viernes, 17 de febrero de 2017

El niño que quería ser un Goonie

.

¡Muy buenas, furcifans! ¿Cómo va el día? :D ¡Viernes por fin!


Hoy vengo con otra reseña: El niño que quería ser un Goonie. ¿Preparados?



Sobre el autor:



“La ficción es y será mi única realidad”. Con esa frase clausura Víctor Blázquez cada uno de sus e-mails. Creo que es la frase que mejor le describe. Cineasta por culpa del Terminator 2 de James Cameron, escritor gracias a tantos y tantos libros de Stephen King, Víctor es un tipo que disfruta contando historias. Un Narrador con ene mayúscula.

“Usted pronto deseará, querido lector, 
participar de la fantástica realidad de Víctor Blázquez”. 
Adrián R. Mediavilla

Víctor Blázquez nació en Sevilla en 1981, pero ha vivido en tantos sitios distintos que cuesta decir de dónde es. Barcelona, Madrid, León, Salamanca, Monterrey, México DF han sido los sitios donde más tiempo ha pasado. Desde hace unos años, ha establecido su residencia en Majadahonda, Madrid, donde reside junto a su mujer, sus hijos y sus perros.

Su mayor pasión siempre ha sido contar historias, no importándole el medio para hacerlo, pero destacándose en escribir y plasmar imágenes con una cámara de vídeo. Ha dirigido una decena de cortometrajes, tres de ellos con participación en distintos festivales internacionales: El club, El hombre sin sonrisa, Escombros (éste co-dirigido con Alejandro Pámanes); también ha coqueteado con el mundo de las webseries.

Pero como con eso uno no le paga al carnicero, también ha trabajado como auxiliar de dirección y segundo de dirección en distintas producciones televisivas como Herederos, UCO, El gordo, Sexo en Chueca, Hispania o la reciente La fuga.

El cuarto jinete es su primera novela, su aportación a un género que ama y consume como los zombies devoran carne humana, un prometedor y adrenalínico inicio de carrera.



Publicaciones

-Novelas-


El niño que quería ser un goonie (Kelonia Editorial, 2016)
Las horas perdidas (Crowfunding, 2015) Disponible en digital.
El cuarto jinete: Destrucción Masiva (Editorial Dolmen, 2014)
No existen los monstruos (Editorial Dolmen, 2013)
Orilla intranquila (Tyrannosaurus books, 2013). Disponible en digital.
El cuarto jinete: Armagedón (Editorial Dolmen, 2013). Disponible en digital.
El cuarto jinete (Editorial Dolmen, 2012). Disponible en digital.


-Relatos-

Frankenstein 2.0, Frankenstein: diseccionando al mito (Kelonia editorial, 2014).
Modelo inferno, Ignota (Palabras de agua, 2014).
Asedio. La historia se escribe con Z (Kelonia editorial, 2013).
La carrera. Antología Z 7 (editorial Dolmen. 2013).
Hazle siempre caso a tu madre, leyendas urbanas (editorial Universo, 2013).
Hormigas. Orilla intranquila (Tyrannosaurus books, 2013).
Maya. Daniel Expósito’s Body shots (editorial Dolmen, 2013).
El rescate. Con Z de zombie (libro promocional, 2013).
Cuidado con el perro. Sweet Dreams (Corazón literario, 2013).
Battle royale. Peta Z (Sportula, 2013). GRATIS en digital.
Noche de graduación. Postales desde el fin del mundo (editorial Universo, 2012). Coordinador de la antología.


-Otros-

Assassin´s creed. La historia secreta de la hermandad (editorial Dolmen, 2016). Ensayo.


Sinopsis:

No quiero estar aquí.

Annie K.

Podría decirse que esta historia comienza con Yago Arquero viendo Los Goonies. O tal vez lo hiciera mucho antes, con el sangriento y macabro final de la familia Kostka.

Yago Arquero tiene ocho años y un hermano mayor. Los dos van a pasar junto a su madre las vacaciones de verano en un complejo hotelero llamado El Nirvana. Un lugar perfecto para vivir cientos de sueños y correr aventuras, un paraíso donde hacer amigos y crear su propia pandilla de goonies. Pero a veces el paraíso es tan solo la fachada que vela una oscura pesadilla.

Víctor Blázquez nos ofrece una historia conmovedora sobre un niño lleno de imaginación. Yago está a punto de descubrir que bajo la perfección se esconden horrores sin nombre. ¿Por qué una niña escribió en la pared del fondo del armario “No quiero estar aquí”? ¿Y qué es eso que se arrastra por la noche hacia su ventana?


Ficha técnica:

Título: El niño que quería ser un Goonie
Páginas: 270
Encuadernación: Blanda
Editorial: Kelonia editorial
ISBN: 978-84-946097-5-6
Género: Kelonia ficción
Portada: Carolina Bensler


Opinión (sin spoilers)

De acuerdo, ¿por dónde empiezo? Lo que pone en la sinopsis de “conmovedora historia”, al carajo: terror, tensión en estado puro. Conmover no sé si me ha conmovido, pero que había momentos en los que quería desahogarme gritando, os lo digo ya XD Me ha gustado muchísimo cómo se desarrollan los personajes sin caer en el tedio. No vais a encontrar un conocimiento profundo de ellos, cosa que a mí me ha sumergido mucho más en la historia, porque realmente los conoces porque coincides con el grupo en sus vacaciones. Ese es el espíritu de la novela, que te hace dudar de si su comportamiento es el común o si hay algo más.

Lo primero que quiero decir es que el libro lo escribe Víctor Blázquez con gran acierto, pero que tiene dos capítulos que han sido desarrollados por dos autores: Darío Vilas (de tanto que lo alabo va a parecer que me paga por la publicidad, pero no, es que resulta impecable como siempre) y Claudio Cerdán. El nivel de psicopatía de Víctor me deja impresionada, pero ojo con los otros dos, ¡menudo par de trastornados! Con amor <3

La historia me ha gustado muchísimo, me parece muy efectiva, sin caer en los espacios de relleno, con una calidad literaria indiscutiblemente buena y con un argumento atrayente que se hila sobre varios giros y explicaciones sorprendentes. En mi escala de lecturas supongo que tendría un ocho bien hermoso; si no le pongo un diez no es por el libro en sí, sino por la calidad que haya podido encontrar en otros textos. En definitiva, muy recomendable; en según qué instantes me parecía paladear los mejores tramos de It en cuanto a ansiedad claustrofóbica, puntos de gore muy bien definidos y terrores infantiles, que no dejan de ser los que más putean si no los has superado. 

Tengo que destacar dos cosas que hacen que esa nota no sea redonda. La primera es una escena subida de tono que tampoco me aporta mucho, podría haber sido menos explícita porque en ese momento NO era lo importante dentro del contexto. Quizás para alguien no aficionado a la erótica le puede resultar entretenida, pero para mí es tirando a simple. Durante los tres o cuatro últimos años he leído muchísimas escenas de cama, las he escrito, y la verdad es que no está a la altura del resto del libro. Y ya no hablo por Víctor, es solo un pensamiento que me cruza, pero me da la impresión de que mucha gente piensa que escribir porno es fácil. Pues no XD Otro detalle que puedo decir ni siquiera tiene que ver con el nudo o con la forma de haberlo escrito: hay un apellido extranjero mal. Si no tienes mucha idea del idioma lo lees y punto, como si me hubiera puesto Pepito Piscinas. Sin embargo, para alguien de esa nacionalidad, supongo que sería igual de chocante que leer una novela donde el protagonista fuese Antonio Halcántara (más un plus que no puedo poner de manera explícita porque es un spoiler, pero que es como si me desarrollaras a un personaje republicano apellidado Franco; irónico cuanto menos).

Salvando eso, si os gustan las lecturas autoconclusivas que enganchen, de esas adictivas, amenas y bien escritas, con puntos de terror en el momento justo, “El niño que quería ser un Goonie” es vuestro libro :D La única recomendación que puedo haceros es que no presupongáis nada, dejad que sean Yago, Toño, Chucky, Dani, Iker y Sara los que os cuenten la historia a su ritmo.


¡Nada más! Mañana, si tengo tiempo, haré una entrada sobre Pokémon Go y la segunda generación XD Y el lunes os hablaré formalmente sobre el Gozare :D


Si os ha gustado el post, dadle a seguir; para mí es muy importante de cara a conseguir libros para los sorteos <3

No hay comentarios:

Publicar un comentario