jueves, 1 de diciembre de 2016

Deseo, libido, diversificación

.

¡Buenos días, furcifans! Ya llegó diciembre, ya está aquí la Navidad <3


Sé que algunos no concedéis mayor importancia a las fiestas, o quizás sois más de Saturno, Frey, Huitzilopochtli o Inti. La verdad es que para mí nunca ha sido algo que celebrar obligatoriamente, ni lo he ligado a una religión en particular, pero no puedo evitar sentir que la gente está como más contenta, o quizás esperanzada porque 1) el año ha sido malo y esperan que el siguiente sea mejor, 2) el año ha sido muy bueno y esperan que el siguiente lo siga siendo o sume puntos. Sea como fuere, diciembre siempre está relacionado con fiesta, descanso, mantita, hobbies y familia / seres queridos.

La entrada de hoy pretende ser especial por varios motivos; el primero es felicitar a todos aquellos que sientan que tienen algo que celebrar. El segundo es hablaros de algo que me toca de cerca, de lo que he intentado concienciar en mi trilogía, algo que parece que nadie se pregunta si no le pasa a él o a un ser querido. Amparada en la anteriormente mencionada sensación de familiaridad y socialización de estos días, os comento lo siguiente:

Todo el mundo desea sentirse amado y aceptado tal y como es. Y a no ser que una persona sea asexual per sé, todo el mundo siente deseo y tiene ganas de compartir su sexualidad con alguien.


¿A que parece obvio? Pues resulta que no lo es, porque nadie entiende esto cuando hablamos de una diversificación física o psíquica.

Antes de seguir con el tema principal, entremos en lo básico: ¿qué es el deseo? ¿Qué es la libido?

Deseo: se dice del anhelo de saciar un gusto. El deseo es la consecuencia final de la emoción inducida en origen por la variación del medio. La cadena causa-efecto que le corresponde es la siguiente: Emoción → Sentimiento → Deseo. Tanto puede hablarse de querer comerte un caramelo como de querer desnudar a otra persona.

Por otra parte, la libido (del lat. libido: «deseo», «pulsión» y en un sentido estricto: «lascivia») es un término que se usa en medicina y psicoanálisis de manera general para denominar al deseo sexual de una persona.

Dato: La mayoría de los médicos y psiquiatras consideran que un nivel de libido inferior a lo «normal» representa una patología. Así que lo normal, para todo el mundo, es sentirlo.

Es conveniente explicar que estas emociones, este deseo, esta libido, sobrevienen de una manera hormonal: la serotonina se desploma, sube la dopamina, las hormonas sexuales (testosterona, por ejemplo) toman el control y se alteran. El cortisol hace de anfetamina natural, creando adicción. La oxitocina y la vasopresina también hacen acto de aparición. Así pues, a no ser que todas estas hormonas fallen, todo el mundo siente deseo, y si no tienen sexo es porque no quieren.

O no pueden.

Y aquí entro con el tema principal. Carolina Bensler me chivó que hace un par de días emitieron en la TV3 catalana un reportaje sobre el deseo en las personas con algún tipo de discapacidad y su derecho a llevar una vida sexual sana.

Duele sinceramente saber que hay madres que, cambiando a su hijo, han tenido que pasar por la experiencia de ver una erección y decidir masturbarle porque él no puede. ¿Podéis haceros una idea de lo traumático que es para los dos? El sexo debería ser algo privado de cada uno, un aspecto de la vida compartido solo con quien esa persona elija, y desde luego que todos estaremos de acuerdo en que NO debería ser entre padres e hijos. En ciertos países nórdicos todo esto está regulado, entra dentro de la sanidad de cada país: trabajadores y trabajadoras sexuales a disposición de estas personas, si lo desean. Sigue siendo triste, porque al fin y al cabo no hablamos de amor, hablamos de una manifiesta necesidad fisiológica, pero… al menos no lo hace un progenitor.


No hace mucho, en una de mis presentaciones, una chica de mi edad me dijo “me ha llamado la atención la temática del libro, yo pensaba que los autistas no tenían sexo”. Y fue una especie de puñalada. Yo no culpo a la muchacha, obviamente, pero jode la imagen de niño asexual, de ángel enviado por algún dios extraño, relacionado con el autismo. Obviamente hay grados, hay trastornos derivados, hay personalidades que se cierran en banda a compartir su espacio con otro ente, ¡pero el deseo sigue ahí! Y no todos los autistas viven su vida de la misma manera, al igual que no hay dos seres humanos idénticos. Compatibles, parecidos, sí, pero no idénticos. Pues con una persona con un trastorno del espectro autista pasa lo mismo. También llama la atención comentarios de “me ha gustado la historia, pero es que la protagonista tampoco piensa de una manera tan diferente a la mía”. ¿Por qué tendría que hacerlo? Nadie tiene un ordenador procesando su cerebro. No es lo mismo tener carencias en el ámbito social o no saber expresarse que no amar, que no desear, que no sentir la necesidad de ser querido por otra persona. Lo que hay que hacer es fomentar el respeto y asesorar adecuadamente a todas las personas que conviven con cualquier tipo de particularidad, porque no ven la maldad del mundo y son más vulnerables a ella.

Hay tantas barreras que derribar que una a veces piensa que no le va a dar la vida :( Tampoco es que ayude mucho que uno de los pocos referentes de Asperger / autismo hoy en día sea Sheldon Cooper, un ser humano que firma un contrato con su novia y que tiene relaciones no porque quiera, sino porque se incluye en algún párrafo. Puede que una persona sea así en alguna parte del mundo, pero no es el modelo de todos y cada uno de los hombres que conviven con el trastorno del espectro autista (por no hablar de las mujeres).



Cambiando un poco de tema, dentro de poco tendréis noticias de Julia y Matt :D Oh, y acabo de ver en Facebook que me han adoptado en una iniciativa literaria. Creo que, durante un año, van a hacerme alguna entrada especial D: Ay madre, tengo que hablar seriamente con Esther García Sanz, adoptante inesperada, para saber de qué va el tema (porque últimamente estoy en la parra).

Si os ha gustado el post, dadle a seguir; para mí es muy importante de cara a conseguir libros para los sorteos <3

No hay comentarios:

Publicar un comentario