sábado, 31 de diciembre de 2016

La última entrada del año

.

Lo siento, no puedo decir “menudo año” y quedarme tan pancha, porque para mí, 2016 simplemente ha sido el último engranaje de un proceso lento, tortuoso y muy exasperante. Creo que no estoy viviendo los años por días, sino por experiencias, y por eso mi vida desde 2014 comprende el mismo periodo. 

Como algunos ya sabéis, ese año estuve a punto de estirar la pata por una negligencia, y las consecuencias físicas han terminado de arreglarse este verano; las psicológicas están comenzando a cerrarse. Tengo que aceptarme y quererme como soy, algo que todavía no hago, así que no puedo simplemente decir “eh, 2016 se termina, comienza 2017 y tiene que ser la bomba desde el minuto uno”; creo que llegará un día en el que, sin que sea una festividad concreta, yo me levante y diga “hoy es el día, he abierto los ojos y me he dado cuenta de que hace meses que no pienso en lo que me ha pasado, que ya me da igual”, pero desde luego no es hoy. Y no lo era cuando, hace unos pocos meses, me miraba al espejo y me daba tanto asco que evitaba mi reflejo allá donde fuese.

2016 ha sido maravilloso. Sí, lo ha sido, porque he conocido a gente maravillosa, porque me he desprendido de cosas y personas muy tóxicas. Porque he podido presentaros a Julia; en febrero salía el primer tomo, en septiembre el spin off, hace dos semanas el segundo, la tercera parte saldrá en nada. Porque he logrado salir de mi zona de confort y he viajado muchísimo. Porque he podido abrazar a mi Leti antes y después de casarse. Porque supongo que voy a ser “la tía de Zaragoza”, algo que me resulta agridulce porque desearía ser “una de las muchas tías de Málaga”. Porque mi geme, mi Lara y mi chupipandi de Los Pupas siempre estarán ahí, tal y como está mucha gente con la que llevo años de amorrrr (sabéis quiénes sois, ¿verdad?). Porque Julia y yo hemos sido adoptadas por la mejor familia posible, aunque eso ya se formalizó en 2015. Además, DiCaprio POR FIN ganó el Oscar. También hay que celebrar todas las pequeñas cosas que han ido pasando, todos los avances, todas las curas, todas las vidas salvadas.


2016 ha sido pésimo. Porque sí, aunque es positivo haberme separado de lo que hace daño, el proceso en sí es doloroso. Porque mi madre estuvo ingresada. Porque el final de mi pesadilla particular me ha absorbido las fuerzas y necesito recargarlas de nuevo. Porque he comprobado lo poco que se quieren a los trabajadores hoy en día, que solo se ven números y no personas. Y sí, porque han muerto personas que, sin conocerlas, han sido peldaños dentro de mi crecimiento como persona. Y destaco uno, con el que más pena he sentido a día de hoy: Alan Rickman. Tampoco es que en cuestión de guerras, atentados y conflictos haya ido todo como la seda, ¿verdad? Por no hablar de política, que mejor lo dejamos aquí.


2016 ha sido un año en el que he leído jodidamente poco, comparando con cualquier año bueno, pero he tenido algunas lecturas que recordaré toda mi vida: Babujal, por supuesto, se lleva la palma. Me parece imperdonable no haber hecho todavía reseña, pero es que debo volver a leerla y no, no tengo el ánimo para enfrentarme a lo que Darío me da, aunque sea sublime.

2016 ha sido el año en el que he pasado de 1600 me gustas en la página. 1600 personas que, aunque no interactúen todas, se tomaron la molestia un día de hacer clic. Y por ello voy a celebrar un sorteo con siete ganadores:

-5 personas ganarán dos marcapáginas cada una (un total de 10 premios). Todos irán firmados y serán enviados gratis dentro de la península española.

-1 persona ganará un ejemplar firmado de #MilVecesSí, Cicatrices II. Se enviará sin coste dentro de la península española.

-1 persona ganará un bono de Amazon de 10 euros. El ganador o ganadora puede ser de cualquier parte del mundo.


Para optar a cualquiera de estos premios solo se ha de cumplir un requisito:

Tener el primer tomo de la trilogía, Baila conmigo. Si lo tenéis en digital debéis mandarme una captura de la compra. Si lo tenéis en físico, una foto del libro en la que salgáis. Debéis mandar la información a SUEBIEFER @ HOTMAIL . COM añadiendo vuestra ciudad y vuestro país. NADA MÁS. El sorteo se realizará el 17 de enero. ¿Por qué? Pues porque es mi cumple XD

Enlaces: Cicatrices 1, Baila Conmigo (Físico - Digital). (En la web de Kelonia siguen de descuento).



Además del resumen y el sorteo, escribo estas líneas porque deseo de todo corazón que tengáis el año que queráis, que os merecéis, 12 meses en los que viváis intensamente y seáis felices. Pero es que os lo deseo hoy, y os lo he deseado en silencio durante todos los días que han compuesto este 2016. Feliz 2017, furcifans :)

¡Nada más! En nada subo la foto del sorteo a Fb y a Twitter. Un beso muy muy muy grande, furcifans ^^


Si os ha gustado el post, dadle a seguir; para mí es muy importante de cara a conseguir libros para los sorteos <3

viernes, 30 de diciembre de 2016

Dentro del laberinto

.

¡Muy buenas, furcifans!


Con treinta años de retraso, os dejo con una nueva reseña de película, la última que vi con Carmen y Sergio en mi fin de semana en Valencia.

De nuevo me asombro porque, a fin de cuentas, ¿quién no ha oído hablar de ella? Pero yo nunca he llegado a atisbarla en la parrilla de la televisión, y tampoco tengo la culpa de haber nacido cinco años después de su estreno XD En fin, una pieza más de la cultura cinéfila (a nivel mundial) ha encajado por fin en mi cabeza. Y me ha gustado tanto que se me ha ido la pinza, creando un argumento paralelo que ya me diréis si os encaja o no. Sin más, os “presento” a Jareth.


A priori, se nos presenta una película de fantasía y aventuras. Conflicto, desarrollo, resolución. Magia. Canciones. Pantalones ajustados marcando paquete. BOLAS DE CRISTAL QUE HIPNOTIZAN. Y dices “me va a molar”. Solo para sumar, encima sale David Bowie. En este punto no tengo mucho más que añadir: todos sabemos la increíble huella como músico, poeta y ser humano que ha dejado en el mundo. Y si yo en algún momento de mi vida supiera que mi final está cerca, me gustaría afrontarlo con la entereza y racionalidad con la que el señor Bowie lo hizo: me iré, sí, pero lo haré despidiéndome como a mí me salga del papo (cada vez que le das al play, David resucita).

Space oddity también me gusta mucho <3

En fin, stap! El tema ahora es entrar Dentro del laberinto.


Una jovencísima Jennifer Connelly interpreta a Sarah, una adolescente un poco gilipollas; en serio, ¿nadie ha querido darle una hostia durante los cinco primeros minutos de película? Yo entiendo que si tu madre ha muerto y tu padre se ha vuelto a casar con alguien a quién no soportas, y que encima ha tenido a un niño que da un poco por culo, te muestres… irascible. Pero madre mía del amor hermoso, es que Sarah directamente es apalizable. En lo único con lo que puedo empatizar con ella es que está obsesionada con un libro llamado Laberinto, cuyo protagonista (Jareth) es el Rey de los Goblins.

La trama se desarrolla de manera constante y lógica, dentro de una ficción mágica (claro está): Sarah debe quedarse a cargo de su medio hermano Toby durante la noche, ya que su padre y su madrastra se van de farra. La cría se dedica a coger al bebé de malas maneras, casi gritándole, mirándole con odio (de verdad, que sillazo en la espalda necesitas). Al final, observa a la pobre criatura con infantil condescendencia y le suelta algo en plan “ojalá los duendes se te llevaran”. Pues ea, dicho y hecho: los bichos aparecen y cogen a la criatura. También aparece Jareth, interpretado por un Bowie en un momento especialmente FURCIO de su existencia. De verdad, lo ves aparecer rodeado de ese halo misterioso que le impregnaba y es como “llévame a mí también”.

Lo sé, él no movía las bolas, pero slkfnlskdjnf…

La noche se complica, Sarah: tienes trece horas dentro del tiempo del reino de los duendes para atravesar el laberinto y rescatar a Toby. Pasado ese tiempo, el niño se convertirá en uno de ellos.

Tela con el trabajo que tiene esta película a sus espaldas. Hay que tener en cuenta que se grabó hace 30 años con marionetas y gente disfrazada, maquetas y lo mejor de lo mejor por aquella época a nivel digital (que se quedaría en primero básico de nuestra tecnología actual). Tengo la misma sensación que con “Los Goonies”: si se hiciera hoy la película, ¿molaría tanto? 

Your ovaries are mine.

Pensamientos repentinos aparte, cómo mola el laberinto, copón. Sarah lo tiene muy jodido: no deja de cambiar, hay peligros acechando en cada esquina, acertijos, pruebas de valor, bestias… todo ello convierte a Sarah en una chiquilla un poco más madura, más paciente, que comprende que la vida no es justa, pero que hay que afrontarla. Sarah va a encontrarse con una serie de personajes que la ayudarán (más o menos) a lo largo de su aventura: Hoggle es uno de ellos, aunque siempre va a debatirse entre facilitarle la labor y putearla, pero no porque tenga un fondo cruel, simplemente por temor a las posibles represalias de Jareth. En realidad no es una marioneta, es un señor de Soria que pasaba por allí.

Ludo también se une al equipo rescate. Es un gigantesco bicho peludo que mola un montón, me parece tan achuchable <3 <3 <3 Además, tiene poder sobre las piedras, lo cual es clave en varios momentos de la película: espachurra goblins, crea apoyos donde antes no había más que peligro… mola, mola.

El grupo se completa con Sir Didymus y su fiel perro Ambrosius, que demostrarán su coraje y gallardía a la hora de enfrentarse al enemigo común (me encanta Didymus XD).


Como no puede ser de otra manera, Sarah deberá enfrentarse sola a sus miedos, representados por Jareth. Conforme avanza la película ya intuyes que hay salseo del bueno (mítica escena del baile con As the world falls down de fondo, canción que llevo escuchando desde que vi la película en modo bucle), pero el final me parece de lo más apoteósico a nivel de representación machista. Y es que realmente lo que Jareth pretende ofrecer a Sarah es la ilusión que todo maltratador ofrece a su víctima:

Témeme, ámame, haz lo que te ordene y seré tu esclavo.

Y ahí es cuando a mí se me empezó a ir la pinza, porque sí, vi una película de entretenimiento, fantasía y marionetas, pero el fondo es el de una relación tóxica. Aislar a Sarah, poner su vida en peligro, ofrecerle quimeras, decirle que al someterse él será su esclavo… 

MOMENTO LOKER OVER 9000 (en el que me vais a decir “¿pero qué clase de mente enferma tienes, muchacha?”). ¿Y si Dentro del laberinto es algo más complejo que la fantasía adolescente de la protagonista? ¿Y si Toby no es su hermano? ¿Y si estamos hablando de una víctima de un suceso traumático que tiene un hijo y se refugia en un mundo en el que escapar de lo ocurrido? La agresividad del principio de la película para mí estaría justificada, más que si me dices que es “porque no soporta a su madrastra”. El objetivo real de su odio es el bebé, es lo que quiere hacer desaparecer, es el fruto de su sufrimiento, un recordatorio permanente. Si fuese el caso, si la mente de Sarah crease ese laberinto para afrontar su pasado y encarar su miedo hacia la persona que abusó de ella, ¿no sería más lógico el diálogo final? No tienes poder aquí, ya no, no vas a gobernar más sobre mi mente, acepto a Toby y cuidaré de él, me lo llevo conmigo. Si me vendes la película como una fantasía te la compro, ¡te la compro! Porque me ha encantado ese mundo mágico, y la idea de que Sarah simplemente evoluciona de niña a mujer al rechazar vivir como emperatriz en el reino de los duendes me gusta. Pero si me lo das como la resolución psicológica de un conflicto, aceptación del pasado y de sus consecuencias, TE HAGO LA OLA.

En fin, que mola un montón, que las canciones son de David Bowie (la banda sonora, de Trevor Jones) y que te echas unas buenas risas con las paranoias que van saliendo. Desde aquí hago un llamamiento: no quiero que hagan una versión (fans a muerte de la película, guardad vuestros machetes), solo quiero que alguien maquille a Ville Valo así y le graben mirando a cámara diciendo “Just fear me, love me, do as I say and I will be your slave”. Sí, no he dicho Mads Mikkelsen por dos razones: Valo también es cantante...

Y le sienta muy bien que le maquillen <3

... y se me haría MUY RARO ver a Mads con cejas ò.ó



Mañana haré una entrada especial de fin de año hablando del sorteo que voy a comenzar ^^ ¡No os lo perdáis! Nos leemos, furcifans :*

Si os ha gustado el post, dadle a seguir; para mí es muy importante de cara a conseguir libros para los sorteos <3

jueves, 29 de diciembre de 2016

Presentación en Manhattan Cómics 17/12/16

.

¡¡Muy buenas, furcifans!!

Lo sé, os prometí esta entrada hace días, ¡y no ha sido por no querer plasmarlo todo! He pillado un buen trancazo; faringitis, sinusitis, otitis… salvo encefalitis, el mal que acosa a Will Graham en la T1 de Hannibal, creo que tengo todas las -itis que pueden tenerse de cuello para arriba T*T Y lo peor de todo, me han rescindido el contrato del trabajo que encontré. En fin… que las cosas nunca vienen solas, ¿verdad?


De lo que quería hablaros en esta entrada es de la presentación del día 17 en Manhattan Cómics <3 Quería hacer algo muchísimo mejor, que era un directo vía Facebook, pero visto que mi voz de camionero fumador de puros no remite, tendré que hacer entrada de blog.

La verdad es que nada más llegar a la tienda me pareció haber traspasado la puerta de casa. Libros y cómics por todas partes, mangas, funko pops, merchandising de todo signo y pelaje… yo sería feliz trabajando en Manhattan Cómics (qué carajo, yo sería feliz viviendo allí X’D). Y estoy segura de que Julia sentiría lo mismo que yo <3 Lo malo de los lugares acogedores pero llenos de gente es que llega un momento en el que ya no sé qué frente atender: por una parte me hubiera gustado analizar cada rincón, atesorando información y haciendo mentalmente la lista de cosas que voy a comprar cuando tenga pasta (además de Funkos quiero comprarles Los invisibles, recomendación de uno de los dependientes, Khristian, quién, por cierto, flipó con la banda sonora de Cicatrices XD I y II). 

Pero claro, el tiempo apremiaba y tenía que socializar (aunque creo que no lo hice muy bien): conocí en persona a Noel, ser humano extraordinario por su calidez, por su fuerza, por su vitalidad. También pude charlar con Liz Dust, que convirtió la presentación en un coloquio a dos bandas con Elena Montagud. Empezó a llegar gente y decidí que era momento de una retirada estratégica: me guarecí en la silla que se me había asignado, que además estaba en un rinconcito muy mono <3 Me aferré al paipay que me habían regalado nada más entrar y me sentí segura. La verdad es que, aun faltando gente (porque la verdad es que hizo un fin de semana de perros), Manhattan Cómics se llenó. Si empiezo a dar ahora las gracias me voy a repetir más que el ajo, así que las dejo para después haciéndoos saber que estoy enormemente agradecida por todo.


Algunas de las personas que estuvieron conmigo :D 
El resto estaba atacando los aperitivos XD

En ese momento, Noel me hizo posar y me preguntó por el móvil. Yo, como cándida e inocente florecilla que soy aunque escriba porno, le contesté que no se preocupara, que lo tenía en silencio y a salvo en la mochila, que no iba a sonar. En realidad, el muy puñetero (con cariño) lo preguntaba para saber si podía ver o no el texto que iba a acompañar a la foto:

Susana Bielsa NO SABE que va a recibir una GRAN SORPRESA 
durante la presentación de #Cicatrices!!!

Como tenéis el vídeo completo de la presentación, me salto el grueso de la misma y continúo con lo que no se vio: firmé un montón de libros, hicimos un sorteo de dos furci cajas y el resto se puso hasta las trancas de empanada (riquísima por lo que me han comentado, enhorabuena al hacedor :D), bombones y bebida; y digo el resto porque entre una cosa y otra, yo solo caté dos mini saladitos y un bombón T*T

Por cierto, las furci cajas contenían lo siguiente: un condón, dos velas, una bolsa de pétalos de rosa aromáticos, una pulsera de Manhattan cómics, un papelito en el que se podía encontrar dos códigos para descargar gratis Cicatrices 1 y 1.2, una piruleta y chocolatinas (para el post sexo, hay que recuperar energías). Así que ya sabéis, la próxima vez que haya presentación de Cicatrices en vuestra ciudad… ¡no os la perdáis! :P

Bernabé subió la foto de su premio a Facebook, 
pidiendo que alguien se hiciera cargo de sus hijas una noche X’D

Decir que me emocioné como una tonta cuando apareció Carolina Bensler, es quedarme corta. Decir que os agradezco de todo corazón vuestro apoyo, vuestro calor y vuestra compañía, es quedarme corta. Nunca pensé que pudiera llegar a publicar nada, y sé que tal y como estoy en estos momentos (bloqueada, saturada, sin poder juntar más de dos palabras a nivel narrativo / ficción) no voy a volver a escribir nada que merezca la pena. Agradezco a los dioses haber escrito la tercera parte antes de semejante caos cerebral, porque ahora mismo… ahora mismo simplemente no puedo. Me dice Carol que es normal, que no me preocupe, que es que en dos años llevo tres novelas de más de 120.000 palabras, un spin off y varias participaciones en antologías, sin contar con los dos NaNoWriMos (un thriller y una novela Z), un chic-lit que tengo empezado, otra erótica que tengo a medias… pero… en fin, que voy a disfrutar de Julia cuanto pueda, ya que no sé si voy a volver a publicar nada XD

Lo único que me queda por contar es que no estoy acostumbrada a las demostraciones de afecto fuera de mi círculo más íntimo de amigos / familiares. Me hace especial ilusión el hecho de reencontrarme con lectores y amigos, con Carol, de estar en Manhattan y de recibir… ¡REGALOS! OMG, ¡¡REGALOS!! Manhattan me hizo miembro honorífico de la tienda, me dieron pulsera, paipay y postal firmada. Las chicas del club de lectura me obsequiaron con un llavero (recordatorio del III aniversario del mismo que lleva una mariposa, un árbol de la vida, un libro en miniatura y un detallito en plan fusta porno); Montse N. Ríos me trajo un ejemplar de su obra, Los archivos secretos de Hora de Aventuras, que gané en un sorteo. No es un regalo per sé, pero el cariño con el que me lo dio era genuino y atesoro el momento. Sonia me dejó alucinada: nos conocimos gracias a una marioneta de Severus Snape en la Fira del libro de Valencia, y desde ese día nos hemos mantenido en contacto. Lo que no me esperaba era que me regalara La enciclopedia de Harry Potter (Guía no autorizada), un bolso de Vivienne Westwood (Nana) y… ¡¡¡¡EL NIFFLER!!!! POR FAVOR, MUERO MUCHO DE AMOR. No me olvido tampoco de las galletas que comí después (menudo vicio, tengo que volver a preguntarle la marca XD). Además, muchos me firmásteis en mi libro de recuerdos (una agenda que llevo para recordar a todos los que han pasado por las presentaciones, pues quiero memorizar vuestros nombres y vuestras caras para siempre).

Mi tesooooooroooo...

En fin, yo… gracias. Simplemente gracias. Aunque luego tenga punzaditas en el corazón porque creo que no me merezco tantas muestras de cariño, pero… GRACIAS. Tendré pocos lectores, pero son los mejores que alguien que se dedica a juntar letras pudiera tener ^^


Antes de irme, os recuerdo links de compra:

Cicatrices 1, Baila Conmigo (Físico - Digital).
Cicatrices 1.2, Abiertas (Digital).
Cicatrices 2, #MilVecesSí (Físico - Digital - Próximamente).

¡Kelonia está de promoción! En estas fechas tan señaladas, 5% de descuento directo en vuestras compras vía web :D



¡Nada más! Mañana espero poder hacer la reseña de la última película que vi ese fin de semana; espero empezar a encontrarme mejor con toda la medicación que me han mandado. Un beso muy muy muy grande, furcifans ^^

Si os ha gustado el post, dadle a seguir; para mí es muy importante de cara a conseguir libros para los sorteos <3

jueves, 22 de diciembre de 2016

Los Goonies

.

Muy buenas, furcifans :D ¿Os ha tocado la lotería?

Yo, como no juego, nunca podré hacer esto XD

Hoy voy a hablar de pasta. De perricas, de dineros, de oros y joyas. Hoy voy a hablar de Los Goonies.


La entrada no va a ser tan extensa como la anterior, pero sí va a tener la misma estructura: hablar un poco de todo, opinión sin spoilers y tochazo.

Lo primero que tengo que decir es que el viernes, después de ver Star Wars e intentar procesar todo lo que había visto, fuimos a comprar cosicas para el fin de semana y la presentación (ya os enseñaré, ya XD), cenamos, vimos el primer capítulo de “Cazadores de leyendas” (menudo puto bodrio de principio a fin XD A Carmen le gustó, a Sergio yo creo que fifty fifty, a mí tendrían que pagarme mucha pasta para ver el segundo) y nos fuimos a dormir. Por fin pude pasar una noche del tirón sin que Julia me despertara <3 En fin, que al día siguiente, después de una ducha, comer y prepararlo todo, me pusieron Los Goonies.


No, no la había visto, y me llama la atención porque la historia es de Steven Spielberg, un director que me gusta mucho (aunque en Los Goonies la dirección corre a cargo de Richard Donner, adaptada por Chris Columbus). Ojalá quitaran una de las emisiones anuales de Ghost (con media docena al año es suficiente) y pusieran películas de corte familiar como la mencionada. Porque sí, Los Goonies es de ese tipo de films que creo que puedes disfrutar en familia, que puede gustar tanto a pequeños como a grandes, aunque tenga un par de puntos en los que se nota que la estrenaron en 1985. Aventuras, romance, superación personal… Los Goonies lo tiene todo :D

Ahora ya, spoilers.

Los Goonies son los incomprendidos del muelle de Goon, un grupo de niños nerds que buscan aventuras, pero que están de bajón porque unos inversores se han apropiado de las deudas del barrio y les van a desahuciar; pretenden derribar todas las casas para hacer un campo de golf. En ese punto también converge la historia de los malos de la película: aparece una familia de delincuentes, los Fratellis, que escapan de la policía después de una ingeniosa huida carcelaria. 

Mikey, Gordi, Data y Bocazas, Los Goonies, entran en el ático del padre de Mikey con el hermano mayor de éste, Brand; allí se tropiezan con un mapa, que cuenta con una serie de acertijos. Es la mecha que prende una aventura que jamás hubieran imaginado: les pone sobre la pista de Willy el Tuerto, bandido pirata, y su tesoro. Willy desapareció con su botín después de un gran saqueo, perseguido por los ingleses, y nunca más se le volvió a ver. Unos años antes de que Los Goonies se pusieran tras su rastro, otro aventurero cazafortunas llamado Chester Copperpot había desaparecido después de empezar a investigar a Willy (reapareciendo en forma de esqueleto bien entrada la trama).

Para ser sincera la película me entretuvo, sí, pero… es que acababa de salir de ver Star Wars, con todos los efectos especiales que Disney ha podido pagar, y ponerme una película donde sale Sloth, que viene a ser un señor con dos kilos de látex en la cara y una dentadura falsa un poco mal puesta, es como “omg, hemos vuelto a la Edad Media del cine”. ¡Y solo han pasado treinta años! Lo que hace la digitalización XD Supongo que todos aquellos que nacieron con la magia del “no hay otra cosa, pongamos máscaras aunque no parezca muy real” no estarán en absoluto de acuerdo conmigo, pero es lo que hay: Sloth me parece de una cutrez absoluta. Eso sí, ver cómo los niños se vuelven y reaccionan ante un barco pirata a tamaño real me pareció increíble, porque me contagió mucho más que cualquier reacción ante cosas que aparezcan después por arte de croma. No es lo mismo para un actor verlo que decir “tengo que creer que delante de mí va a transcurrir X situación mágica”. Yo no estoy a favor de llenar las películas de efectos si estos pueden pulirse con caracterización o construcción, pero en algunos casos es necesario. Es una lástima que estas historias nacieran cuando todavía no había ciertas herramientas digitales… ¿o es peor? ¿Perderíamos ciertos momentos de inocencia en el transcurso de la película? 

Un poquico mal hecho está, ¿no?

La historia es genial, llena de momentos épicos tanto por acción como por risas (la escena en la que Bocazas traduce para la asistenta de la familia de Mikey es genial XD). Eso sí, reírse de los asiáticos por su forma de hablar está superado hace ya un lustro, el mismo tiempo desde el cual poner a dos chicas cuya única preocupación durante todo el film es besar, por fin, a un chico, ha empezado a estar mal visto. En serio, tienes a un grupo de críos muy espabilados detrás de un tesoro pirata, hay muertos, hay bandidos, hay tiros, pero Andy y Stef giran en torno a Brand (la primera porque se lo quiere zumbar, la segunda porque es amiga de Andy Y OBVIO tiene que aconsejarla en todo momento). Supongo que no he conseguido meterme de lleno en la historia por eso, porque me parece un pensamiento que yo no he vivido ni de lejos. Es como si ahora me pusieran una del Oeste en la que la mujer debe casarse con el protagonista “por su bien”; pues la acción podría entretenerme, sí, pero de ahí a que me gustara toda la película…

Tranquilos, al final lo consigue.

Creo que, dentro de treinta años, alguien podría leer a Juls y pensaría «pero esta mierda tan de principios de siglo, ¿qué es?».

Al final pasa lo que tiene que pasar: los bandidos a la cárcel, Sloth a salvo, Los Goonies salvan a sus padres del desahucio y Andy consigue besar a Brand dos veces (ea, ya puede morir tranquila). 


Dicho esto… muero de ganas por leer “El niño que quería ser un Goonie”, de Víctor Blázquez, porque me imagino un libro un poquito más oscuro, lleno de acción, que va a prescindir de historias amorosas enfocadas bajo un prisma ridículo.

¡Nada más! Mañana hablaré de la presentación :D El sábado subiré la última entrada de esta serie “a Susana se le va la pinza”; hablaré de una película que también tiene la tira de años, pero que me gustó mucho más que la que hoy os comento. No sé por qué, pero me llegó a la patata.

¡Nos leemos!

Si os ha gustado el post, dadle a seguir; para mí es muy importante de cara a conseguir libros para los sorteos <3

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Viernes de viaje + Star Wars, Rogue One

.

¡¡Muy buenas, furcifans!! Espero que disfrutéis de este miércoles que amanece soleado en Zaragoza :D 

El fin de semana ha dado para todo y, como estoy un poco loca, he decidido hacer varias entradas al respecto. La primera hablará del viernes y de Star Wars, Rogue One ^^ Antes de que decidáis no leer nada, os digo: al principio voy a hablar de Pokémon (XD); después, de Star Wars. Voy a hacer una primera parte de opinión general y luego entraré en spoilers avisándolo convenientemente. 

La verdad es que el viaje ya comenzó de la mejor manera posible: el autobús llegó a su hora, mi Sensei de la RAE, Sergio R. Alarte, me recogió al momento y empecé a encontrar Pokémon que en Zaragoza no abundan: Electabuzz y Chansey se unieron al ejército de putas Ratattas y asquerosos Pidgeys que tenía preparados para evolucionar. El sorpresón llegó sobre las dos y media, cuando sin esperarlo apareció de un huevo de 5km… ¡un jodido Porygon!


Se lo mandé a Carmen para que me odiara un rato y empecé a cerrar la aplicación para prepararme para lo que se me venía encima: Star wars, Rogue One.

MADS MIKKELSEN.


AY OMAAAAAAAAA <3 La segunda vez que lo veo en grande este año. La verdad es que, después de la pequeña decepción en Doctor Strange (¿en serio teníais que meterle en plan Testigo de Jehová, versión Dormammu?), iba con miedo. Tampoco es que apareciera mucho en los tráilers, así que me esperaba que saliera dos minutos más o menos. Pero va, que me lío: empecemos con la opinión SIN spoilers.


Tengo dos consejos para daros. Si no os gustan las películas de la franquicia SW, no vayáis a verla, vais a tirar el dinero y no está la cosa como para hacerlo (sabiendo que dentro de un mes es mi cumple Y QUE QUIERO UN NIFFLER DE FUNKO POP! XD); tampoco creo que sea recomendable ir a verla si no tenéis ni pajolera idea del universo, porque me da la impresión de que no llegaréis a disfrutar del todo. Sin embargo, si os gusta Star wars, dejad la mente en blanco, pillad por banda el episodio IV antes de ir al cine y disfrutad. Yo lo he hecho, de verdad, como una cría: los efectos especiales están muy conseguidos, la trama yo creo que es suficiente y los personajes no están mal. De hecho, confieso que me ha gustado más que el episodio VII, en la que algunas partes carecían de sentido por completo, como puede ser la no muerte y reaparición del piloto rebelde, Poe Dameron, que te sale ahí con un diálogo terrible tipo “pero, ¿¡tú no estabas muerto!?” “pa k kieres saber eso jaja. No, era broma, sobreviví y ahora estoy aquí para volver a la acción”.

Ni Finn se cree su excusa pobre over 9000. Mirad su cara.

Hay varios personajes dentro de Rogue One que me encantaría destacar: Galen Erso, Chirrut Îmwe y el piloto imperial. Yo creo que a todos os van a gustar estos tres personajes (el resto también, pero ellos en concreto). 

No quiero entrar más en materia, paso a los SPOILERS.

Quiero contaros la historia de manera lineal, no tal y como la muestran a lo largo del film (algo que puede resultar un tanto caótico). A veces me basaré en suposiciones e idas de pinza que me encantaría comentar con quien se atreva a expresarse :D 

Para empezar, tenemos a Galen Erso (Mads Mikkelsen). Este hombre, por lo visto, ha desarrollado una tecnología del carajo basándose en un tipo específico de piedras poderosas per sé, unas que ya daban poder a los sables láser de los Jedi (ahí es nada). Te dejan entrever que ya estaba en ello cuando todavía funcionaba la República Galáctica (todo el tema político de los episodios I, II y III); el intríngulis es que, cuando el Imperio se alza, Galen Erso se exilia a un planeta en plan “me monto una granja de nabos y pollos con mi mujer y mi hija” porque no quiere saber nada ni del Imperio, ni del arma, ni de los que estaban implicados en el proyecto (Orson Krennic, por ejemplo, el malo malísimo interpretado por Ben Mendelsohn). 

En este punto me da la impresión de que el personaje al principio piensa que está ayudando a la República, pero cuando se da cuenta del chocho que se ha montado en el Senado, sale por patas casi odiándose a sí mismo.

El tema es que, por supuesto, le encuentran. La familia Erso tiene un plan: Galen les dirá a los soldados que vive solo y que no va a ayudarles. Mientras tanto, su mujer (extra 1) y su hija Jyn (extra 2, después interpretada por Felicity Jones) se esconderán en un búnker previamente preparado, en el que contarán con la ayuda de Saw Gerrera (Forest Whitaker), rebelde medio terrorista “me lo paso todo por el papo, yo quiero matar imperiales a cualquier precio”. Sin embargo, la mujer es un poco gilipollas y decide inmolarse sin ningún puto motivo al enfrentarse a dos soldados imperiales y a Krennic. A Galen se lo llevan y Jyn se queda sola hasta que Saw la rescata y, cómo no, decide entrenarla. Pero cuando la criatura cumple 16 años, la deja abandonada con dos cuchillos “para protegerla” de todo aquél que quisiera aprovecharse de su parentesco (todos sabemos que lo mejor para proteger a alguien es dejarlo con una mano delante y otra detrás en medio de la jodida nada intergaláctica). 

Pasa el tiempo. Jyn es capturada con un nombre falso y los rebeldes la encuentran y la “salvan” a la fuerza, pues quieren utilizarla para llegar a su padre. Eso es lo que le dicen, lo que se callan es que quieren encontrarlo porque es el motor de la construcción de La Estrella de la Muerte y que, después de hallarlo, van a descerrajarle un tiro en la cabeza por “traidor a la República”. Al mismo tiempo descubres que Galen Erso ha convencido a un piloto imperial cuyo nombre no recuerdo haber escuchado (ni aparece tampoco en google, aunque sí sé que lo interpreta Riz Ahmed) para que se rebele contra sus superiores y lleve un mensaje a los rebeldes: realmente La Estrella de la Muerte se habría construido con o sin Galen, pero el hombre decidió tirarse un farol; les dijo que era imprescindible dentro de la construcción de la nave, todo ello para vengarse. Y lo hace creando un punto vulnerable dentro de la Estrella de la Muerte (UTILIZA LA FUERZA LUKE). También dice dónde encontrar los planos (planeta X desconocido hasta la fecha), añadiendo que lo único que desea es encontrarse con su hija y dejar de estar cautivo. 

Yo ahí con la lagrimilla asomando por ver a Mads pasándolo mal en un holograma. O sea, ¿por qué me hacéis esto, señores de Disney?


En fin, que el grupo de Jyn lo forman la muchacha, el capitán Cassian Andor (Diego Luna; no me gusta para nada, es como un quiero y no puedo de Han Solo, muy extraño, en ningún momento llegué a sentir ni empatía ni furciedad para con él, y eso que el personaje en sí está mejor construido que el de Jyn, que puede resultar hasta plano porque no te explican un carajo), un robot mezcla de Sheldon Cooper con Jar Jar Binks y Terminator (aunque tengo que decir que, al final, me terminó cayendo bien) y dos acoplados a cada cual más pro: Baze Malbus (Jiang Wen), que tiene encima más armas que Tony Stark, y Chirrut Îmwe (Donnie Yen). El tío es la polla, de verdad; un ciego que, sin ser Jedi, parece comulgar con la fuerza (o tiene una flor en el ojete). Pega unos viajes con la vara que da gusto verlo, repitiendo el mantra de “la Fuerza está conmigo, yo soy Uno con la Fuerza”, recuperando parte de esa espiritualidad, esa fe que parece perdida en los episodios I, II y III, en los que la Fuerza es simplemente un poder, un arma, una herramienta. Nada que ver con lo que Obi Wan parece transmitirle a Luke, lo que el Yoda exiliado también le quiere hacer ver.

Saca el palo y se queda solo XD

También se les une el ex-piloto imperial, que cada vez va sumando más puntos para que te lo quieras trasquilar en el sentido furcio de la palabra.

Se suceden las peleas y los efectos especiales. Por poner un ejemplo, una ciudad peta por obra y gracia de La Estrella de la Muerte Y ES BRUUUUUTAL (y lo hace llevándose por delante a Saw Gerrera, que yo pensaba que iba a tener más papel precisamente porque salía un montón en el tráiler). Por cierto, en dicha ciudad aparece un cameo que me hizo hasta gracia: ¿recordáis la cantina de Mos Eisley? En ella, Obi le hace la manicura hasta el hombro a un ser que quiere ventilarse a Luke en el episodio IV; bien, pues tanto él como el amigo se cruzan con Jyn y Cassian XD 

Well, sigamos. Los imperiales descubren que el piloto ha desertado, y que pertenecía a la delegación del laboratorio de Erso. Allá que van un montón de clones y el propio Krennic, dispuestos a pasar por cuchillo a Galen Erso. Y yo en plan 
«mierda, le quieren pegar un tiro los rebeldes y los imperiales. Joder, Mads, ¿qué haces con tu vida, hijo?». Jyn y compañía llegan antes; Cassian lleva el rifle en modo francotirador, pero entre que no tiene tiro limpio y que duda, al final no dispara (¡bien!). Llegan los imperiales, se cargan al equipo de Erso a traición, Jyn grita, Galen la ve, los rebeldes del cuartel general inician una ofensiva con naves interestelares Y SE LÍA PARDA, MIERDA. Al final, Galen termina moribundo en brazos de su hija Jyn. Lo último que le dice: “Tengo tantas cosas que contarte…” Y LA PALMA.


Yo ahí, intentando no llorar demasiado por ver cómo Mads la espicha EN OTRA PELÍCULA MÁS. En serio, está empezando a optar al puesto de Sean Bean T*T Tengo que decir que, aunque es uno de los protagonistas principales y uno de los más desarrollados, experimento de nuevo la sensación de que está desaprovechado. Yo sé de lo que es capaz, porque he muerto de dolor en varias películas suyas muy dramáticas, pero es que me pasa como con Suicide Squad: me faltan minutos para todo lo que han querido enseñar. Me alegra haberle visto de bueno (porque sí, carajo, gracias a Galen Erso la primera Estrella de la Muerte se va a la puta), pero… yo quiero que salga todavía más XD Añado también que pillar a un actorazo como Mads en dos franquicias tan potentes como Marvel y Star Wars y darle dos papeles que solo tienen cabida en una única película cada uno… yo es que en Doctor Strange lo hubiera puesto de Mordo, lo mantengo y lo mantendré siempre XD

Intentando no pensar mucho en ello, cambio de tema. Me ha gustado ver otra vez es al senador Bail Organa (Jimmy Smits). Es uno de los personajes de la segunda trilogía que me resultó simpático de principio a fin, y el hecho de que adoptara a Leia y la educara de una manera tan fuerte, independiente y <3 hace que le admire aún más. En fin, que los cameos molan mucho. Por cierto, Darth Vader… estoy de acuerdo con su aparición, casi podría decir que anecdótica pero ultra mega hiper pro (siempre la lía cuando sale); sí me tocó la patata no haber podido escuchar a Constantino… mero comentario, no sé si a alguien más le habrá pasado, pero no llegó a ser Vader al cien por cien para mí. Puntazo también el de Wilhuff Tarkin, que petó en la primera Estrella de la Muerte (ep. IV), recreado digitalmente debido a la muerte en 1994 de Peter Cushing, el actor que le interpretaba. Siendo sincera, se te hace raro porque se nota del tirón que el tío no existe más allá del poder del ordenador del estudio, peeeeeeero… el personaje ya era necesario en el episodio III y no pudo incluirse como Lucas quería porque la tecnología no estaba lo suficientemente desarrollada. En Rogue One no podía faltar.

Llegamos al desenlace de la película. Si habéis llegado hasta aquí es porque la habéis visto ya o porque no teníais muchas ganas de verla y queréis saber cómo termina. Pues allá va: mueren todos. TODOS. Muere el robot, muere el piloto, mueren los rebeldes que entran en el planeta - base de datos, muere el ciego después de un momento épico over 9000, muere el tío de las pistolas, muere Krennic, muere Jyn y muere Cassian. Caen varios destructores rebeldes e imperiales. Muere hasta el jodido apuntador. Y la verdad es que leches, me gusta. Salí con el corazón roto, sí, pero ya valía ya de finales ultra felices, que en Disney parece que abundan. Sí que es verdad que hubiera agradecido un tono mucho más oscuro durante todo el film, pero… es conclusivo y realmente épico. Está bien cerrar todo. Esta película te enseña lo que Leia quiso decir con “ha muerto mucha gente para conseguir esta información”: coño, es que la palman todos. Y esa última escena en la que Leia recibe los planos de La Estrella… me dieron ganas de aplaudir.

En definitiva, opino que Rogue One mama directamente de las dos trilogías, porque te mete el final de la política del episodio III y todo lo bélico, acción a punta pala, del IV. ¿Fallos? Pues claro, el cambio de director y todos los problemas técnicos, amén de escenas que me da la impresión de que han cortado para meterlas en la versión extendida, que joden por omisión el desarrollo de algunos personajes, pero… no seamos haters, la película no está para nada mal y el último tramo es REALMENTE ÉPICO. Me da la impresión de que es mucho más humana que la trilogía original, porque salvo Han Solo, hasta ahora todos eran o buenos o malos. En la trilogía “nueva”, parecido, salvo Anakin (que a mí personalmente me gusta por esa evolución a la maldad, aunque no triunfe entre los fans en general). Aquí hay grises y lo enriquecen todo.

¡S’acabó! Por hoy, claro, porque mañana… ejem, ejem… ¡más! He visto otras dos películas este fin de semana y también quiero hablaros de la presentación. ¡Que la Fuerza os acompañe! ^^





Si os ha gustado el post, dadle a seguir; para mí es muy importante de cara a conseguir libros para los sorteos <3

jueves, 15 de diciembre de 2016

No sé gestionar las emociones

.

¡Muy buenas, furcifans!

No tenía previsto escribir esta entrada, pero siento que, si no lo comparto, me voy a colapsar. Nunca se me ha dado demasiado bien gestionar emociones y pensamientos si estos se manifiestan a la vez, de repente o cuando estoy alterada de alguna manera. Y claro, todos sabemos que las cosas siempre vienen de una en una, para darnos tiempo a somatizar y procesar todo, ¿verdad?



Voy a intentar ilustraros con gifs todo lo que siento en estos momentos XD

La primera emoción que me embarga es la de felicidad absoluta. Vuelvo a Valencia, me reencontraré no solo con Carmen y Sergio (a los que adoro), también con compañeros de editorial (Ana, Juanjo), de agencia literaria (Elena), lectores y conocidos en general ^^ Además, he estado guardando cosas en el Pokémon Go para subir niveles como una loca nada más llegar XD



Pero claro… vuelvo porque tengo presentación. Los nervios me corroen: ¿saldrá todo bien? ¿Nos lo pasaremos genial? ¿Vendrá mucha gente? ¿Se venderán muchos libros? Yo sé que todo está dispuesto para que la presentación salga a pedir de boca, pero mi cerebro a veces hace de las suyas.


¡Deja de pensar por mí, cerebro!

También siento… picardía. Kelonia y yo hemos preparado dos cajas llenas de sorpresas para sortearlas entre todos los asistentes XD Sé que durante la charla vamos a hablar de las escenas subiditas de tono, y creo que habrá más de un sonrojo :3



Pero no es el único sentimiento que me viene por el evento, no. Obviamente también estoy ilusionada, muy contenta y satisfecha tanto conmigo misma como con Kelonia y Manhattan Cómics, pero… sigue resultándome incómodo estar rodeada de gente. No consigo acostumbrarme, y mi incapacidad de adaptación también me agobia. Es frustrante, porque anticipo el agobio que voy a sentir y lo multiplico. No tengo la capacidad de decir “vale, me permito sentir nervios hasta X punto”, no; siempre me sobrepasa. Me dan ganas de acurrucarme en un rincón de silencio y poca luz.



También tengo mucho miedo. Al fin y al cabo, cuando te esfuerzas tanto en algo, le pones tanto corazón, si luego no gusta es un palo. Y no solo temo que no os guste, es que les he puteado unas cuantas veces y me vais a querer matar XD Ya dijo tito Martin: el miedo hiere más que las espadas. Qué razón tienes, maño…



Aunque el sentimiento es muy bipolar, porque sé que las putadas que he hecho al final os sorprenderán; me encantaría ver por una rendija vuestras reacciones XD



Estoy ilusionada. He encontrado un trabajo muggle, algo que no está relacionado con la magia de la literatura, que me va a servir para continuar con los viajes, las presentaciones, para tener pasta y cotizar (ya sé que nunca voy a poder jubilarme, pero nunca está de más).



Y básicamente es todo lo que puedo decir antes de perder la paciencia con blogger. Sigue dando problemas de cara a realizar las entradas, y aunque me lo escribo todo en un Word y luego lo paso, al poner las imágenes y el texto me vuelven loca. Hoy tengo un montón de recados que hacer, ¡así que no me entretengo más!



Os recuerdo que la preventa de #MilVecesSí está on fire
Toda la información, aquí

¡Pasad muy buen jueves, furcifans! Nos leemos a la vuelta :D




Si os ha gustado el post, dadle a seguir; para mí es muy importante de cara a conseguir libros para los sorteos <3

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Tejidos y novedades...

.

...que no es lo mismo que "te jodes y no ves nada".

¡¡Muy buenas, furcifans!! Creo que soy una de las peores creadoras de contenido del mundo D: Siento no poder seguir una rutina concreta de cara a publicar entradas (creedme, LO DETESTO), pero es que tengo la cabeza a punto de estallar. Estoy muy saturada a bastantes niveles, y cuanto más abarco menos aprieto. Quiero informaros más detenidamente sobre tres novedades: próximas publicaciones / preventa, mi primera presentación de Cicatrices 2 y una iniciativa a la que me he apuntado porque claro, TENÍA POCAS COSAS ENTRE MANOS XD

Para empezar, e intentando ser breve y concisa, os dejo con la cubierta y la sinopsis de Cicatrices 2, #MilVecesSí.



ES JODIDAMENTE PERFECTA

Todo el mundo tiene cicatrices… y muchas no se aprecian a simple vista.

Julia ha comenzado a sanar sus heridas. Ha aprendido por el camino que aunque no va a dejar de ser como es sí que puede disfrutar con las personas positivas que la rodean: sus amigos y su pareja. Ha asumido que debe impedir que el miedo rija su vida. Sin embargo, los secretos amenazan la estabilidad que ha logrado alcanzar: Julia ha guardado para ella los de su pasado, Pauline le ha exigido ocultar uno de consecuencias impredecibles, Matt ha callado el suyo y Grethe tiene mucho que decir.

Hay quien asegura que el amor todo lo puede, pero ¿será verdad? ¿Será el de Matt y Julia lo bastante fuerte como para superar todos los obstáculos?


Y ahora… ¡sorpresa! Kelonia se tira a la piscina con Matt, va a salir en papel y tendrá mucho que ver con la preventa :D



Me estoy enamorando del arte de Carolina Bensler <3

Y es que, si os hacéis AHORA con la segunda parte, vais a encontraros con un par de sorpresas:

>Para empezar, todos van a llegar a casa CON GASTOS DE ENVÍO GRATIS y FIRMADOS, con dedicatoria bien bonica. También incluirán un marcapáginas.


>Los que rellenásteis el formulario para adquirir el spin-off en papel, demostrando vuestro amor por el universo de mi recogidica y abrazable Aspie-girl, lo recibiréis GRATIS con vuestro pedido.

>Los que adquiráis la segunda parte en la preventa entraréis automáticamente en el sorteo de uno de los diez spin-off en papel que ha reservado Kelonia para tal menester. ¡¡Mucha suerte!!




Sinceramente, no sé a qué estáis esperando si os gustó la primera parte XD ¿Os dais cuenta de todo lo que vais a recibir por comprarlo ahora? Madre mía, ojalá todas las lecturas que me gustan tuvieran semejante nivelón X.X

No me entretengo: ¡primera presentación confirmada! :D



Para mí es un subidón que vaya a presentarme Elena Montagud.
Es otro nivel <3

Os espero a tod@s allí ^^


TERCER ASUNTO




El otro día os mencionaba de pasada que una bloggera súper maja (<3) me había adoptado dentro de una iniciativa literaria. La plataforma “Adopta una autora” se lleva a cabo no solo para fomentar la cultura y la lectura, también va a girar alrededor de una idea fundamental: sacar a la luz autoras desconocidas. Claro, Esther lo ha hecho conmigo, pero leches… yo también tengo blog.

Estuve pensando qué hacer. He conocido a un montón de autoras increíbles de un tiempo a esta parte, así que decidí hacer cribas: primero, no haber publicado hasta ahora nada sobre ellas. Segundo, tener al menos un libro en mi poder con el que empezar. Tercero, que a pesar de su talento fueran verdaderamente desconocidas. Con esas tres premisas en la mano decidí que esa autora sería Mariela González :D

Así pues, desde enero y hasta final de año voy a publicar una serie de entradas relacionadas con ella. El primero, una entrevista con biografía y trabajos. El segundo, la reseña de “Historias del camino”, su última publicación. Después… lo que me dé tiempo, la verdad X’D Tengo todo un año para intentar leer todos sus libros.


¡Nada más, furcifans! Pasad un magnífico puente ^^



Si os ha gustado el post, dadle a seguir; para mí es muy importante de cara a conseguir libros para los sorteos <3

jueves, 1 de diciembre de 2016

Deseo, libido, diversificación

.

¡Buenos días, furcifans! Ya llegó diciembre, ya está aquí la Navidad <3


Sé que algunos no concedéis mayor importancia a las fiestas, o quizás sois más de Saturno, Frey, Huitzilopochtli o Inti. La verdad es que para mí nunca ha sido algo que celebrar obligatoriamente, ni lo he ligado a una religión en particular, pero no puedo evitar sentir que la gente está como más contenta, o quizás esperanzada porque 1) el año ha sido malo y esperan que el siguiente sea mejor, 2) el año ha sido muy bueno y esperan que el siguiente lo siga siendo o sume puntos. Sea como fuere, diciembre siempre está relacionado con fiesta, descanso, mantita, hobbies y familia / seres queridos.

La entrada de hoy pretende ser especial por varios motivos; el primero es felicitar a todos aquellos que sientan que tienen algo que celebrar. El segundo es hablaros de algo que me toca de cerca, de lo que he intentado concienciar en mi trilogía, algo que parece que nadie se pregunta si no le pasa a él o a un ser querido. Amparada en la anteriormente mencionada sensación de familiaridad y socialización de estos días, os comento lo siguiente:

Todo el mundo desea sentirse amado y aceptado tal y como es. Y a no ser que una persona sea asexual per sé, todo el mundo siente deseo y tiene ganas de compartir su sexualidad con alguien.


¿A que parece obvio? Pues resulta que no lo es, porque nadie entiende esto cuando hablamos de una diversificación física o psíquica.

Antes de seguir con el tema principal, entremos en lo básico: ¿qué es el deseo? ¿Qué es la libido?

Deseo: se dice del anhelo de saciar un gusto. El deseo es la consecuencia final de la emoción inducida en origen por la variación del medio. La cadena causa-efecto que le corresponde es la siguiente: Emoción → Sentimiento → Deseo. Tanto puede hablarse de querer comerte un caramelo como de querer desnudar a otra persona.

Por otra parte, la libido (del lat. libido: «deseo», «pulsión» y en un sentido estricto: «lascivia») es un término que se usa en medicina y psicoanálisis de manera general para denominar al deseo sexual de una persona.

Dato: La mayoría de los médicos y psiquiatras consideran que un nivel de libido inferior a lo «normal» representa una patología. Así que lo normal, para todo el mundo, es sentirlo.

Es conveniente explicar que estas emociones, este deseo, esta libido, sobrevienen de una manera hormonal: la serotonina se desploma, sube la dopamina, las hormonas sexuales (testosterona, por ejemplo) toman el control y se alteran. El cortisol hace de anfetamina natural, creando adicción. La oxitocina y la vasopresina también hacen acto de aparición. Así pues, a no ser que todas estas hormonas fallen, todo el mundo siente deseo, y si no tienen sexo es porque no quieren.

O no pueden.

Y aquí entro con el tema principal. Carolina Bensler me chivó que hace un par de días emitieron en la TV3 catalana un reportaje sobre el deseo en las personas con algún tipo de discapacidad y su derecho a llevar una vida sexual sana.

Duele sinceramente saber que hay madres que, cambiando a su hijo, han tenido que pasar por la experiencia de ver una erección y decidir masturbarle porque él no puede. ¿Podéis haceros una idea de lo traumático que es para los dos? El sexo debería ser algo privado de cada uno, un aspecto de la vida compartido solo con quien esa persona elija, y desde luego que todos estaremos de acuerdo en que NO debería ser entre padres e hijos. En ciertos países nórdicos todo esto está regulado, entra dentro de la sanidad de cada país: trabajadores y trabajadoras sexuales a disposición de estas personas, si lo desean. Sigue siendo triste, porque al fin y al cabo no hablamos de amor, hablamos de una manifiesta necesidad fisiológica, pero… al menos no lo hace un progenitor.


No hace mucho, en una de mis presentaciones, una chica de mi edad me dijo “me ha llamado la atención la temática del libro, yo pensaba que los autistas no tenían sexo”. Y fue una especie de puñalada. Yo no culpo a la muchacha, obviamente, pero jode la imagen de niño asexual, de ángel enviado por algún dios extraño, relacionado con el autismo. Obviamente hay grados, hay trastornos derivados, hay personalidades que se cierran en banda a compartir su espacio con otro ente, ¡pero el deseo sigue ahí! Y no todos los autistas viven su vida de la misma manera, al igual que no hay dos seres humanos idénticos. Compatibles, parecidos, sí, pero no idénticos. Pues con una persona con un trastorno del espectro autista pasa lo mismo. También llama la atención comentarios de “me ha gustado la historia, pero es que la protagonista tampoco piensa de una manera tan diferente a la mía”. ¿Por qué tendría que hacerlo? Nadie tiene un ordenador procesando su cerebro. No es lo mismo tener carencias en el ámbito social o no saber expresarse que no amar, que no desear, que no sentir la necesidad de ser querido por otra persona. Lo que hay que hacer es fomentar el respeto y asesorar adecuadamente a todas las personas que conviven con cualquier tipo de particularidad, porque no ven la maldad del mundo y son más vulnerables a ella.

Hay tantas barreras que derribar que una a veces piensa que no le va a dar la vida :( Tampoco es que ayude mucho que uno de los pocos referentes de Asperger / autismo hoy en día sea Sheldon Cooper, un ser humano que firma un contrato con su novia y que tiene relaciones no porque quiera, sino porque se incluye en algún párrafo. Puede que una persona sea así en alguna parte del mundo, pero no es el modelo de todos y cada uno de los hombres que conviven con el trastorno del espectro autista (por no hablar de las mujeres).



Cambiando un poco de tema, dentro de poco tendréis noticias de Julia y Matt :D Oh, y acabo de ver en Facebook que me han adoptado en una iniciativa literaria. Creo que, durante un año, van a hacerme alguna entrada especial D: Ay madre, tengo que hablar seriamente con Esther García Sanz, adoptante inesperada, para saber de qué va el tema (porque últimamente estoy en la parra).

Si os ha gustado el post, dadle a seguir; para mí es muy importante de cara a conseguir libros para los sorteos <3