo bien al propasarse y tratarla casi como un putón.

Irene y Miguel van al monte para seguir buscando pistas y disfrutar de la compañía del otro durante un fin de semana. A la vuelta, descubren que el coche del bombero ha ardido sin remedio. Miguel vuelve a la cárcel e intuimos que El Lapas anda de alguna manera detrás del suceso y de los fuegos que asolan Orense.

Mientras la relación avanza de una manera muy natural y constante, Irene comienza a involucrarse del todo con la investigación; así las cosas, es ella quien descubre el nombre del pirómano la revisar las fichas de ingresos por amputación: El Michelín es Anxo Rodríguez Pazos.

El libro encara su recta final con una agresión, un secuestro y un gran incendio forestal. ¿Sobrevivirán a la intriga mortal que se ha formado? Yo lo sé; si vosotros queréis descubrirlo, comprad el libro :)


Nada más por hoy, furcifans 😃 Esta noche me voy de concierto X3 ¡Antílopez! Y después, ¿qué leo? Bucearé por el Kindle, a ver qué me encuentro :S Se aceptan recomendaciones en los comentarios :)


Si os ha gustado el post, dadle a seguir; para mí es muy importante de cara a conseguir libros para los sorteos <3

2 comentarios:

  1. Hola! Necesito un libro así, que me enganche tanto que no pueda dejarlo hasta terminarlo, así que me lo llevo anotado porque veo que este es así.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Entonces Ardiendo te va a encantar :D ¡Gracias por comentar! <3

    ResponderEliminar