jueves, 15 de diciembre de 2016

No sé gestionar las emociones

.

¡Muy buenas, furcifans!

No tenía previsto escribir esta entrada, pero siento que, si no lo comparto, me voy a colapsar. Nunca se me ha dado demasiado bien gestionar emociones y pensamientos si estos se manifiestan a la vez, de repente o cuando estoy alterada de alguna manera. Y claro, todos sabemos que las cosas siempre vienen de una en una, para darnos tiempo a somatizar y procesar todo, ¿verdad?



Voy a intentar ilustraros con gifs todo lo que siento en estos momentos XD

La primera emoción que me embarga es la de felicidad absoluta. Vuelvo a Valencia, me reencontraré no solo con Carmen y Sergio (a los que adoro), también con compañeros de editorial (Ana, Juanjo), de agencia literaria (Elena), lectores y conocidos en general ^^ Además, he estado guardando cosas en el Pokémon Go para subir niveles como una loca nada más llegar XD



Pero claro… vuelvo porque tengo presentación. Los nervios me corroen: ¿saldrá todo bien? ¿Nos lo pasaremos genial? ¿Vendrá mucha gente? ¿Se venderán muchos libros? Yo sé que todo está dispuesto para que la presentación salga a pedir de boca, pero mi cerebro a veces hace de las suyas.


¡Deja de pensar por mí, cerebro!

También siento… picardía. Kelonia y yo hemos preparado dos cajas llenas de sorpresas para sortearlas entre todos los asistentes XD Sé que durante la charla vamos a hablar de las escenas subiditas de tono, y creo que habrá más de un sonrojo :3



Pero no es el único sentimiento que me viene por el evento, no. Obviamente también estoy ilusionada, muy contenta y satisfecha tanto conmigo misma como con Kelonia y Manhattan Cómics, pero… sigue resultándome incómodo estar rodeada de gente. No consigo acostumbrarme, y mi incapacidad de adaptación también me agobia. Es frustrante, porque anticipo el agobio que voy a sentir y lo multiplico. No tengo la capacidad de decir “vale, me permito sentir nervios hasta X punto”, no; siempre me sobrepasa. Me dan ganas de acurrucarme en un rincón de silencio y poca luz.



También tengo mucho miedo. Al fin y al cabo, cuando te esfuerzas tanto en algo, le pones tanto corazón, si luego no gusta es un palo. Y no solo temo que no os guste, es que les he puteado unas cuantas veces y me vais a querer matar XD Ya dijo tito Martin: el miedo hiere más que las espadas. Qué razón tienes, maño…



Aunque el sentimiento es muy bipolar, porque sé que las putadas que he hecho al final os sorprenderán; me encantaría ver por una rendija vuestras reacciones XD



Estoy ilusionada. He encontrado un trabajo muggle, algo que no está relacionado con la magia de la literatura, que me va a servir para continuar con los viajes, las presentaciones, para tener pasta y cotizar (ya sé que nunca voy a poder jubilarme, pero nunca está de más).



Y básicamente es todo lo que puedo decir antes de perder la paciencia con blogger. Sigue dando problemas de cara a realizar las entradas, y aunque me lo escribo todo en un Word y luego lo paso, al poner las imágenes y el texto me vuelven loca. Hoy tengo un montón de recados que hacer, ¡así que no me entretengo más!



Os recuerdo que la preventa de #MilVecesSí está on fire
Toda la información, aquí

¡Pasad muy buen jueves, furcifans! Nos leemos a la vuelta :D




Si os ha gustado el post, dadle a seguir; para mí es muy importante de cara a conseguir libros para los sorteos <3

No hay comentarios:

Publicar un comentario