viernes, 7 de octubre de 2016

Una canción bajo las estrellas

.

¡Buenos días, furcifans! :D Hoy me he levantado como un zombie y no puedo pensar con claridad; creo que es porque ayer volví a empezar un libro que dejé abandonado hace meses; está lleno de faltas e incoherencias, no he podido ni llegar al capítulo dos v.v Me da rabia porque me lo vendieron como "el mejor libro editado en 2016, con una documentación maravillosa", y de momento ni una cosa ni la otra.

¡Por suerte todavía existen libros buenos! Como el que os traigo hoy: Una canción bajo las estrellas.



Sobre la autora



Tengo a Laura en Facebook, así que con todo mi morro le he pedido una pequeña biografía para que la conozcáis mejor =)

Hace como unos 32 años nació una llorona en Madrid, a la que sus padres acusaban de no dejarles dormir. Aunque con el paso de los años, esa «manía» desapareció.

Criada con música y películas ochenteras, por culpa de su padre se volvió una friki desde la uña del pie gordo hasta el último pelo de su cabeza, adorando la lectura gracias a los cómics de Marvel y DC que su padre compraba y ella leía a escondidas hasta que tuvo edad suficiente como para que no la regañaran.

A partir de ahí todo fue a «peor»: sus ganas de explorar nuevos mundos consiguieron que empezara a desarrollar pequeñas historietas y de ahí a poemas cuando se enamoró con diecisiete años de un amigo de su pandilla, el cual ahora es su marido. Pero eso no fue todo, esas ganas de escribir se transformaron en relatos y de relatos a novelas que ha conseguido publicar a lo largo de los años.

Tiene mucha cara y es tan cabezota que nunca tira la toalla; por muy difícil que sea el reto, siempre seguirá luchando por cumplir sus sueños.

Soy autora de "Emergencia de amor", publicada por la Asociación Alfil, "Sombras nocturnas" por Ediciones Babylon, "Aloha, baby" por Ediciones Kiwi e "Hijos de Asgard", autopublicada y co-escrita con Miriam Alonso.


Sinopsis

Noah Jones es el carismático líder y vocalista del popular grupo de música Sounds of Mars. La fama y todo cuanto implica le rodea desde la infancia y ha convertido el escenario en su hogar y los focos en su día a día, pero oculta su verdadera alma al mundo tras la máscara de estrella que exhibe cuando sostiene el micrófono. Comparte con los chicos de la banda un traumático pasado que amenaza con sentenciar su futuro, al menos hasta que la conoce a ella... Natasha Evans, la alocada propietaria de una tienda de cómics de Madrid, una mujer de desbordante personalidad y gran magnetismo que oculta un secreto bajo su hermosa sonrisa.

¿Pueden dos estrellas distantes encontrarse en el firmamento?

Romance, drama y comedia se dan la mano en una historia que te conquistará a ritmo de Rock.


Ficha técnica:


Título: Una canción bajo las estrellas
Páginas: 306
Encuadernación:
Digital
Editorial: Click ediciones
ASIN: B01259DY60
Género: Romántico / New Adult
Portada: Carolina Bensler (esta chica me suena de algo… XD)

Tenéis el link de compra aquí


Booktrailer


Opinión (sin spoilers)

Una canción bajo las estrellas abre las puertas de las existencias de Nat y Noah, y os aseguro que no queréis perderos la melodía que componen a lo largo de la historia. La narración es trepidante y llena de tramas, obstáculos, escenas preciosas, frases que invitan a la superación, drama y humor, que nunca viene mal. Recomendable al 100% si queréis pasar un puñado de horas muy entretenidos :D ¡Felicidades Laura!


Opinión (con spoilers)

Imaginad que, después de una adolescencia cruda, muy difícil y llena de fantasmas, habéis conseguido levantar un poco la cabeza gracias a un negocio extremadamente friki y molón, aunque las deudas con el banco amenazan vuestra estabilidad. Sumad a la tienda la responsabilidad de sacar adelante a un muchachito de once años. Sin embargo, irradiáis fuerza, ilusión y amor. Sois Natasha.

Imaginad que, después de una vida traumática, unida a una personalidad digamos… de héroe romántico trágico, os veis imbuidos en el éxito. Pasta, fama, fans, un grupo que no solo actúa a vuestro lado, también os apoya, quiere y adora; amigos, al fin y al cabo. Pero una parte de vosotros no está bien, os hace pensar gilipolleces, os obligó a intentar arrancaros la vida de un tajo. Lucháis contra ella, pero a veces es más fuerte. Sois Noah.

Nat y Noah se van a encontrar por casualidad, sin esperarlo, sin que el amor que va a surgir entre ellos estuviera planeado. Nat es fan de Sounds of Mars, grupo rock del que Noah es vocalista; mientras prepara su tienda para su fiesta de cumpleaños número veintiocho, el tintineo de la campanilla la sobresalta: vestida de Xena (versión rubia), Nat va a ocultar a un Noah un tanto alterado, que huye de una horda de fans que lo persiguen desde varias calles más abajo. El inesperado encuentro desembocará en una comida improvisada, confidencias y un par de fotos…

¿Eso es todo? No. La rueda ha comenzado a girar, ahora solo hace falta saber si ambos podrán hacer frente a todo lo que se les viene encima.




“Una canción bajo las estrellas” me ha parecido una lectura muy refrescante; la narración es intensa, trepidante, llena de momentos de sinceras risas (Aitana y Jacob tienen cada una... XD) y, sobre todo, de amor y superación. Los dramas que Laura toca son actuales, de esas cosas que es necesario tener en cuenta y visualizar en la sociedad en la que vivimos (fama, privacidad, machismo / violencia de género, miedo, etc...).

No quiero contaros mucho más sobre la trama porque espero que devoréis el libro tal y como lo he hecho yo, que me lo he bebido en menos de un día (con mensajes a las dos de la mañana de “te mato, tía” a Laura incluidos). Eso sí, quiero comentar un par de cosas, siempre destacando que es mi opinión y que no tiene por qué marcar al resto de personas que vayan a leerlo. Por supuesto, si solo entresaco esto quiere decir que todo lo demás me ha gustado, que son trescientas hojas y pasa de todo XD

Rock sin profundidad.
Me explico: me encanta la música, y el rock me tira que no veas. Quizás sea por eso por lo que la organización del grupo me haya dejado descolocada: no tienen bajista. De cara al desarrollo de la novela es una pijada, pero cuando Laura explica quién es quién dentro del grupo no he podido evitar preguntarme “¿y el bajo? ¿Dónde está el ritmo seguro y continuo que siempre me llama la atención en los grupos que escucho?”. Llamadme rara (no sería la primera vez), pero estoy enamorada de los bajistas, y cada vez que un grupo le da importancia en un directo al bajo y puede hacer un solo, me enamoro <3 Los sonidos graves me envuelven, los agudos suelen saturarme antes. Sounds of Mars son batería, guitarra y vocalista + guitarra. Muse, por ejemplo, también son tres, pero tocan al mismo tiempo cinco instrumentos: guitarra, batería, bajo, teclado / sintetizador y la voz de Matt Bellamy, que ya de por sí merece mención aparte XD Y hay grupos que, aun sin contar entre sus miembros fijos un bajo, tienen músicos de apoyo en los directos y en el estudio. Los SOM no mencionan este aspecto.

Matt Bellamy es el hombre orquesta. 

Ya veis qué cosas me llaman la atención cuando voy leyendo: chorradas XD


Personalidad.

Las historias de ambos protagonistas me han emocionado, me han puesto los pelos de punta. Tampoco hay que desdeñar las de los integrantes de SOM, que al fin y al cabo se conocieron en un grupo de apoyo: Noah por su intento de suicidio, Jacob por cleptómano, la hermana de éste, Abby, era anoréxica y Mark tenía problemas de ira. El tema es que hay muchas escenas en las que no me concuerda la edad que tienen (+- 28 años todos) con la que yo diría que han cumplido. Supongo que los metería a todos en los 17/18, pero claro, entonces la existencia de Alexander no tendría sentido. A mí como explicación me parece suficiente, pero supongo que no solo yo habré pensado lo mismo; también os digo que, si sois jóvenes / adolescentes, os vais a sentir muy identificados con ellos, lo cual también es una ventaja, porque llega a un amplio espectro de edad. 
También os digo que, dentro de la trama, el propio Alex dice que "no entiende por qué, a veces, los adultos actúan como críos". Yo tampoco, mi vida X'D (El chaval se hace querer, de verdad).


José.
Laura, te odié mucho. Era necesario, sí, pero...


Idiomas.
Nat nació y creció en Londres hasta los quince años y, cuando quiere, habla inglés perfectamente. Por eso me extraña que, en algunos momentos, parezca no entenderlo. En un punto concreto del libro, Nat se pone a ver un programa en vivo desde EEUU... y se clava unos subtítulos para poder saber qué dicen XD Igual está un poco desentrenada, pero no sé... me parece raro.


Personajes puntuales.
Tengo una manía: cosechar datos de forma compulsiva. Dicho comportamiento, a veces, me saca de quicio; llego a tener un montón de información en la cabeza que al final no sirve de nada, y eso me estresa. En el libro me ha pasado con los personajes puntuales, esos cameos me hacían pensar que, en un futuro próximo, iban a volver a salir y tendrían relevancia. Menciono a Ming, la turista asiática, a María, la violinista, a Sergi, el chaval de la bicicleta, a todos los periodistas, a los monitores del campamento, a Guillermo de la pandilla de rol... se mencionan y ya está.


¡Y hasta aquí la reseña! Espero que os haya gustado :D Recordad que hay un sorteo abierto y que, si os ha molado la reseña, podéis dar a Seguir al blog para no perderos ninguna <3 ¡Besotes!

4 comentarios:

  1. añldfjñalsdkjfñlasdjfñlasdjfñlasjdfñljasdñlfjñalsdfj

    Creo que con eso lo digo tó. Ahora que leo tu reseña, me doy cuenta de esos "fallitos", y no veas cómo te lo agradezco!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por escribir esta historia y hacerme disfrutar tanto ^^ (Aunque no me hayas puesto un bajista XDDDDDDD).

      Eliminar
  2. De la autora leí Aloha, Baby y me encantó *.*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ayer metí todas sus obras en la lista de libros pendientes <3

      Eliminar