jueves, 29 de septiembre de 2016

Herbarium. Las flores de Gideon.

.

¡Buenas, furcifans!


Hoy toca reseña :D Pero primero, algo muy importante: ¿podríais darle a seguir en el blog? Hasta ahora, blogger daba error, pero parece que ya está solucionado ^^ Cuantos más seguidores, más libros para sortear, ¡así que todos contentos! <3 Recordad que, ahora mismo, hay un libro en juego en Facebook.

Comencemos con Herbarium. Antes de que sigáis quiero dejar claro que son mis opiniones como lectora, que Anna Casanovas escribe estupendamente, que el libro está genial y que lo he disfrutado muchísimo. Así pues, espero que nadie se tome a mal que, como lectora, me permita la licencia de insultar libremente a los personajes en según qué momentos XD La verdad es que, cuando me gusta mucho algo, lo vivo intensamente y sí, qué carajo, si los protagonistas hacen algo mal, los pongo de tontos para arriba XD Por eso, antes de que sigáis, os digo que algunos párrafos serán extensos y otros superficiales (como si fueran anotaciones de pósit sobre una hoja); si no lo hiciera así, en vez de ocho hojas de Word escritas, me pondría en el triple.





Sobre la autora



Me llamo Anna Turró Casanovas y soy escritora y traductora. Siempre soñé con escribir y traducir y llevo años haciéndolo, aunque al principio trabajé más de diez en un banco e incluso estudié derecho. Me encantaría que cogieras un libro mío y te acostaras con una sonrisa.

Tengo dos hijas, A y O, que son dos princesas disfrazadas de monstruos de las galletas y estoy casada con un hombre que podría ser el protagonista de cualquier novela (excepto una de detectives porque tiene muy mala memoria).

Furcifans, si queréis saber más, os dejo el link a su página (enlaces a blog, redes sociales, obras, etc…).


Sinopsis

Un oscuro secreto familiar hizo que Sarah se marchara de Oxford a los dieciocho años. En su huída a Brasil dejó atrás una vida. Pero cinco años después, tras la muerte de su padre, se ve obligada a regresar. Quiere ver a su abuela Sylvia, la mujer que la crió de niña y que ahora sufre Alzhéimer.

Sarah cree que estará solo unos días, pero cuando va a la Universidad donde su padre era profesor de química descubre que él se ha pasado los últimos años estudiando a Jane Eyre y buscando los dibujos de unas misteriosas flores, las flores de Gideon.

¿Quién es Gideon? ¿Qué significan esas ilustraciones? ¿Qué tiene que ver Jane Eyre en todo esto? Aunque su abuela parece conocer las repuestas, no puede ayudarla.

Lo más paradójico es que el único que puede hacerlo es Liam Soto, profesor estrella de la Universidad de Oxford, el mayor experto en Jane Eyre de Inglaterra y él ni quiere ni puede estar cerca de Sarah.

A través de las flores de Gideon, Sarah descubrirá el pasado de su abuela y una gran historia de amor que tal vez la ayude a recuperar su vida y le dé las fuerzas necesarias para desenterrar lo que de verdad se esconde en su corazón.


Ficha técnica

Título: Herbarium. Las flores de Gideon.
Páginas: 448 págs.
Encuadernación: Ejemplar digital
Editorial: Urano / Titania
ISBN: 978-84-16327-08-9
Género: Romántico / Drama / Histórico / Contemporáneo (Luego os explico XD).

Enlace de compra en digital y en físico: aquí.


Opinión (sin spoilers)

Herbarium, las flores de Gideon, es un lazo de seda que envuelve una historia brillante. Cada extremo, por sí solo, podría enganchar perfectamente a cualquier lector, pero cuando se cruzan crean espectáculo. La delicadeza de la tela solo es comparable a la que utiliza Anna Casanovas para visibilizar el Alzhéimer, una enfermedad que espero, de todo corazón, tenga cura muy pronto. Es desgarrador leer cómo te arranca los recuerdos, comprender hasta qué punto el Alzhéimer es horrible.

Pero no solo he encontrado drama entre las hojas de este libro: los pétalos del amor, las espinas de los celos y el rencor, las ramas que nacen del tronco, transformándose en personajes con sus propias historias, la salvia que nace de las heridas en la corteza. Tres generaciones convergen en el libro, y debo decir que la primera enamora por completo.

Deja que las flores te guíen, lector, no vas a arrepentirte.


Opinión (con spoilers)

Confieso que no leí la sinopsis ni los comentarios una vez decidí que iba a comprar el libro, no quería que nada ni nadie me lo chafara. Tampoco sabía qué iba a encontrarme: ¿romántica? ¿Erótica? ¿Histórica? ¿Contemporánea? ¿Misterio? Ahora que lo he terminado puedo deciros que engloba cada una de esas cosas. Eso sí, no sé muy bien cómo hacer esta entrada. ¿Os cuento la historia de principio a fin o tal y como aparece en el libro? Porque hay multitud de saltos: tened en cuenta que vais a vivir la segunda guerra mundial, momentos una o dos décadas después y la actualidad, donde también leeréis varios saltos en los recuerdos de los protagonistas. Y es que, en Herbarium, los instantes se van cruzando para explicarte qué está pasando con sus protagonistas: Sylvia, Gideon, Sarah y Liam.

Los primeros capítulos son de introducción, una muy introspectiva y personal, donde la protagonista (Sarah Morgan) ya te deja caer que hay un secreto principal que la hizo salir por patas de Oxford destino Brasilia, y otros tantos que, espero, se vayan resolviendo. La verdad es que no consigo empatizar con esta mujer todavía, pero oye, en el mundo tiene que haber de todo XD Supongo que, en la vida real, Julia y Sarah se saludarían de lejos, con respeto y cordialidad, pero Juls seguiría siendo amiga de Tamy y Sarah de Adriana.

Dejando de lado mis idas de pinza: Sarah ha vuelto a Oxford porque su padre murió en un accidente de coche estando borracho. Nada más llegar va a visitar a su abuela paterna, Sylvia, que padece Alzhéimer. En este punto tengo que destacar la sensibilidad con la que se trata la enfermedad; todas las partes de Sylvia consiguen emocionarte, comprendes su situación y empatizas con las personas que conviven con Alzhéimer. Es muy duro, pero al mismo tiempo me alegra leer un libro que lo explore así.

Vuelvo a la trama: Sylvia le dice a su nieta que la muerte de su padre no fue un accidente, y la verdad es que la señora tiene razón, pero hablaremos de ello más adelante. Os digo ahora que el secreto que separó a Edward y Sarah Morgan fue Mary Morgan. Eddie y Mary se casaron felices y enamorados, pero solo dos años después de la boda, Eddie tuvo una aventura con una alumna de Oxford que quedó embarazada. Sarah fue adoptada por el matrimonio, pero ocho años después Mary no pudo más y abandonó a su marido y a una “hija” que, sin entender qué había llevado a su madre a tomar esa decisión, se enroca en el odio hacia ella y en la estupefacción ante la reacción de Eddie, que defiende a Mary echándose la culpa sin relatarle sus orígenes. En la enésima discusión entre padre e hija, Eddie le confiesa todo. Sarah, que tiene dieciocho años, no tiene la madurez suficiente como para somatizarlo todo y corta lazos con su presente: se marcha a Brasilia con una beca dejando atrás a su padre, a su abuela y a Liam, su pareja, aunque a él le deja una nota explicándole qué ha pasado y pidiéndole que se vaya con ella. Liam nunca contesta, ni llama, así que Sarah llega a la conclusión de que toda su existencia era una farsa y decide pasar página. Cinco años después, esa página regresa de la manera más dolorosa: Edward Morgan ha muerto, dejando a una inestable Sarah al borde del abismo emocional. Liam, profesor de literatura de la universidad, se cruza con ella y es MUY desagradable, un puto borde; eso confirma el pensamiento que Sarah ya tenía: nunca fue importante para él, tan poco la quiso que ni siquiera la recuerda. Pero eh, sabemos que en un libro nada es lo que parece, ¿no? ;)

Nos vamos a 1939 para conocer a la adinerada familia Cambray. El matrimonio, ya mayor, tiene tres hijos: George, Sam y Gideon. Tened en cuenta el año y la situación del país: Hitler acaba de comenzar una guerra que, finalmente, sería mundial. George y Gideon quieren alistarse, movidos por un sentimiento del deber para con su país; George lleva a cabo sus planes. Sin embargo, Gideon conoce a una mujer que trabaja en las cocinas de su mansión y sus prioridades cambian. Su nombre: Sylvia Godworth.

Qué nerviosa me ponen todas las escenas en las que un personaje femenino intenta irse, o hacer algo, y un personaje masculino la retiene o se lo impide porque le da la real gana. Esto es lo que ocurre durante los primeros encuentros entre Liam y Sarah, ya en el presente; lo confieso: Liam me entró por la izquierda y ya desde un principio no pude despegarme de esa sensación de “pero qué anormal eres, hijo mío”. Soy así de rencorosa XD

Seguimos para bingo. ¡Robo fallido en plena calle! Cualquiera habría ido al médico y a la policía, pero Sarah no, Sarah es especial XD Termina un tanto magullada, pero su bolso se queda con ella. Bien por Sarah, que ha aprendido a sobrevivir en Brasilia; Oxford es chiquito pleito xD

Aparece Rob Long jr. ¿Pero por qué tienen que ser todos tan desagradables con Sarah? Madre mía, parece que todo el mundo la odia XD Incluso el primer encuentro con Adriana, una amiga suya, es descrito en plan "fui a revelar unas fotos y la dependienta se burló de lo mala que soy". Igual Sarah en otra vida fue Jack el Destripador y ahora el Karma la castiga.

Liam Soto, tercer encuentro. Reitero lo de Liam, y más cuando se intuye que él anda detrás del robo fallido, aunque puede ser cualquier cosa... ¿y si le chantajean o algo así? En fin, aunque intente disculparle, en mi fuero interno le sigo llamando “tontopolla”.

Sarah tiene una cita con Rob Long jr, que va a ayudarla a colocar la casa de su padre al mejor precio. La verdad es que Long va a saco, pero se le perdona porque no se le ve mala gente. Eso sí, yo no sé si esto es normal, pero que un desconocido suelte "¿por qué no volviste a tiempo para el funeral de tu padre?" no creo que sea lo más típico del mundo XD Este tío es extraño, y después de que me hayan planteado una posible trampa / movidón / conspiración, no me fío de nadie. No me da tiempo a analizarlo todo demasiado, porque en ese encuentro se encuentran con Liam, que parece vivir en todo Oxford al mismo tiempo XD

No entiendo cómo después de oír sus desprecios, Sarah deja que Liam Soto entre en su casa. Por lo menos en este encuentro se disculpa, aunque gracias a mi animadversión me suena lo más falso del mundo XD Después de ese encuentro malrollero (al menos para mí), Sarah visita a Sylvia, que parece haber alcanzado cierta estabilidad memorística gracias a las flores.

Y ahora viene cuando la matan: Liam estuvo muerto cuatro minutos por un defecto congénito en el corazón que le llevó a sufrir un infarto y ahogarse en un lago mientras entrenaba remo. Después de seis meses en coma, olvida los últimos dos de su vida. Sarah, que en ese momento se fue a Brasil, ya no existe, se convierte en un fantasma. Y de ahí que digievolucionara en este nuevo Liam huraño y desagradable. Muy en el fondo, el chaval me da pena, no voy a decir que no; ahora bien, ¿qué hostias pasa? Porque si hay una conspiración, Liam está metido en el ajo. Nah, puede que sienta compasión hacia su persona, pero no es trigo limpio.

Volvemos al 40. La guerra sigue. George está en el frente, Gideon ha vuelto a Oxford para seguir con sus clases. Sylvia quiere ser propietaria de una floristería, pero no quiere que Gideon la ayude aunque hayan iniciado una relación. Todo se trastoca con la desaparición de George en combate. Gideon corre hasta la sastrería del padre de Sylvia buscando consuelo. Conoce a su padre y al ayudante de este, un tal señor Morgan (un joven con cojera), y en ese momento sabes que la cosa no va a terminar bien de ninguna de las maneras, porque Sylvia se casa finalmente con Mathew Morgan. Pienso en que, seguramente, Cambray sea el auténtico abuelo de Sarah, pero todo está en interrogante. La historia de los recuerdos me atrapa de verdad, y al mismo tiempo me da muchísima pena porque no le veo mucho futuro y, además, se está desdibujando en la mente de Sylvia.

Gideon va a intentar crear un anestésico que no provoque tanta adicción como el resto de derivados del opio, todo ello para la empresa farmacéutica familiar, además de investigar alternativas en la conservación de la sangre (de cara a transfusiones). Su hermano Sam parece darse cuenta de su relación con Sylvia, que en el presente sigue en una precaria estabilidad que puede romperse en cualquier momento. En vez de oponerse, le incita a casarse con ella, a ser feliz. La verdad es que esto me alegró en el alma, Sam me cae genial :)

Conforme encajan las piezas comienzo a montarme yo mi propia historia XD ¿Será que Gideon descubrió la fórmula y la escondió? ¿Le mataron porque esa fórmula podría suponer el hundimiento de unas cuantas farmacéuticas? Cuando se mueven millones, los humanos dejan de serlo, y parece que no voy muy desencaminada cuando Sarah cuenta que han registrado la casa de su abuela. Vuelvo a repetirlo: en este punto no me fío ni de la ama de llaves XD

Avanzo en el libro y me vuelvo todavía más paranoica. Cuando Sarah va a la misa por su padre (de la cual sale corriendo), se fija en dos hombres que están en uno de los bancos. Da muy mal rollo todo XD Pero volvamos al instante exacto en el que Sarah se va corriendo y Liam la persigue porque sí. Vuelve a meter cizaña, que si no sé qué haces aquí, no querías a tu padre muerto, lárgate, se te ha caído la pegatina de suegra griega, porque aquí dice “Storbas”, etc. Ella le exige que cierre la boca y tú, como lector, estás de acuerdo, más que nada porque acabas de enterarte de que Liam se acercó, sin mayor razón que el hecho de que le apeteció ese día, al centro donde Sylvia vive, y que fue él quien sin preguntar a los médicos le espetó a la pobre señora que su hijo acababa de morir, acto que llevó a Sylvia a una crisis histérica del carajo, razón por la que su cuadro clínico empeoró durante semanas. Sarah sabe todo esto, y aún así… ¡consiente que Liam la bese! ¡¡Y encima suelta “…y ahora me pregunto cómo podría haber seguido con vida sin este beso”!! Srsly!? Soy yo y Liam sale en las noticias como el primer ser humano en alcanzar la estratosfera sin reactor. Igual al resto de seres humanos os encantan este tipo de escenas, quizás os parezcan el culmen del romanticismo, pero como acabáis de saber, a mí me horripilan. Eso sí, solo es mi opinión de lagartija con corazón helado.

En fin, que Liam se marcha tan rápido como ha llegado y sientes cierta conmiseración, porque sabes que no recuerda a Sarah por todo el tema del coma, pero es que al mismo tiempo… tío, eres un capullo, lo siento en el alma. No eres nadie para ir detrás de una persona que ha perdido a su padre y decirle todas esas movidas, cretino, que es que pareces tonto, ¡joder!






Como podéis ver, me meto mucho en todas las historias que leo, sean en el formato que sean; además, os digo que me encanta cómo se enfoca el tema recuerdos, porque en realidad todo el libro va de ello: de los que se esfuman, poco a poco o de repente, de los que duelen, de los que cabrean, recuerdos de todos los tamaños, pesos y colores. Bravo, Anna :D

Liam vuelve a las andadas yendo a casa de Sarah a una hora en la que los búhos ya empiezan a adormilarse, le cuenta su historia entre balbuceos alcohólicos y le echa en cara que Sarah no se explicara. VAMOS A VER, LIAM: ¿qué puede decir una moza, que acaba de perder a su padre, a un ex mientras éste la insulta? Es que definitivamente eres un TONTOPOLLA macho, en el mundo existís tú, tú, tus circunstancias y tú, por ese puto orden. Creo que en este punto sí empatizo con Sarah; si no se hubiera comportado como un energúmeno, todo se habría arreglado con una explicación y una palmadita en la espalda. Pero ahora es necesario algo más de tiempo y paciencia, de que Sarah encare su vida de nuevo y se recupere. ¡Una cosa detrás de otra! Eso sí, yo le hubiera dejado las cosas incluso más claras, para que no se monte otra vez la película de que ella es la mala indiscutible.

Las partes de Gideon y Sylvia me gustan tanto que se me hacen cortas. Puedo llegar a entender su relación por el tiempo que les ha tocado vivir. Es, simple y llanamente, perfecta.

Sarah organiza tanto la casa de su padre como la de su abuela, decidiendo qué guardar, donar y tirar de cada una de ellas. En la de Sylvia encuentra bastantes cosas que abren hilos de los que tirar, aunque lo deja todo un poco de lado por una cita con Rob Long jr. La verdad es que el tío es un furcio, y aunque sí parece tener un lado que invita al resquemor y va más a saco de lo que a mí me gustaría, qué leches… al menos no la ha tratado mal. De todas maneras, me fascina que nadie tenga en cuenta una nimiedad que acaba de pasarle a esta muchacha, y es el hecho de HABER PERDIDO A SU PADRE. Joder, es que Liam solo piensa en él, pero el abogado solo piensa en follar XD

La escena de la conferencia sobre Jane Eyre me parece genial XD Tira, Liam XDDDD Me alegro de que POR FIN Sarah muestre un poco de rasmia, solo le ha costado el 39% del libro XD Eso sí, para mí baja puntos cuando, después de quedar con él para hablar, coge y se viste de punta en blanco, se peina y se maquilla, todo esto pensando “no quiero arreglarme”. ¿Sabéis qué hago yo cuando no quiero arreglarme?

Y aún hice trampa, que me peiné un poco.

Madre mía, Liam… Cada vez me pareces más ahostiable XD Sarah y él se están sincerando, contándose sus cosas, se besan, y el tío decide no confesarle algo que, supongo, tiene que ver con los robos Y QUE OBVIAMENTE SARAH VA A TERMINAR DESCUBRIENDO, para volver a ser Liam y recuperar su hermetismo tóxico.

Liam se sacó el DNI a la segunda.

Cada vez que Liam suelta alguna barbaridad me dan ganas de reír XD Como cuando se refiere a Sarah como “parte chica del río, parte mujer complicada”. Vamos a ver, discute con su padre por una movida MUY seria, se marcha y luego regresa para quedar en paz con todo el mundo. ¿¡QUÉ JODER ME ESTÁS CONTANDO!? Tú eres el enigma de la novela, muchacho, porque eres bipolar XD A ella la comprendo y ahora hasta me cae bien, yo no veo dónde está la complicación.

Conforme avanzaba en las tramas maquiavélicas de Samuel Cambray jr lo flipaba con el nivel de estupidez de Liam y la contención de Sarah. Si yo me enterara de todo lo que le dice (no me refiero a las drogas, ni al alcohol, ni a las putas y los dildos, no; es la culpa inherente al hecho de haber traicionado a Eddie, causándole la muerte de rebote), hubiera cogido un cuchillo y le hubiera sacado el DAI de un tajo, no me hubiera limitado a poner “oh, Dios mío. Te odio.”. 

“Creo que ninguno de los dos está preparado para hablar de lo de anoche”. Hostia majo, pues no sé XD Que tienes casi treinta años… Aquí me doy cuenta de que no sirvo para heroína del típico romance, yo sería más rencorosa y no volvería a sus brazos ni jarta vino. Conmigo, todas las novelas terminarían muy pronto XD

Los últimos capítulos casi me provocaron un ataque de nervios. Tenía tantas ganas de ver cómo terminaba todo, de ver el cuadro completo de tan increíble historia, que me daba igual el sentimiento de culpabilidad de Liam, o la reafirmación de los sentimientos de Sarah y su crecimiento personal. Me la pelaba todo, yo solo quería ver a Gideon y a Sylvia Forever and ever, you'll stay in my heart and I will love you XD Cómo he llorado con el encuentro, furcifans. Vaya que sí. Y mis padres diciéndome “pero chica, ¿qué te pasa?” y yo ahí, con mi pañuelo, secando mocos y lágrimas a pachas: “n-nada”. Y tal y como os digo una cosa os digo otra: Liam me ha jodido el momento reencuentro final con sus estúpidos, inesperados y ridículos celos hacia Rob Long jr. Sarah le ama para bien y para mal, lo acepto con una sonrisa, pero yo soy incapaz XD Supongo que porque me imagino a Gideon y es como “tira, todo para ti Sarah, yo me quedo con el científico furcio, carismático y dibujante que en mi cabeza parece Ben Barnes”. Oh, y para mí, Sylvia es muy Hayley Atwell en ‘Agent Carter’.

Quiero añadir una cosa, y de corazón me encantaría que alguien respondiera porque va en serio xD ¿Por qué cada vez que Liam y Sarah se besan, él siente que se “rompe” por dentro? El contacto le destroza, escrito de manera literal. ¿Será que tiene fobia al contacto ajeno? Eso sí lo entendería X.X ¿Son los remordimientos? Porque joder, al 98% del libro todavía los tiene, recupérate criatura, ¡de verdad! Quiero que puedas besar sin sentir dolor.

El final de Herbarium es uno de esos finales que te dejan con una sonrisa satisfecha en el rostro, de los de “me encanta que los planes salgan bien”.

Por último, solo quiero señalar dos cosas:

¡Dejadme en el Bodleian, por los dioses! Quiero morir allí *-*

El libro está maravillosamente bien escrito (de verdad, no es peloteo, creo que es un libro genial), pero hay ciertas frases hechas que me chocan a la vista. Pongo dos ejemplos muy tontos con los que me he cruzado, y ruego por favor que, si estoy en un error, me lo diga alguien:

1) Encontrarse algo patas arribas.
2) Despertó horas más tardes.

Yo tampoco soy infalible, pero ya que los encuentro lo digo por si alguien relacionado con la editorial lo lee y puede corregirlo xD Otro punto; supongo que es porque Matt comparte parte del nombre, pero me he fijado en que el señor Morgan a veces se llama Mathew y otras Matthew; pasa lo mismo con Hannah y Hanna Marks.


¡Nada más, furcifans! Pasad un muy buen día Y COMPRAD HERBARIUM <3

martes, 27 de septiembre de 2016

La guerra de los Hambrientos: Tormenta

.

¡¡¡Muy buenos días, furcifans!!! Hoy es martes, un día perfecto para publicar una reseña y lanzar un sorteo :D Estos días he tenido tiempo para leer (por fin) y en una semana han caído tres X3 Voy a hacer reseña de todos ^^ Sin más dilación... hablemos de magia.




Sobre el autor





Escritor español, Alfredo Álamo es conocido tanto por sus relatos como por sus obras dedicadas al minicuento, la novela y también la poesía. Además es coordinador de Lecturalia, una de las redes sociales de literatura en castellano más grandes del mundo.

Álamo ha participado en numerosas antologías, normalmente dedicadas al género fantástico, y ha ganado varios premios Ignotus en Poesía y Relato y Cómic. En 2010 publicó la antología de microcuentos Lunarias y en el mismo año vio la luz el poemario, El necrófago galante y otros poemas de amor.

En 2011, Álamo publicó dos novelas, Mañana será tierra, terror histórico situado en la II Guerra Mundial, y Kobold, una aventura de fantasía. En 2014 publicó Tormenta, su primera novela para jóvenes adultos. Su último libro es una antología de ficción mínima: Pequeño bestiario de la ciudad adormecida.


Sinopsis

Los hambrientos han comenzado su cacería, necesitan llenar el vacío que les consume el alma y las tripas. Diana sabe bien lo peligrosos que son y que no irían detrás de Ángel si no fuera por alguna razón muy especial; pero, según las leyes del Concilio, no puede ayudarle... aunque ella nunca ha sido muy buena siguiendo las normas.

¿Tendrá algo que ver con los grafitis que Ángel pinta a escondidas y que firma con sangre? ¿O será por alguna de las obras de arte que ha vendido en secreto por eBay? Ni siquiera Toni, su mejor amigo, conoce la verdad.


Ficha técnica

Título: La guerra de los hambrientos: Tormenta
Páginas: 180 págs.
Encuadernación:
Tapa blanda
Editorial: Kelonia
ISBN: 978-84-942366-0-0
Género:
Urban fantasy ambientado en España
Portada: Carolina Bensler

Enlace de compra en físico + primeros capítulos GRATIS aquí.


Opinión (sin spoilers)

La guerra de los hambrientos: Tormenta es de esos libros redondos que te atrapan desde la primera hoja con una prosa ligera, trepidante y perfecta. Sus tramas son para quitarse el sombrero, los capítulos te enganchan y los personajes se hacen muy amenos, comprensibles y encantadores. Me han hechizado, y efectivamente, ahora tengo hambre. Hambre de más, sed de aventuras. Estoy deseando saber más del universo complejo y, a la vez, delicado que ha creado Alfredo Álamo.


Opinión (con spoilers)

Diana, la protagonista, es una joven maga de dieciséis años que vive con sus padres, Marcos y Fiona, y con su mayordomo, Aleister, una criatura con forma humanoide que reside con ellos desde que Diana tiene uso de razón, y que pertenece a una raza que, por lo que se deja intuir, no es del todo amistosa.

La armonía familiar cambia el día en el que los padres de la muchacha, embajadores entre los reinos mágicos, desaparecen sin dejar rastro, secuestrados por una malvada criatura que anhela hacerse con Diana. De este hecho nada más va a saberse; propicia gran parte de las decisiones y hechos posteriores, pero Alfredo ha sabido dejarlo en el punto justo para hacer una gran introducción de lo que, seguro, va a salir dentro de poco.

Dos meses después de la desaparición, Diana decide despejarse de su angustia dando una vuelta por la Malvarrosa (Valencia), acortando el paseo de vuelta por un polígono industrial. Allí se cruzará con Ángel, un humano que no sabe que el don que recorre sus venas es algo extendido, al menos dentro del ámbito mágico; aunque lo desconoce, hay familias como la de Diana que desarrollan sus capacidades juntas. También ignora la existencia de hadas y de monstruos como los Hambrientos, que quieren alimentarse con él, viéndole como a una presa. Este chaval, que ha pasado ya por varios centros de acogida desde que sus padres murieran en un accidente de coche, tiene un mejor amigo (Toni), que es un genio en potencia a pesar de ser todavía un crío de quince años. Este joven hacker, experto en todo lo que tenga que ver con tecnología, cibernética y lógica, le ayuda con sus negocios. Y es que Ángel trabaja en una librería que se encarga de la compra-venta de bienes de bibliotecas cerradas, y de objetos que acaban de quedarse huérfanos. Óscar, su jefe, suele llevarle a hogares para hacerse con los libros que nadie quiere después de una defunción; es en uno de éstos donde, por casualidad, Ángel descubre una pipa tallada que transmite cierta energía. 




No es la primera vez que siente algo parecido, ya experimentó la sensación con una lupa que consiguió vender por internet (con ayuda de Toni por el módico precio de un 10% del total) por mil euros. Y, desde luego, no es lo único “extraño” que ha descubierto trabajando: tiempo ha, Ángel se cruzó con unos símbolos que ha ido reproduciendo en paredes con pintura en spray, añadiendo sangre a la ecuación, pues ha descubierto que es capaz de abrir portales con esos símbolos y recorrer la ciudad sin ser visto.

Pronto, la existencia de Diana, de Ángel, de Toni y de Aleister (por los dioses, este ser es un furcio XD) se verá alterada por el descubrimiento de la pipa, que no solo despierta algo poderoso y latente, sino que desencadena la aparición de un mal que promete asolar la humanidad.

¡No quiero contaros más! Solo volver a decir que me ha encantado y que, desde luego, si Alfredo saca más tomos, seré la primera en hacerme con ellos. Quiero ver hasta dónde llega Sarah, cómo cambia Diana, qué diablos es Aleister y qué puede hacer… ay, quiero más <3 También me he reído mucho con algunas escenas, sobre todo por Toni, que es un cachondo mental XD Esta lectura ha sido un verdadero soplo de aire fresco: acción, fantasía, un fondo muy buen desarrollado y trabajado, personajes con los que empatizar es fácil. De diez :)


Y ahora... ¡Al facebook, furcifans! Es hora de un sorteo :D

domingo, 25 de septiembre de 2016

Parque de atracciones de Zaragoza

.

¡Buenos días, furcifans!

Hace una semana me fui con mi grupo de amigos a un sitio muy especial, y me gustaría compartir con vosotros la jornada :) 



No sé si me leéis desde Zaragoza o no, o si tenéis pensado visitarnos si sois de fuera, pero que sepáis que sí, los mañicos tenemos Parque de Atracciones :D  


No sé si el cartel invita o no a entrar XD

Os copio la presentación del propio Parque:

Un parque urbano con más de 60.000 m2 de diversión y ocio, a muy pocos minutos del centro de la ciudad de Zaragoza, en un entorno privilegiado entre Pinares de Venecia y el Parque Grande / José Antonio Labordeta, referente desde su inauguración (1 de Agosto de 1974) en el sector del ocio.

Gracias a la afluencia de público y a la innovación, que engloba un importante esfuerzo en un proceso de modernización y ampliación de instalaciones de manera sostenible y que ha acompañado su trayectoria, junto al especial empeño en convertirlo en un entorno de exuberante vegetación, se consolida como uno de los "parque estrella del Sur de Europa" con el firme compromiso de lograr la máxima satisfacción de sus visitantes que cada temporada renuevan su confianza.

En la actualidad, sus más de 40 atracciones mecánicas, su diversidad de servicios de restauración, tanto en espacios al aire libre como cubiertos en los establecimientos destinados al servicio de hostelería, hacen del Parque de Atracciones de Zaragoza un espacio único para multitud de celebraciones tanto particulares como de empresa y colectivos.

El Parque de Atracciones de Zaragoza es hoy un parque comprometido, un lugar para todos y referente ineludible de ocio en Aragón.



Gran Tikal

Para empezar, decir que el parque está como a tres minutos en autobús de mi casa; la línea que lleva hasta la misma puerta, la 34, pasa con bastante regularidad teniendo en cuenta que se recorre toda la ciudad de manera literal (llega hasta la estación Delicias). También tiene parking, pero no os imaginéis algo espectacular: la verdad es que es un espacio sin asfaltar delimitado por pinos. Muy bien señalizado, sí, pero puede llegar a resultar escaso.

Siendo completamente sincera, el parque me encanta. Evoca momentos infantiles geniales, gran parte de los que conservo de mi infancia (el resto... son menos dulces y divertidos, mi mente los ha ido borrando). El recinto tiene muchísimo potencial, pero me da la impresión de que las personas que lo dirigen no saben hacerlo brillar. Os pongo el mapa y os cuento un poco de todo:


Os prometo que no lo he dibujado yo, es el mapa real.

Aunque el plano de las actividades y zonas no parezca muy serio, os invito a entrar en la página web y explorarlo. Pinchando en cada zona encontraréis información muy útil sobre las zonas y las atracciones (resumen, restricciones, capacidad, acceso a minusválidos S/N, precio si no vas con la pulsera). Voy a poner un par de listas, una de aspectos positivos y otra de cosas que me encantaría que mejoraran: 


Pros

1) Atracciones infantiles, familiares, acuáticas, temáticas. Mucha variedad es sinónimo de diversión :D
2) Un montón de baños MUY bien equipados y distribuidos por todo el recinto. 
3) Zonas de restauración tanto de buffet autoservicio como de bar, bocatería, pizzería, etc... Otro punto a favor es que no te ponen ningún tipo de pega a la hora de entrar comida del exterior, y habilitan muchas zonas con sombra para poder comer tranquilamente. 
4) La piscina abre en verano, y puedes entrar con la pulsera sin pagar ningún plus. 


5) De un año para otro he notado que había nuevas atracciones a las que acceder, y eso se agradece porque los espacios más míticos se mantienen, y los que no deben tener tanta aceptación, van cambiando; el visitante siempre tiene algo nuevo a lo que montar.
6) El personal es muy amable, atento y profesional. 
7) Hacen días temáticos con ofertas especiales. Cada uno de nosotros pagó 7'90 en vez de 20 por una pulsera con la que podías montarte en todo. 
8) Actividades para niños, cuenta cuentos, maquillaje facial. En mis tiempos había hasta karaoke. También organizan cumpleaños o eventos familiares con ofertas que incluyen merienda y pulsera.
9) Oktoberfest. Porque a los mayores de edad también nos gusta divertirnos en un parque de atracciones XD Y la verdad es que el parque lo sabe: también organizan fiestas para empresas.


Contras

1) Muy pocas taquillas, un número ridículo para la capacidad del recinto. El parque abrió a las 11 de la mañana, nosotros entramos sobre las 12 por la cola, y ya no quedaba ninguna disponible (y teníamos a unas cien personas justo detrás, más los que hubieran entrado justo antes). Además, meter tus cosas cuesta un euro que ya no recuperas, y si a media mañana necesitas algo... otro euro más.
2) Limpieza y mantenimiento. Había muñecos y carteles derretidos, sucios... hechos polvo, en definitiva. Telarañas por todas partes, pintura descorchada, el agua de las atracciones os juro que huele a una mezcla de río, bacterias y algo muerto. Terminé empapada en Río Navajo, y en cuanto salí me arrepentí de haberme metido por si terminaba desarrollando lepra (cosa que se hubiera solucionado si hubiera sido precavida y me hubiera llevado un chubasquero, pero no caí). Un ejemplo más de que es un aspecto a pulir: hay un laberinto de espejos GENIAL que debería ser transparente para mayor desconcierto de los visitantes, pero en algunas secciones los paneles eran opacos; otras atracciones estaban estropeadas (algunos brazos del Quetzal no se levantaban, por ejemplo).

Río misterioso, una de las atracciones acuáticas. ¡No toquéis el agua!

3) Las casetas de actividades son caras, y algunos de los retos, imposibles. Había uno que parecía el típico de dardos que tienen que acabar dentro de los aros, pero con una pequeña salvedad: en el centro había Pokémons y debías acertarle al bicho, si clavabas el dardo dentro del aro pero en zona blanca, no valía. Cabe destacar que si el bicho era redondo, o robusto, aún tenías posibilidades... ¡pero si es un palo o aciertas entre brazos, date por jodid@!
4) Zonas cerradas. La verdad es que es una pena cuando te cruzas con algo que antes era una tienda, o una zona de recuerdos, y la ves cerrada. Es como cuando paseas por la ciudad y cada vez ves menos comercios abiertos; sabes que algo no va bien.
5) El cajero estaba estropeado. Puede pasar, una casualidad fatal, ¡qué se le va a hacer! Pero me imagino que, para las personas que se llevaran algo de dinero esperando poder obtener más dentro del recinto, fue una graaaaaan putada.
6) La comida. Madre mía... No puedo hablar por todos los puestos, y de hecho el de los dulces fue una gran experiencia (me comí un gofre que sabía a cielo, lo juro. Además, no era caro, 2'5 por un gofre con nutella que era más grande que mi mano), pero es que el lugar que elegimos para comer fue tirando a malo. Los bocatas fríos pasaban, aunque los hacían en serie y el precio creo que se pasaba un poco. Las patatas, alucinantes, pero de bolsa, igual que los nuggets. Mi hamburguesa, típica hamburguesa congelada de supermercado, estaba cruda y fría (después de más de media hora esperando que me la dieran). Además, la cola para pagar no estaba muy bien señalizada, y había personas que hicieron fila en la de recogida pensando que se pagaba en el momento. Al final tardamos tres cuartos de hora en comer, ¡y eso que fuimos tarde a comer, ya había pasado la hora punta! 


Espero que comprobéis que los pros ganan por goleada y le deis una oportunidad al parque :D Solo ganando visitantes podrán mejorar todos esos puntos, así que... ¡ánimo! Y eh, si el año que viene contactáis conmigo, podríamos hacer una quedada furcifan e ir XD ¿Os hace? ¡Feliz domingo! :*

viernes, 23 de septiembre de 2016

Cicatrices 1.2: Abiertas

.

Y llegó el día, furcifans. Matt ha salido a la luz bajo su propio prisma, sin pasar por el filtro de los ojos de Julia. Tengo que confesar que estoy muerta de miedo, aunque no llegaré al punto del ataque de ansiedad de enero, justo antes de que saliera la primera parte XD Creo que tengo un poco más de temple, ya sé lo que es el rechazo y, aunque pica, tengo la piel un poquito más dura...


...y el corazón elástico.



¡No os equivoquéis, estoy súper contenta por publicarlo! Pero uf XD Antes he recurrido a facebook para preguntar a mis contactos escritores si a ellos también les pasaba lo mismo, y la verdad es que sí, así que me quedo más tranquila: dentro de lo rara que soy, entro en la media xD 

No sé si los lectores en general podéis haceros una idea de todo el tiempo y el esfuerzo que invertimos, con mayor o menor acierto, al escribir algo. La verdad es que, viendo algunos comentarios que reciben personas a las que respeto, quiero y admiro, tiendo a pensar que no :( Hoy mismo, una autora ha recibido uno muy hiriente, en el que ni siquiera se le daba una herramienta para poder mejorar. Se puede expresar una opinión negativa sin recurrir a esto:


¿Pensáis que esto es normal? Yo no. Desmoralizaría a cualquiera.


La sociedad últimamente es cruel. Se escuda en "tu trabajo es público, te arriesgas a que te digan de todo". Ajá, ¿y el respeto dónde queda? Otra cosa es que te digan "mira, con sinceridad, no me ha gustado. Me esperaba otra cosa porque tal tal y tal, he encontrado que X aspecto no tiene sentido"; eso ayuda, porque a la siguiente que te pones a escribir esas cosas las tienes en la cabeza y no las repites. Pero con el ejemplo de arriba, no; con eso lo único que haces es que, como no tengas apoyos cerca, no vuelvas a tener ganas de abrir un archivo Word en tu vida. Por suerte, esta muchacha sí los tiene :D Y, además, os digo que esa novela en concreto fue finalista en un premio. Ella tiene mucho arte, aunque esta persona no haya sabido verlo.

En fin, que esta entrada quería dedicarla realmente a Matt, a sus propias cicatrices, pero, para variar, me pongo delante del blog en blanco y se me va la pinza XD ¡Mi pequeñín ha salido a la luz! Y es precioso, mirad:

Julia os enseñó sus tatuajes, Matt os muestra lo que más daño le ha hecho:
la huella de su matrimonio.


Y, para celebrarlo, os voy a poner NO UNO, NO, ¡TRES FRAGMENTOS! XD A ver si os gustan <3 Un poco más abajo encontraréis el link, por si no sois capaces de resistir la tentación de comprarlo acto seguido. También os pondré el de "Baila conmigo", porque no debéis leer el spin-off sin haber terminado la primera parte XD


Septiembre

Madre mía, ¿esa arruga la tenía ayer?
Me acerco al lavabo y me investigo, encontrando la respuesta a una pregunta que no quería hacerme: la chica del estudio no me ha llamado porque, aunque sigo siendo joven, soy un carca espiritual y eso se nota.
Hago una mueca y vuelvo a la ducha. Tardo poco, pero me entretengo un minuto bajo el flujo del agua: necesito desconectar. Me seco nada más salir y me pongo mi pijama favorito, una camiseta y un pantalón que me compré cuando nació Pauline, sintiéndome mucho más optimista: ya es tarde, llamará mañana sin falta. Utilizo el portátil que le compré a mi pequeña (aunque solo lo disfrute yo) para ponerme música mientras cocino. Recuerdo la salsa que he devorado a la hora de la comida: Luca me ha dicho que, cuando quede con la misteriosa Chica1, si no me interesa tengo que pasarle su número, siendo ella la que le pida matrimonio. Me sonrío. Ojalá tuviera otra oportunidad para conocerla mejor.
Cuando decido que hoy es una noche perfecta para un filete de ternera con menestra de verduras, regado todo con una copita de vino tinto, le doy al play en Youtube: Jacques Offenbach. “Barcarolle”.


El tiempo pasa sin volver, llevándose nuestros sentimientos.

¡Ah, tiempo! Lo que muchos desperdician, lo que otros codician, lo que yo anhelo cuando estoy con mis hijos, lo que me sobra cuando estoy solo. Algo que estoy deseando compartir.


***


Noviembre

—Hola, Grethe.
Ella me ignora, observando con atención la entrada por encima de mi hombro.
—¿Dónde están mis hijos, Jensen?
—Merendando. ¿No quieres entrar y tomar algo?
—No, quiero largarme lo antes posible de aquí y dejar de perder el tiempo.
—Mira, creo que no estaría mal que entraras. No digo que seamos uña y carne, pero estaría bien que los pequeños creyeran que tenemos una buena relación.
—Tengo vida, ¿sabes? ¡Y no quiero entrar en la puta casa de tu madre! 

Cierro los ojos y suspiro.


***


Diciembre

—Matt.
Levanto la vista del guión que estaba estudiando. Julia está mirándose las zapatillas de estar por casa, tamborileando con los dedos sobre su muslo derecho.
—Dime.
—Creo que hay algo que deberíamos hacer, lo he encontrado por Internet.
Se ruboriza y no sé si reír o empezar a desnudarme. Recuerdo que decidí no dar nada por sentado con ella y sonrío, cerrando el guión.
—Cuéntame.
Julia se acerca, levanta el brazo y se decide a mirarme durante un segundo. Le tiendo la mano, pero antes de poder acariciarle los dedos expresa una mueca de horror a la que ya me estoy acostumbrando, fija toda su atención en el guión y lo deja bien cerrado justo en el centro de la mesa americana. Cuando, según su propio universo, el cuadernillo está bien colocado, vuelve a ser la dulzura personificada y me coge de la mano para llevarme hasta el sofá.
Empiezo a creer sinceramente que son instantes en los que desconecta, que no es consciente de lo que hace ni se preocupa de si a mí me molesta (cosa que no hace, aunque sí me deja un tanto desconcertado). Es como cuando, justo antes de abrir las puertas, dibuja una curva cerrada a un palmo del picaporte con su dedo índice. O como cuando organizó el contenido de todos los armarios de la cocina, escribiéndome en un folio la nueva distribución (también lo hizo con la nevera y el botiquín del cuarto de baño). Las películas de Hugo y Till ahora están por orden alfabético dentro del año en el que fueron estrenadas, y cada vez que pone los vasos a secar se asegura de que hay un dedo de distancia entre uno y otro… oh, y todavía no sé qué criterio utiliza para colocar los cojines del sofá, pero estoy deseando aprenderlo porque veo que lo pasa mal si no están como ella los dejó.
Julia me lleva a uno de los sillones, consigue que me siente con un sutil tirón de camiseta y se acomoda sobre mí, mirando al infinito. 
—He encontrado una página en la que pone que hay treinta cosas que tengo que saber de ti, pero hay muchas que desconozco y que tampoco te he contado...


***


Chan, chan, CHAN... XD


Links a Amazon

Cicatrices 1: Baila conmigo
Cicatrices 1.2: Abiertas

¡Y nada más, furcifans! Estoy en el 78% de una novela, así que en cuanto termine, ¡reseña! Lo que todavía no sé si podré hacer sorteo... a ver si lo consigo xD Ayudaría mucho que comprárais mis libros, así yo tendría más dinero para gastar en sorteos ê.e ¡Nos leemos!

jueves, 15 de septiembre de 2016

Canela y Matt

.

Corría el año 2010, furcifans.

A la tierna edad de 19 años fui a Madrid a ver un festival de música heavy llamado Sonisphere con mi expareja. En concreto fuimos cuatro días: 8, 9, 10 y 11 de julio.



El primer día quise explorar a mi aire, así que a la hora de la siesta cogí los mapas que me había preparado, las llaves de la habitación y me fui a dar una vuelta. Sola. Memoricé calles, rutas y tiendas (cosa que luego resultó útil cuando tuvimos que ir a comprar); una de las cosas que más me llamó la atención fue un Starbucks. En Zaragoza no hay (de momento, porque HAN ANUNCIADO QUE ABRIRÁN UNO EN PUERTO VENECIA <3), así que es algo que decidí visitar. Al día siguiente me fui a punto mañana (sola, aunque le compré el desayuno, ¿eh?) al dichoso Starbucks; me pillé un chocolate fresquito y un rollito de canela.

Furcifans, nació el amor ahí mismo XDDDDDDD Fue un flechazo inesperado, pero surgió con fuerza. Estoy enchochada con los rollitos de canela de Starbucks.


Los he probado de más sitios, he intentado hacerlos yo, pero no hay color: me gustan ESOS. Años después sigo comprándome uno cada vez que voy a Madrid, y ahora que van a poner un Starbucks aquí, tengo miedo de convertirme en una bola XD

Volviendo la vista atrás me doy cuenta de lo particular que he sido siempre (y de que voy a morir sola, rodeada de gatos), no solo por pillar unas llaves, soltar un escueto "luego vuelvo" y desaparecer sin más dos veces, dejándole tirado durante tres cuartos de hora; supongo que lo peor de ese viaje llegó el segundo día de festival. Hasta ese momento había procurado no meterme en todo el mogollón porque me agobio un montón rodeada de desconocidos, pero el segundo día tocaba Rammstein.


Dioses, lo mío con este grupo es amor. Tanto como para meterme en la quinta fila de uno de sus conciertos.

Me voy del tema. Ya durante el concierto empezamos a... no sé si llamarlo discusión. Él quería subirme sobre sus hombros con toda la buena intención del mundo, pero el contacto me cogió por sorpresa y me puse a chillar como una histérica para que me dejara tranquila (ya estaba suficientemente alterada intentando desconectar de los empujones, los gritos y el olor a choto que se arremolinaba a mi alrededor, conteniéndome al mismo tiempo para no trepar al escenario y violar consentidamente a Richard Z. Kruspe), y él se me quedó mirando como... yo que sé, porque en ese momento no le entendí y ahora mismo ni siquiera recuerdo su expresión. Supongo que es muy difícil hacer que te entiendan cuando ni tú misma sabes que tienes un trastorno de la conducta; ahora puedo decirle a la gente "oye, si haces esto puede que reaccione así para recuperar mi nivel de confort óptimo, no te enfades ni le des vueltas".

En fin.

Justo después del final de Rammstein él quería ver a otros, no sé si eran Mastodoon (¿?), y yo me senté en un bordillo a esperarle tranquilamente, disfrutando de la música a lo lejos. Ya estaba sola, así que me calmé automáticamente. Terminó el concierto y yo quería irme, estaba bajo mínimos: no sé si algún Asperger llegará a leer estas líneas, quizás solo esas personas comprendan la cantidad de energía que necesité para aguantar semejante jaleo. Además, ya era el segundo día, algo así como las tres de la madrugada, aunque el festival continuaba. Le dije que iba a coger un taxi para volver al hotel, que le esperaría tranquilamente en la habitación, pero él no lo entendía. Creo que pensaba que me había cabreado, aunque yo se lo estaba diciendo simplemente cansada y feliz. Iba en serio cuando le dije "yo me pillo un taxi, tú diviértete. Te espero allí, ven a la hora que quieras". Al final sí llegamos a discutir de verdad, por el simple hecho de que él no quería irse y, al mismo tiempo, no quería que yo me fuera porque pensaba que estaba cabreada, quizás se le cruzó por la cabeza la idea de que yo luego no le iba a dejar entrar o alguna movida así. Y no, simple y llanamente estaba extenuada.

¿Por qué os cuento todo esto? Porque yo, en ese momento, no sabía que tenía que explicarme, pensaba que ambos llegábamos a las mismas conclusiones lógicas y sin dobles sentidos (en ese momento no tenía ni idea de lo que era el Asperger; no era consciente de que debía explicarme). Y porque esa conexión es la que sí he conseguido establecer entre Julia y Matt <3 ¡DE MOMENTO SE ENTIENDEN!


<3

¡Y aquí llega el verdadero sentido de la entrada! Quiero hablaros del spin off de Matt que va a salir dentro de poco ^^ Ya os dije que, a modo de aperitivo antes de que salga la segunda parte (a la venta antes del año que viene, sin fecha fija todavía), Kelonia va a publicar Cicatrices 1.2, un texto de unas cien páginas desde el punto de vista de Matt. No es el mismo libro calcado punto por punto, solo son escenas que quiero que leáis desde el punto de vista de mi alemán favorito. También quiero que conozcáis mejor a Luca, a los gemelos, a Clara...

...a Grethe...

Por ello, os recomiendo que releáis la primera parte :D Voy a recordar los links para la compra en físico (¡está de oferta y los gastos de envío salen gratis! También encontraréis un adelanto de 50 páginas) y en digital. ¡A partir de ahora irá todo más rápido! Estos meses han sido de locos para todo el mundo, pero las aguas siempre vuelven a su cauce :) Aprovecho para decir que hace diez días pasé OTRA vez por bisturí y, bueno, he sobrevivido, aunque para variar hubo complicaciones -.- Algún día os haré un resumen de mi historial médico, os vais a echar unas risas XD

Pero esto no es todo lo que quiero contaros, no. Porque, obviamente, este Spin off tiene que tener una cara y un nombre. El rostro (la portada) no voy a enseñároslo todavía (acabo de deciros que adoro los rollitos de canela de Starbucks, acepto sobornos); lo segundo viene ahora a modo de hype.

A la hora de buscar títulos para la trilogía de Julia se me ocurrieron varios (algunos MUY malos), pero había tres que eran varios de los estados en los que puedes encontrar una cicatriz. Al final, los dejamos a un lado a favor de los que vais a encontraros: el primero, "Baila conmigo", una frase de nuestra querida Èna, que simboliza la apertura de Julia. Al principio de la historia, mi recogidica y abrazable aspie-girl ni siquiera puede abrazar a Nacho, su mejor amigo; al final consiente que Èna, una total desconocida, la saque a bailar. 

El tema es que hemos recuperado esos tres títulos descartados y, de momento, uno pondrá nombre al primer Spin off. Con esto no quiero decir que vayamos a sacar tres, aunque la verdad es que voy a intentarlo, porque hay muchas escenas que no se han podido incluir en los tomos oficiales (lo confieso, me he extendido de narices XD); me hace ilusión que sepáis cosicas. Eso sí, este primer volumen 1.2 es exclusivamente de Matt, pero el 2.2 incluiría escenas de Nacho y el 3.2 de... ¡Pauline! Y, sin enredarme más, el Spin off va a tener por título...

Cicatrices 1.2, Abiertas.

Volveremos a las duchas calentorras y a las mordidas de labios, 
querido Matthi...

Ya tenemos la portada hecha, el manuscrito está corregido, solo resta maquetar y subirlo. Como podéis ver, NO QUEDA NADA. Si sois buenos y me dejáis comentarios en Amazon (en serio, ayuda muchísimo porque la plataforma hace que otros usuarios visualicen más fácilmente el libro) os contaré más cositas furcias :D Cositas como fragmentos, portada... en fin, cositas <3

¡Me despido, furcifans! Lo único que me queda por comentar es que mañana tengo una entrevista de trabajo y que, de verdad, espero que me cojan: a cuanta más pasta, ¡más presentaciones fuera de Zaragoza! Aprovechando este punto, me encantaría que, los que habéis llegado hasta aquí, me pusiérais de qué ciudad sois para hacer un sondeo ^^ ¡Si coincidís varios en una misma ciudad, los engranajes de las presentaciones empiezan a girar! Pasad buen juernes, nos leemos en Facebook / Twitter :*

lunes, 12 de septiembre de 2016

It (Eso)

.

¡Buenas tardes, furcifans!

Estoy... no sé cómo estoy XD Acabo de terminar "It", de Stephen King, y me ha impactado tanto que he decidido hacer una reseña (aunque, obviamente, el señor King tiene cosas mejores que hacer antes que prestar atención a las palabras que voy a encadenar). Mejor empiezo ya... y que sea lo que La Tortuga quiera.




Sobre el autor

Parece cándido y bondadoso, incapaz de hacer daño a nadie, ¿verdad?
PUES ES UNA TRAMPA XD


Leyendo la biografía de Stephen King me encuentro con la cara tras las letras. La verdad es que le ha pasado cada cosa al pobre... No quiero resaltar nada de su vida privada, porque, quizás, lo que a mí me hubiera marcado profundamente, no llegó a convertirse en una motivación real para él. Me da la impresión de que la mejor manera de conocerle, la más directa y visceral al menos, es a través de su legado: noventa y cuatro obras entre novelas y cuentos han visto la luz. ¡94! Madre mía, ¡es un crack! Ojalá yo, algún día, llegue a tener una rutina tan constante y prolífica como para escribir la mitad, y la mitad de bien XD "It", el libro que he leído, es del '86; su primera publicación, "Carrie" (me encantó también, por cierto), es del '74. Casi me da vergüenza admitir que estoy lejos de ser una gran lectora de King, pero bueno, ¡poco a poco! Tengo veinticinco años, seguirán cayendo libros XD De momento y por orden, "Carrie", "La cúpula", "El resplandor" y este "It", eso, que es simplemente increíble. Sí que he visto muchísimas películas inspiradas en sus obras, pero obviamente NO es lo mismo (la última, "Cell", no me gustó en absoluto; espero que el libro sea mejor).


Sinopsis

¿Quién o qué mutila y mata a los niños de un pequeño pueblo norteamericano? ¿Por qué llega cíclicamente el horror a Derry en forma de un payaso siniestro que va sembrando la destrucción a su paso? 

Esto es lo que se proponen averiguar los protagonistas de esta novela. Tras veintisiete años de tranquilidad y lejanía, una antigua promesa infantil les hace volver al lugar en el que vivieron su infancia y juventud como una terrible pesadilla. Regresan a Derry para enfrentarse con su pasado y enterrar definitivamente la amenaza que los amargó durante su niñez. Saben que pueden morir, pero son conscientes de que no conocerán la paz hasta que aquella cosa sea destruida para siempre.

It es una de las novelas más ambiciosas de Stephen King, donde ha logrado perfeccionar de un modo muy personal las claves del género de terror.


Ficha técnica

Título: It (Eso)
Páginas: 1501 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: Debolsillo / Penguin Random House grupo editorial
ISBN: 9788497593793
Género: Terror
Ilustraciones: David Argemí / Xavier Comas

Enlace de compra en digital y en físico: aquí.



Opinión / Os cuento mi vida porque me da la gana :3


El amigo Pennywise.


El miedo como concepto, el miedo como fondo, el miedo como personaje.

Me fascina el miedo, dentro de que es una emoción básica en el ser humano, primitiva, unida a veces con lo ilógico y otras con el instinto de supervivencia. Tememos lo que conocemos, y tememos todavía más lo que nos es desconocido parcial o totalmente. 

El miedo... el miedo hiere más que las espadas, lo llevo tatuado en el pecho para recordarlo. Me evoca a una temporada vital en la que trabajaba en un sitio increíble, para bien y para mal: mis jefes eran los mejores jefes que uno pudiera tener, muy buena gente, comprensivos, atentos, me pagaban lo que me correspondía y me hicieron buenos contratos aunque yo no tuviera experiencia. Me enseñaron no solo un oficio, me dieron las claves para interactuar con desconocidos y salir airosa, a mirar a los ojos sin miedo a colapsarme. Sé que no podría hablar de Julia en las ferias o en las presentaciones de no haber sido por ellos. Sin embargo, este ambiente laboral de ensueño tenía una pega: de los que venían a comprar, había gente que inspiraba miedo, puro terror. Leo It y pienso en qué se convertiría mi propio Eso. No sería un payaso, ni una momia, ni un hombre lobo, ni un brote sanguinolento a través del hueco del lavabo. No sería un pájaro, ni la cosa del pantano, tampoco un leproso escatológico, carcomido y lleno de bichos. Sería un señor de unos sesenta años, consumido por las drogas y el alcohol, que olía a acre y putrefacción no solo físicamente; era algo más profundo, una melodía fuera de compás entre alma y cuerpo que lleva a la muerte del ser a tantos niveles que asombra. Mi It particular volvería a decirme lo que ese ser, ese despropósito de infraevolución, me espetó a duras penas en la tienda, después de que yo me negara a pagarle unas cervezas para las que no llevaba suficiente dinero: 

Y oye bien lo que voy a decirte: yo de la cárcel saldré, tú del cementerio no. 

Sé que le recuerdo con miedo y con desprecio, no puedo llegar a sentir pena o compasión hacia su declive, y eso asusta; sin embargo, a la vez parece lógico no sentir empatía por quién te hace tener pesadillas. Su recuerdo, unido a otras tantas anécdotas, hizo que, quizás, me precipitara a la hora de seguir estudiando. No he vuelto a tener una estabilidad laboral como aquella, y eso me hace pensar que hoy en día, estudiar en España está sobrevalorado. 

Pensamientos que rozan la sociopatía y recuerdos aparte, prosigo con el libro, que me ha atrapado en una vorágine lectora. Madre mía, es un pedazo de libro, ¿eh? Y no me refiero a sus 1501 páginas, no: es la historia, creo que la mejor que he leído de Stephen King. Me encanta cómo me lo ha narrado TODO, aunque algunas veces se pierda por extraños vericuetos argumentales, y otras no entienda las referencias que quiere hacer (supongo que un norteamericano las comprende perfectamente); más adelante destacaré el único aspecto que no me ha gustado; no entiendo por qué el autor decidió escribirlo, porque me parece innecesario y hasta cierto punto ridículo. 

El argumento es "simple": Derry sufre oleadas de asesinatos infantiles durante un tiempo concreto, separado de un lapso más concreto todavía (durante trece o catorce meses, cada veinticinco años aproximadamente). Una de las víctimas es el hermano menor de Bill el tartaja,  personaje que, a lo largo de la aventura, se unirá a otros seis chavales de su quinta para averiguar qué hostias está pasando en su pueblo. Los siete tienen algo que les hace diferentes y, por tanto, les coloca una diana en la espalda de cara a los desprecios y abusos de Henry Bowers y su banda de cabronazos: Bill, tartamudo; Richie, bromista con gafas de culo de vaso; Ben, obeso y buenazas; Beverly, niña y de origen humilde, casi pobre; Mike, negro; Stan, judío; Eddie, que sufre una serie de dolencias psicosomáticas (asma, migrañas) provocadas principalmente por su madre. Estos siete aventureros formarán la banda de "Los perdedores", y emprenderán un camino lleno de peligros a través de dos etapas: a finales de los cincuenta, cuando son niños, y a mediados de los ochenta, cuando todos son adultos.

Iba escribiendo la reseña conforme leía la novela, ayudada por la existencia de las notas del móvil XD Ponía reflexiones, pensamientos, y en ello estaba cuando apareció lo que más pavor me dio de todo el libro: la parte de Stan Uris de niño, su primer encuentro con Eso, es simplemente terrorífica. Juro que llegué a oír en mi cabeza cómo alguien bajaba las escaleras en ese momento.

Y con esto de fondo.

Pero el libro no solo me ha entretenido, me ha mostrado una faceta norteamericana que desconocía: la existencia de la liga de la decencia blanca. Me apunté el nombre para buscarlo, pensando que era un simple recurso que King había creado, pero no. Cabrones u.u

Volviendo al hilo: el miedo como concepto es interesante, sí, pero como personaje es sublime. It va a putearles, va a introducirse de lleno en sus mentes y beberá de sus protomiedos infantiles hasta hacerlos palpables, aumentando niveles de terror exponencialmente. Cogerá un grano de arena y hará montañas de terror, obstáculos colocados en el momento preciso, consiguiendo que sus mentes se tambaleen antes de que lo hagan sus cuerpos. Estoy simple y llanamente cautivada por esta gran historia. 

Me ha dado tiempo a asociar a Carrie y a Bev mediante la sangre. Sangre que simboliza en ambas un par de puntos muy interesantes: 

1) Pérdida de la inocencia. A Carrie le baja la regla al principio (lo que nos lleva a saber que su madre la maltrata y omite algo tan básico como es la menstruación), y eso desencadena todos los horrores del libro; para Bev simboliza el maltrato al que la somete su padre y el miedo que tiene de crecer, pues Al Marsh es un proyecto a violador en potencia. 

2) La crueldad infantil / adolescente. Ambas son maltratadas por sus coetáneos; Carrie lo padece, además, CON sangre, de una manera literal y porcina. It se aprovecha de las heridas emocionales de Bev y aparecerá con forma de burbujas sanguinolentas. Y no creáis que me olvido de Wendy en El resplandor xD Madre mía, lo que sale por ese ascensor... ¡parece que a Stephen King le gusta hilar con sangre a sus protagonistas!

Ya que me meto a hablar de los personajes, lo confieso: amo a Benjamín Hanscom. Me parece un personaje muy bueno, agradable de leer, humano, alguien con quien sentirme identificada en ciertos niveles. No en cuanto a situaciones vividas, no; es más a nivel psicológico, a las reacciones y pensamientos derivados de un hecho concreto. Ben me encanta, mucho más que Bill (parece que desde un primer momento te quieren meter que es el protagonista indiscutible, cuando creo que es un libro muy coral). Mike Hanlon también me gusta mucho, y toda la parte más histórica con su padre me encanta (creo que, de los flashbacks, es el que más he "disfrutado": la quema del Black Spot). La anteriormente mencionada Bev (única fémina del grupo entre tanto nabo) es genial como superviviente, aunque salga de Guatemala para caer en Guatepeor. Richie es la hostia, simple y llanamente XD Stan pasa un poco sin pena ni gloria, salvo por el relato más terrorífico de la infancia de los personajes. Sin embargo, es Eddie el que aporta una de las reflexiones más interesantes y ciertas dichas durante el libro:

Muy obvio, pero al mismo tiempo...

Me encanta un pasaje en el que el grupo, compuesto por siete niños de once años (SIETE NIÑOS DE ONCE AÑOS, MALDITO PERVERTIDO XD) juega por Los Barrens imaginando que están en una jungla, sin llegar a darse cuenta de que todo lo que "esquivan" (un tigre, pirañas) son elementos mortales dispuestos por It (ya sé de dónde sacó J. K. Rowling la inspiración para crear a su boggart: It lo es a lo bestia). 

La escena de la batalla de piedras... jojojojo. Épica hasta niveles insospechados XD Henry Bowers está JODIDO DE LA CABEZA, manipulado over 9000 por It.

Conforme avanzaba por el libro escribí una nota que luego se confirmó: ¿alguien ha leído la historia y se ha planteado que una especie de deidad moviera los hilos necesarios como para que el grupo se enfrentara a It? Efectivamente, al final se descubre que no es un solo ente, sino dos, los que ayudan a los chicos: La Tortuga, una fumada cósmica  de personaje que, supuestamente, dio origen al universo físico, y Aquello, que vendría a ser Dios, quiero pensar. Ojo con la aparición de La Tortuga, porque os juro que no entendía una mierda de lo que estaba leyendo XD Creo que, para leer el final de It, hay que meterse lo mismo que Stephen King tenía en sangre:

Una vez te metes en una mierda cosmológica como ésta...

En fin, que Eso no es solo una historia, es una disertación sobre la naturaleza humana y el crecimiento mental, del paso de la infancia a la madurez (qué bonico me ha quedado, mae). 

Y llegó la página 1230. Mil doscientas treinta hojas en las que no me sobró nada (ni siquiera crímenes pasados), y DE REPENTE Bev suelta: 

—¿Con todos? ¿Hice el amor con todos vosotros? 

¡Vaya que sí, Bev, con todos y cada uno de ellos! A unas noventa páginas del final. En una alcantarilla, a oscuras, narrando uno por uno; en un momento, el único personaje femenino se convierte en una vagina con patas. Hasta entonces, Stephen King había descrito a Bev como víctima de abusos, pero también como guerrera, excelente tiradora; de improviso, lo único que sabe hacer es llorar, arrastrarse y soltar el objetivo por el cual pertenecía al grupo de "Los perdedores": follar con seis niños para "mantener el vínculo, tranquilizarles y poder salir de allí". Venga ya hombre, pero qué me estás contando Stephen King XD ¿¿Una orgía de siete niños de once años?? Creo que era algo totalmente prescindible y fuera de lugar, tanto por situación como por edad. Es que me parece tan surrealista, tan ilógico, que lo de La Tortuga hasta me parece creíble XD Sin contar con que, después de salir de las alcantarillas, dejas una laguna espectacular: ¿cómo vuelven a casa? Porque el resto no sé, pero la madre de Eddie se volvería loca al verlo rebozado en mierda. Sin contar que, justo ese día, Alvin Marsh persiguió a su hija con intención de matarla y posiblemente violarla. 

¿He dicho que Bev era la única mujer? Bueno, no es del todo cierto: omito obviamente a todos los personajes secundarios, pero me dejo a... ESO. What's up, bitches, Eso es Esa XD

No voy a contar cómo termina exactamente todo, que bastante he dicho ya XD


Espero que hayáis disfrutado con esta humilde reseña :3 Me voy a ver la adaptación de la novela ahora mismo, a ver qué se cuenta el amigo Pennywise <3