viernes, 6 de enero de 2017

Asperger en femenino

.

¡Muy buenas, furcifans! ¿Qué tal? :D 

El otro día os comenté que quería hablar del Asperger en femenino. He encontrado un post en inglés con información muy interesante, y quiero, además de enseñárosla, ejemplificar con mis propias experiencias o sensaciones cada uno de los puntos. Antes de que los leáis, hay que añadir que NO, esta lista no se ajusta a un único sujeto. Nunca lo hacen. Cada uno vive su existencia como puede, y estoy segura de que personas que no tengan Asperger se sentirán identificados con algunos de los puntos. Dicho esto, ¡comenzamos! 



Lista de rasgos femeninos del síndrome de Asperger 



Apariencia / Hábitos personales 

-Se viste cómodamente debido a problemas sensoriales y practicidad. Me encantan mis pijamas de franela, me encantan. Salvo en presentaciones o eventos nunca me veréis vestida de una manera especial, maquillada o con lentillas. Con 16 años sí me quité las gafas por la sucesión de burlas y descalificaciones que sufría, pero ahora que no tengo que enfrentarme a gilipollas tan a menudo… gafas. Siempre. No me gusta comprar, y tengo un jersey para cada día de la semana. Nunca voy con la ropa sucia, pero prefiero lavarlo a menudo y repetir que comprarme más. 

-No gastará mucho tiempo en el arreglo personal y el cabello. Normalmente, su rutina de peinado será “lavar y listo” (wash and wear); en ocasiones puede ser bastante feliz sin arreglarse para nada. Debo puntualizar que yo ni siquiera me lo seco porque el ruido del secador me satura (siempre que mi madre me lo secaba me ponía a cantar para centrarme en ello, cosa de la que me he dado cuenta años más tarde). En mi adolescencia sí me lo teñía de rojo, pero era más por intentar acoplarme a una sociedad que se cuida más de lo que a mí me apetece. No creo que vuelva a hacerlo. 

-Personalidad excéntrica; puede reflejarse en la apariencia. Desde hace un año llevo un gorro con orejas de gato que en realidad le compré a una niña pequeña, pero… me encanta. 

-Es joven (juvenil) para su edad, en su apariencia, vestir, comportamiento y gustos. No creo que sin maquillar me echéis los años que tengo :P Mi madre siempre me ha dicho que seré una eterna joven con personalidad de señora de cincuenta años. 

-Usualmente un poco más expresiva en el rostro y los gestos que sus contrapartes masculinas. Como nunca he hablado sola delante de un espejo, no lo sé XD ¿Me lo ponéis en los comentarios? 

-Puede tener muchos rasgos andróginos a pesar de una apariencia exterior femenina. Piensa de sí misma como mitad-hombre/mitad-mujer (un anima/animus bien balanceado). Este punto no me lo había planteado porque tengo conciencia de mí como sujeto, Susana, no sé cómo piensa el resto, así que no sé si tengo rasgos andróginos. También tengo que decir que dentro de mi grupo de amistades somos tres las que nos pasamos toda la feminidad por el forro y nos vestimos como nos sale de ahí. Creo que este rasgo en concreto es demasiado genérico para atribuirlo a un trastorno del espectro autista, porque puede deberse incluso a la orientación sexual del sujeto. 

-Puede no tener un fuerte sentido de identidad, y es posible que tienda a ser como un camaleón, especialmente antes del diagnóstico. Soy un camaleón. De hecho, Julia se compara en un momento del segundo libro con un camaleón gesticular: voy imitando expresiones, voces, posturas… Sin embargo, cuando estoy en casa, suprimo gestos que yo he aceptado como “sociales” y que no tengo por qué hacer una vez entro por la puerta. Supongo que quién me haya visto en casa y fuera de ella habrá notado las diferencias. 

-Disfruta de la lectura y el cine como un escape o retiro, frecuentemente ciencia ficción, fantasía, infantiles, puede tener favoritos que son un refugio. Pues eso XD Tengo que decir que mi mente perversa disfruta mucho más de lo gore, el terror, los crímenes, los zombies… pero sí, ficción al fin y al cabo. 

-Usa el control como una técnica de manejo del estrés: reglas, disciplina, rígida en ciertos hábitos, lo cual contradecirá su apariencia poco convencional. Entra en conflicto con lo que hablábamos antes: si eres un camaleón que intenta adaptarse, de cara al público no parecerás tan rígida. Pero sí, siempre voy con plannings, con cuadernos para apuntar y estructurar, tengo muchos tics que tengo que cumplir para tener un buen día. 

-Usualmente más feliz en casa o en otros entornos controlados. Sí, por supuesto. Mis amigos ya están acostumbrados a venir a casa, aunque también me gustan los planes en casas ajenas. 


Intelectual / Talento / Educación / Vocación 

-Puede haber sido diagnosticada como autista o Asperger en su infancia o juventud, o puede haber sido tomada por talentosa, tímida, sensible, etc. Puede también haber presentado obvios o severos déficits de aprendizaje.
Pasé desapercibida en cuestión de diagnósticos, pero sí tengo apuntes en mis notas en cuanto a la socialización (“debería jugar más con los niños de su clase”; he intentado encontrar ese cuadernillo de notas, pero nada…). Si una asignatura no me gustaba no había manera de que me entrara (matemáticas y física, odio eterno). 


-Frecuentemente musical, artística. Hasta los 17 mi aspiración era ser profesora de música. 

-Puede tener una habilidad “savant” o un(os) fuerte(s) talento(s). Este punto entra en confrontación con la percepción que tengo de mí, que es mala. Por lo tanto, siempre que haga algo bueno habrá sido de pura chorra o inmerecido, si me sale mal es porque soy un jodido desastre y obviamente es lo que iba a pasar. No sabría enumerar un “talento” porque creo que no tengo ninguno. 

-Puede tener un fuerte interés en computadores, juegos, ciencia, diseño gráfico, inventar cosas de una naturaleza tecnológica y visual. Pensadoras más verbales pueden gravitar alrededor de la escritura, los idiomas, estudios culturales, psicología. Me tiro a la piscina con lo último. Gravito, me zambullo y me empapo de letras, idiomas, historia, psicología, biología y anatomía.

-Puede haber aprendido a leer en forma autodidacta, haber sido hiperléxica de niña, y también poseerá una amplia variedad de otras habilidades autodidactas.
Mis primeros recuerdos fueron leyendo, hablando por los codos; mis padres siempre me han tenido como una respondona, pero no en el mal sentido: se jactan de mis respuestas ingeniosas y complejas con una edad muy corta. Por aprendizajes autodidactas… piano. Con catorce años. Pero me aburrí y lo dejé. 


-Puede ser altamente educada, pero habrá tenido que luchar con aspectos sociales en la universidad. Puede tener uno o varios títulos (universitarios) parciales. Nunca pude optar a la universidad por tema económico, pero ahora lo pienso y me daría miedo empezar algo gastando mucha pasta y que, a mitad, dejara de interesarme y no lo sacara. 

-Puede estar muy apasionada sobre un curso de estudio o un trabajo, y entonces cambiar de dirección o desinteresarse por completo con rapidez. Creo que con las dos respuestas anteriores lo he dejado claro. 

-Con frecuencia tendrá problemas para mantenerse en un trabajo y puede encontrar el empleo intimidante o desalentador. La verdad es que sí, me ha pasado con todos, pero he ido superando esa sensación por la necesidad de independencia monetaria. Eso sí, cuando me han empezado a putear con uno, se han ido al carajo y punto. 

-Altamente inteligente, aún así algunas veces puede ser lenta para comprender debido a dificultades de procesamiento sensorial y cognitivo. Creo que a mis profesoras de estética las volvía locas. Por inseguridad, o porque soy muy visual (si lo veo hacer no lo olvidaré nunca), me cuesta trasladar una idea o un movimiento del papel a la realidad. Eso sí, lo de altamente inteligente… no sé yo…

-No le irá bien con instrucciones verbales, necesita escribirlas o dibujar un diagrama. Sí, desde luego. Me satura recibir una información hablada mientras le estoy prestando atención a mi entorno, al tono en el que lo dicen y las expresiones que hacen. Creo que interactuar por redes sociales o en el ordenador me salva la vida a la hora de socializar y estudiar. 

-Tendrá obsesiones, pero éstas no serán tan inusuales como las de su contraparte masculina (es menos probable que sea una fanática de los trenes). No, los trenes no me van. Libros, DVD’s, marcapáginas, pequeños recuerdos de todos mis viajes… quizás tengo obsesiones y no me doy cuenta. 



Emocional / Físico 


-Emocionalmente inmadura y sensible. Inmadura no creo, sensible mucho. Todo me afecta más, pero al mismo tiempo todo lo bueno me alegra el doble. Soy capaz de reírme con sinceridad de un chiste muy malo, y me encanta ver trucos de magia. 


-La ansiedad y el miedo (o temor) son emociones predominantes. ¿Recordáis la sinopsis de Baila conmigo? 

-Más abierta que los hombres con síndrome de Asperger a hablar sobre sentimientos y asuntos emocionales. Si después de una trilogía romántica-Asperger alguien me niega esto… 

-Propensión a la sobrecarga sensorial, sonidos, vista, olor, tacto. Es menos probable a tener problemas con el sabor o la textura de la comida como los hombres. Hipersensibilidad a todo, incluso a sabores y texturas. Siempre. Ruidos fuertes, repentinos, colonias de las que se intuyen a kilómetro, LAS PUTAS CREMAS A LA HORA DE COMER… el tacto es una ventaja a la hora de masajear, porque puedo detectar las señales de dónde apretar con mayor facilidad. Por eso me encanta dar masajes. 

-Temperamental y propensa a ataques de depresión. Puede haber sido diagnosticada como bipolar o maniaco-depresiva (comorbilidades comunes dentro del TEA) mientras el diagnóstico de síndrome de Asperger puede haberse pasado por alto. Como comentaba, no he sido diagnosticada en ningún momento, de nada en particular, pero sí, me acerco más a la depresión que a un estado equilibrado. Estoy trabajando en ello porque me merezco y quiero ser feliz :D 

-Probablemente le han sido dadas diferentes prescripciones para tratar los síntomas. Será muy sensible a las medicaciones y cualquier otra cosa que ponga en su cuerpo, así que podría haber tenido reacciones adversas. Tengo que decir que una de las vacunas que me pusieron de niña me sentó como un tiro, estuve ingresada. Y toda medicación me da sueño. Muchísimo.

-9 de cada 10 tienen dificultades gastrointestinales de moderadas a severas -ej. úlceras, reflujo ácido, síndrome de intestino o colon irritable, etc.
No me identifico con ninguna de las mencionadas, pero tampoco las han dicho todas ^^’ 


-Se estimula para calmarse cuando está triste o agitada: balancearse, frotarse la cara, tararear, sacudir los dedos, rebotar las piernas, dar golpecitos con los dedos o los pies, etc. Lo mío sería una mezcla entre piernas inquietas, rozarme el muslo con la palma de la mano, morderme el labio, arañarme los hombros y quitarme pielecillas de los dedos. También me rasco la cabeza, eso me relaja.

-Lo mismo cuando está feliz: aletear con las manos, aplaudir, cantar, saltar, correr alrededor, bailar, rebotar. Creo que no soy tan efusiva, pero lo de aplaudir sí XD Y cantar, bien. Bailar, por supuesto. Hacer la croqueta, literal. 

-Propensa a colapsos de llanto o temperamento, incluso en público, algunas veces sobre cosas aparentemente pequeñas debido a sobrecarga sensorial o emocional. Llorar. Ahora ya no tanto, pero llorona… de frustración, de impotencia. Nunca gritos ni pollos de echarme al suelo a patalear, pero llorar… 

-Detesta la injusticia y odia ser malinterpretada; esto puede incitar enojo e ira. De verdad, yo nunca actuaré a malas dispuesta a hacer daño a una persona. Podré meter la pata, decir algo fuera de lugar, o dar la sensación de que paso de la gente al no apetecerme abrir muchas conversaciones a la vez, pero nunca a malas. 

-Propensa al mutismo cuando está estresada o enojada, especialmente después de un colapso (o sobrecarga). Menor tendencia a tartamudear que las contrapartes masculinas, pero puede tener una voz áspera, en ocasiones monótona, cuando está estresada o triste. Sí, siempre. Si me veis más callada de lo normal dejadme espacio, lo necesito. 


Social / Relaciones 

-Las palabras y acciones son malinterpretadas por otros con frecuencia. Creo que sí, pero tampoco estoy segura al no verme desde fuera. 

-Percibida como de naturaleza fría y egoísta; poco amistosa. Eso me lo tendréis que decir vosotros. No cuentan las personas que me hayan visto solo un par de veces o durante algún evento, porque ahí me esfuerzo por socializar. A veces, cuando me están contando un problema, siempre recurro al “pues yo…” y creo que eso molesta, pero no quiero acaparar el protagonismo, solo intentar ayudar con mi ejemplo. 

-En ocasiones es muy abierta, puede entusiasmarse mucho cuando habla sobre sus pasiones o intereses obsesivos. Últimamente, si me preguntáis de Julia, Asperger o Mads Mikkelsen me puedo tirar horas hablando XD 

-Puede ser muy tímida o callada. Supongo que con gente que no conozco, en momentos de saturación o cuando tengo confianza y sé que la otra persona no se va a molestar. 

-Al igual que su contraparte masculina, se bloqueará en situaciones sociales una vez sobrecargada, pero generalmente es mejor para socializar en pequeñas dosis. Incluso puede dar la apariencia de habilidosa, pero eso es una “actuación”. Mejor explicado, imposible. 

-No sale mucho. Preferirá salir solo con su pareja o hijos si los tiene. Definitivamente no, no me gusta salir. Y como no tengo ni pareja ni hijos, arreglado XD 

-No tendrá muchas amigas y no hará “cosas de chicas” como ir de compras con ellas o reunirse para pasar el rato. Ni de coña. Por suerte, todas mis amigas no suelen hacer “cosas de chicas”, así que vamos bien. 

-Tendrá una amistad o amistades cercanas en el colegio, pero no al llegar a la edad adulta. Creo que es al revés: no conservo amistades de mi etapa infantil o adolescente, creo que la más duradera es mi geme, Alizia, a quién conocí con unos 15 años o así. Leti, otros tantos. Después vinieron Lotta, Lara, Becka… 

-Puede o no puede querer tener una relación de pareja. Si ella está en una relación probablemente la toma muy seriamente, pero puede optar por permanecer célibe o sola. Es complicado, porque sí me gustaría tener a alguien a mi lado, pero me atraen muy pocos. Y los que me atraen, una vez conocidos demuestran no ser compatibles. Paso de complicarme la vida o estar mal. 

-Debido a cuestiones sensoriales, puede o disfrutar realmente el sexo o disgustarle fuertemente. Este punto me lo guardo para mí ^^’ Pero sí, es una de las dos.

-Si le gusta un hombre, puede ser muy visiblemente torpe en sus intentos de hacérselo saber, ej. Ella puede quedárselo mirando o llamarlo repetidamente. Esto sucede porque ella se obsesiona y no entiende los roles sociales de género. Esto cambiará con la madurez. Seeeeeeeeeh… pero supongo que un poco como a todo el mundo, ¿no? Nadie nace sabiendo cómo conquistar a otra persona. Algunos lo tienen fácil, y otros no. Yo soy de los segundos. 


-Con frecuencia prefiere la compañía de animales, pero no siempre debido a cuestiones sensoriales. Estoy a dos peludos del carnet de “loca de los gatos”.


¡Nada más! Nos leemos el día 9 con la entrada sobre #AdoptaUnaAutora X3 Un besazo furcifans <3


Si os ha gustado el post, dadle a seguir; para mí es muy importante de cara a conseguir libros para los sorteos <3

No hay comentarios:

Publicar un comentario