lunes, 14 de noviembre de 2016

Hoy entrevisto a...

.

¡Muy buenos días, furcifans! <3

Hoy estreno sección del blog, una en la que poder chafardear con gente guay con la excusa de que les estoy entrevistando X’D Mads Mikkelsen no me ha cogido el teléfono de momento, así que me he preguntado: ¿quién es, hoy por hoy, el furcio español por antonomasia? ¿Quién suda carisma por todos los poros de su cuerpo? ¿Quién ha sido capaz de enamorar a media España en dos capítulos? ¿Por qué una reina querría someterse a un monstruo contrahecho pudiendo tener a un rey yaciendo en su lecho?




He tenido el gran honor de poder interactuar con él a través de las redes sociales, y os voy a mostrar el resultado ^^ Pero, ¿quién es Víctor Clavijo y en qué lugar se enamoró de la interpretación?

Jajaja. Gracias por la introducción. Pues me enamoré de la interpretación siendo muy niño. Me gustaba hacer el payaso en casa y disfrazarme con lo que encontraba por ahí. Pero el verdadero flechazo creo que se produjo alrededor de los 14 años. Sentía que vibraba de un modo especial con las películas de Charles Chaplin y con las de James Dean. En mis manos cayó un libro que tenía mi padre en casa sobre actuación: nada menos que "La construcción del personaje", de Stanislavsky. Lo empecé a leer y aquellas páginas que narraban el proceso de creación de un personaje, de búsqueda, el ambiente teatral de una escuela de Arte Dramático en la Rusia de antes de la Revolución… me atraparon. En esa misma época emitieron en televisión una serie documental sobre el Actor's Studio y otra sobre la Historia del Mimo. Y todo ese cóctel hizo efecto en mí. Al año siguiente me apunté al aula de teatro del Instituto donde estudiaba y, al mismo tiempo, a una compañía de teatro independiente de la comarca donde vivía. Cuando estrené mi primera función de teatro y sentí que me evadía como nunca me había pasado, que de algún modo trascendía a mi realidad, entendí que ya estaba irremediablemente perdido. Me prometí ser actor.

Videobook de Víctor. 
Encontraréis fragmentos de algunas de los proyectos en los que ha participado.



Felicidades, por cierto, por el premio Místico especial. ¿Compartes con nosotros lo que sientes?

Ha sido un premio muy emotivo, porque me lo dieron en el Teatro de mi tierra, Algeciras, al que me llevaban mis padres y en el que vi mis primeras funciones, y puede que también mis primeras películas. Y allí se congregaron amigos, antiguos profesores… gente muy querida que me conocía desde pequeño y otra que, sencillamente, seguía mis pasos. Fue un premio muy especial a propuesta del Festival Algeciras Fantastika y Ángel Gómez, y en el que intervenía también el propio Ayuntamiento. Estaba tan emocionado que tuve que interrumpir el discurso en tres ocasiones porque me iba a poner a llorar. El día siguiente tuve la ocasión de visitar mi Colegio casi 30 años después, donde me recibieron mis antiguos profesores, los nuevos alumnos, antiguos compañeros de pupitre… y me dieron una gran muestra de cariño en un homenaje especial. Acto seguido visité el Instituto de la mano de mi profesor de Teatro, el pintor Pepe Barroso y otros antiguos profesores. En definitiva, ha sido un reencuentro con mis orígenes muy emotivo y me he sentido muy querido. He vuelto con las pilas cargadas y con una gran caricia en el corazoncito, sintiéndome un poco profeta en mi tierra, y eso es un lujazo. Y todo ha sido promovido por un profesor del Colegio al que tengo un gran cariño: Víctor Torregrosa, que llevaba tiempo empeñado en prepararme algo así. Ah, por cierto, aprovecharon para darme el Ceritificado de Estudios de la EGB, que no lo había recogido... jajaaja… ¡¡¡30 años después!!!



¿Qué proceso sigues cada vez que un papel cae en tus manos?

Casi siempre tengo la misma sensación… no sé muy bien por dónde empezar. A veces un golpe de intuición me indica el camino, y en otras ocasiones es el propio estudio del personaje (quién es, lo que le ocurre, etc...) el que me va marcando poco a poco el lugar por el que tirar. Pero casi siempre la intuición es más acertada que el propio estudio. Aún así, analizo profundamente todo lo relativo al personaje: carácter, objetivo, conflicto, arco dramático, biografía personal, motor interior, motivaciones de cada escena, aspecto físico, etc... Trabajo de dentro a fuera, aunque también imagino el físico y la calidad de movimiento del personaje, que a veces contiene más información y da más datos que un estudio psicoanalítico más racional. Uso el análisis pero también la imaginación, que es muy poderosa. Digamos que combino técnicas de un modo intuitivo, según siento en cada ocasión… A veces una sola palabra que defina al personaje es tan acertada que te da el motor para encarnarlo con facilidad. En otras ocasiones, la pelea con el papel es mayor y uno no termina de encontrar ese motor que te ponga en el disparadero, que te permita entenderlo y hacerlo con sentimiento de facilidad. Trabajo lo emocional, lo físico y también la imaginación. Son los tres elementos con los que construyo un personaje y el modo de llegar a ellos es a través del estudio y de la intuición, pero la intuición hay que alimentarla con mucho estudio, dar material al subconsciente para que haga su propio trabajo al mismo tiempo que uno trabaja a un nivel consciente otros aspectos del personaje. Últimamente trato de trabajar más con la libertad y lo lúdico: es donde uno puede hacer hallazgos brillantes.


Te sigo en algunas redes sociales, en las que te muestras bastante activo (me encantan tus fotos <3). ¿Cómo te lo montas para permanecer disponible sin que afecte a tu propia privacidad?

En las redes sociales nunca, o casi nunca, comparto aspectos de mi intimidad. Creo que es importante mantener un misterio, para que el público pueda creerte en los papeles que interpretas y no esté contaminado por una opinión concreta sobre la personalidad o la vida del actor. Yo soy un intérprete y solo quiero dar a conocer mi trabajo, no mi vida. Teniendo eso claro, interactúo sobre aspectos que tengan que ver con mi trabajo: promoción, contestar a gente que te dice algo bonito o te pregunta algo relativo a algún proyecto. En instagram cuelgo fotos que hago (todas analógicas, es decir, en película), porque soy un gran aficionado a la fotografía y me gusta compartir esa afición… ni siquiera uso esa herramienta para promocionarme como actor, porque la enfoco más hacía la fotografía y quiero que haya una unidad de estilo. Facebook es quizá la herramienta más personal en la que comparto todo tipo de cosas: opiniones, fotos, recomendaciones… pero no es un perfil público, de modo que lo que comparto queda "entre amigos". En cuanto a permanecer disponible para las redes, procuro siempre contestar a todos los mensajes, porque me parece de recibo hacerlo cuando alguien se ha tomado la molestia en escribirte algo bonito… aunque no siempre puedo atender a todos los mensajes, claro.


Confiesa, ¿gato o perro? ¿Tienes mascotas? ¿Un animal que te represente?

Tengo dos gatas que eran de mi mujer y estoy encantado con ellas. Estuve muchos años sin animales domésticos, pero ahora no concibo no volver a tenerlos. Me encantaría tener un perro, pero el tipo de vida que llevo, con tantos viajes, me impide asumir la responsabilidad que implica un animal así. No me he parado mucho a pensar qué animal me representa, pero si tuviera que elegir a uno, sería el caballo.


Me gustaría empezar las preguntas que tienen que ver con tus personajes comentando una actuación en concreto, mi favorita: tu papel en Los tres cerditos, clásico reinterpretado por Antena 3 en su serie “Cuéntame un cuento”. En esta versión, en la que eres el lobo, tu personaje sufre una gran pérdida y evoluciona en consecuencia, pasando del blanco a un gris lleno de matices muy oscuros; confieso que Andrés me tuvo en tensión durante todo el capítulo, me emocioné muchísimo a lo largo del metraje. ¿Cómo fue para ti participar en el proyecto?


Muchas gracias. Pues lo cierto es que apenas tuve dos semanas para preparar el personaje, pero fue un proceso muy intenso. El director, Miguel Ángel Vivas, y yo tuvimos muy claro por dónde enfocarlo: era un hombre que, herido brutalmente por la vida, quiere dar un paso al lado oscuro para vengarse pero su propia naturaleza pacífica se lo impide. En esta lucha interna, sumado al dolor profundo que padece y a la impotencia que siente, se mueve el personaje. Es el viaje a la violencia de un hombre normal y pacífico que necesita reparar un daño. Durante el rodaje, la carga de agresividad y violencia contenida del personaje, me hacía dar patadas en la cama durante la noche y tuve martirizada a mi mujer las dos semanas que duró la filmación. Liberaba esa violencia durante el sueño.

Tráiler de Cuéntame un cuento, Los tres cerditos.


Seguimos con uno de tus papeles más populares: Lope de Vega. Icono de la literatura española, Lope es lo más furcio que ha parido madre. Sinceramente, yo no me imagino a otro actor interpretándole (dentro del contexto de la serie). Aparte del físico, el carisma y el don de palabra, ¿compartís algo Lope y tú?

La verdad es que no compartimos nada, salvo el amor por el teatro y la ficción. Lope era un seductor, un fucker, un hombre que vivió la vida con una intensidad creativa y amorosa envidiables. Lope es el seductor que a uno le hubiera gustado ser, y quizá por eso disfruté tanto del personaje. Es una de las ventajas de nuestro oficio: dar rienda suelta a aspectos poco explorados en la naturaleza de uno, pero que están ahí. Me sorprendió un poco el parecido físico que había entre ambos en el corte de cara, el pelo más o menos clarito, e incluso la mirada. Ha sido uno de los personajes que más he disfrutado en los últimos años, porque lo abordé desde lo lúdico y los guiones, que eran fantásticos, me pedían de algún modo dar rienda suelta a ese hombre juguetón, canalla, seductor y divertido que seguramente también hay en mí.

Fragmento de “El ministerio del tiempo”


Menudo cambio el de Lope entre sus dos apariciones. Sigue teniendo el mismo fondo, pero me gusta la madurez y la sinceridad con la que se expresa en su conversación con Amelia. ¿Qué cara de la misma moneda prefieres?

La de su juventud, sin duda. La del primer capítulo. Me divierten mucho esos aspectos del personaje: libre, mentiroso, seductor, canalla, con incontinencia sexual y verbal y un leve lado patético y cobarde que oculta haciéndose precisamente el gallito.

Demasiadas peripecias han sucedido en mi vida 
como para no aprender a tomármela con más relajo. 
(…) 
Ya os he dicho que no soy el hombre que era. 
Pero si queréis que lo sea, solo tenéis que pedirlo. 


No puedo evitar buscar similitudes entre Lope y Francisco de Borja, un personaje también histórico que es diametralmente opuesto al autor madrileño. Fue una de esas actuaciones que te dejan el corazón en un puño, que te hacen soltar la lagrimilla incluso. ¿Qué eliges tú de cada uno?

De Francisco de Borja me gustó mucho el lado emocional y sentimental de alguien que se enamora perdidamente de un ser inalcanzable, al que entrega su vida y al que adora en secreto sin esperar nada a cambio. Es un personaje noble, generoso, con vocación de servicio, sin ego alguno, luminoso, sensible y que sabe que tiene un lugar en la Historia como testigo y no como actor principal, y lo asume con total entrega y sin resignación de ningún tipo. Esa vocación de servicio la vemos hoy en personas muy implicadas en organizaciones de ayuda humanitaria… pero en aquella época, Francisco de Borja entendió que podía servir a los demás desde la Iglesia. Era un humanista.

De Lope me gusta, sin embargo, ese lado más profano, más vitalista y divertido, aventurero, creativo y canalla, con un ego desmedido. Aunque terminó sus días como Francisco de Borja, en la Iglesia.

Vídeo de Francisco de Borja e Isabel de Portugal. 


Estoy alucinada con la serie; no puedo negar que los capítulos en los que aparece Lope se encuentran entre mis favoritos, sumando las dos temporadas (“Separadas al nacer”, donde se habla de Enriqueta Martí, me pareció una obra de arte audiovisual). En general, “El ministerio del tiempo” tiene de todo… salvo el apoyo de los que deben impulsarla. ¿Es por nuestra naturaleza, esa que boicotea todo lo bueno que hacemos a nivel cultural? ¿Crees que, quizás, la serie ha transmitido mensajes que no interesan a unos pocos, pero que todos pensamos en el fondo? *Conspiranoia modo On*

No creo que haya ninguna conspiración para castigar a la serie por los temas que haya tratado, o las opiniones que hayan vertido sus personajes. No se muy bien a qué se ha debido la tardanza en la renovación de la serie, pero creo que tiene más que ver con cuestiones presupuestarias que otra cosa.

Pero es cierto que en este país tardamos siempre mucho en reconocer lo bueno y cuidarlo, y nuestra Historia está plagada de ejemplos al respecto. Nos colgamos las medallas tarde, y nos enorgullecemos de artistas que en vida no fueron reconocidos. Es parte de nuestra idiosincrasia, en la que torpedeamos aquello que destaca y se sale de la media; ya lo hacemos desde el colegio, ridiculizando a los más listos y llamándoles "empollones" con desprecio. Es el triunfo de la mediocridad. A aquellos que triunfan los ponemos en tela de juicio, cuestionamos sus logros y estamos deseando que cometan un tropiezo para hundirlos. Es un país muy cruel en ese sentido. No cuida tanto a sus artistas como otros países y tarda en reconocer el talento.

"El Ministerio del tiempo" es una serie que ha hecho Historia y que permanecerá con un prestigio excepcional durante muchos años. Y gran parte del público, por suerte, ha sabido reconocer que estaba ante un producto diferente en todos los sentidos. Los espectadores estamos de enhorabuena con la renovación, sin duda.


¿Cómo llevas que medio fandom femenino del MDT te quiera secuestrar?

Jajaja… me halaga y me hace gracia al mismo tiempo, pero creo que exageras. Lope ha sido una bendición en muchos sentidos, y uno de ellos es que el público deje de asociarme a personajes malvados o que puedan resultar antipáticos. Que a uno lo vean atractivo pues también gusta, ¿no?


Creo que la mayor parte de los fans de la serie notamos muchísima química entre Lope y Amelia; a veces, dos actores muy buenos pasan un casting para hacer de pareja, pero luego no hay manera de transmitirlo a través de la pantalla. ¿Hubo mucho trabajo para establecer esa conexión o fue algo espontáneo?

Fue algo totalmente espontáneo. Aura Garrido es una actriz muy generosa y divertida, aparte de talentosa. Hubo mucha química durante el rodaje y fue facilísimo trabajar con ella. Yo sentía que a ella le divertía mi Lope y eso me dio alas para disfrutar más todavía. Fue ella quien me dio la clave, sin quererlo, del personaje durante la lectura de guión. Dijo "este hombre es un fucker", y esa definición colocó todo en su sitio. Era el concreto que necesitaba como actor. A partir de ahí, los dos jugamos mucho durante el rodaje de las escenas. A nivel personal es encantadora, lo que hace doblemente fácil el trabajo con ella. Cuando estas cosas ocurren de un modo espontáneo, es una maravilla y eso se nota en el resultado final.



Hay un proyecto que he seguido desde sus inicios, el cortometraje Fe. La obra de Juande Garduño ha salido adelante gracias a un crowdfunding, un micromecenazgo aportado por fans que confían en vosotros a ciegas, un verdadero acto de fe. ¡Y no solo de seres anónimos vive el corto! Hasta Tom Holland se ha interesado y ha aportado su granito de arena. La pregunta es, ¿cómo te han engañado? ¿Qué nos puedes contar de la grabación y la trama?

Me gustó mucho el guión cuando lo leí. Había visto Extinction, cuyo guión es de Juan de Dios, y me pareció muy original y valiente. Tenemos amigos en común y ya venía bien recomendado… jajaja… así que con semejantes cartas de presentación me apeteció implicarme. El rodaje del corto está previsto para diciembre, y estoy deseando empezar.

Víctor dando las gracias a los mecenas.


Además de Fe, ¿en cuántos proyectos participas actualmente? ¡Porque veo que no paras!

Esta semana se estrena "La isla del viento", película de Manuel Menchón sobre el destierro de Miguel de Unamuno en Fuerteventura durante la dictadura de Primo de Rivera. Es una película que rodamos hace dos años y que por fin ve la luz, con un trabajo exquisito de su director y de José Luis Gómez (que interpreta a Unamuno); yo interpreto a un cura rural con crisis de fe. 

También estoy esperando el estreno de la mini serie "Lo que escondían sus ojos", de Salva Calvo, para Tele 5 y que está protagonizada por Blanca Suárez y Rubén Cortada; en ella interpreto a un falangista que se llamaba Antonio Tovar y que era amigo íntimo y colaborador de Serrano Súñer. 

Para el 2017 espero el estreno de la película "Las siete muertes", que Gerardo Herrero ha dirigido en la República Dominicana este verano, y protagonizada por Manuela Vellés, el actor mexicano Juan Manuel Bernal y un servidor.

Ahora sigo con la gira de teatro de "El jurado", una función con la que estamos recorriendo muchísimas ciudades y que tiene un elenco espectacular: Pepón Nieto, Luz Valdenebro, Usun Yoon, Canco Rodríguez. Isabel Ordaz, Cuca Escribano, Eduardo Velasco, Josean Bengoetxea y la reciente incorporación de Fran Perea.


Tráiler de uno de sus últimos proyectos, “Gernika”, 
película estrenada el 9 de septiembre.


Muchísimas gracias por invertir tu tiempo con la entrevista :D Te transmito no solo mi sincera admiración, también la del resto de lectores aficionados a tus trabajos. Espero que a ellos también les guste <3

Gracias a vosotros. Os veo en el cine y en las salas de teatro, o al otro lado del televisor. Muchos besos.


A vosotros, furcifans, os espero en la siguiente entrada :D Si os ha gustado el post, dadle a seguir; para mí es muy importante de cara a conseguir libros para los sorteos <3

4 comentarios:

  1. increible entrevista me encantaria que el siguiente entrevisado fuera miguel angel silvestre o amaia salamanca o Luisa Gabasa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leerla y comentar, Ester <3 La verdad es que a mí también me encantaría entrevistar a alguien más, ¡estoy buscando posibles!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Muchas gracias Covi :) Espero que el resto de entradas también te parezcan igual de interesantes <3

      Eliminar