lunes, 30 de noviembre de 2015

Marchando a trabajar

.

¡Buenos días, furcifans! ¿Cómo va todo? Yo en estos días he tenido muchos momentos de estrés y otros tantos de tocarme mucho la chirla; ya perdonaréis mi ausencia bloguera, pero lo que podía contaros se resumía en pocas líneas y no me apetecía lanzar una entrada sólo para eso XD Pero hoy es lunes y os debo un puñado de párrafos.

¡Al trabajo!

Para empezar, he pasado a seis lectoras cero el proyecto del NaNoWriMo para que me dieran su parecer antes de darle una relectura y pulir detalles, descripciones y escenas en general. Ya tengo una opinión y ha sido bastante positiva; no sólo le ha encantado la historia general, sino que me ha hecho meditar sobre un hilo que he dejado un poco suelto y que no percibí en su momento, así que supongo que la historia contará con otro capítulo más.

También he llegado a la conclusión de que tengo dos opciones con esta historia:

1.- Tirar de crowdfunding para reunir pasta y pagar la portada, la corrección y la maquetación que la historia se merece (y vosotros también, como posibles futuros lectores) y subirla a plataformas de pago social (si le dais a Me Gusta a la página podréis descargar el archivo, por ejemplo).

2.- Guardarla en un cajón y dejarla para un futuro en el que tenga suficiente dinero para no depender del crowdfunding XD

Como no tengo ninguna prisa seguiré murmurando por los rincones sobre crímenes despiadados, que es de lo que va la historia.



Pasemos ahora a un hecho un tanto agridulce. El crossover que tengo con Nía Van der Veer va a tener que esperar un día (mañana lo publicaremos) por causas de organización ajenas a nosotras (más concretamente, se debe a que Amazon a veces hace cosas muy raras XD).




Para que vayáis haciendo boca: LE HA QUEDADO GENIAL. Voy a tener que esforzarme para superar una entrada en el reto tan espectacular XD



Sigo: acabo de leer una entrevista de Sergio R. Alarte y quiero compartirla con vosotros ^^ Sergio tiene mucho que ver con el universo de Julia y sus Cicatrices, pero ¡ah! De momento es todo sorpresa.



¡Otra novedad! ¡¡VOY AL RA!!



En Febrero estaré dando mal por Madrid. Estoy segura de que conoceré a gente maravillosa y que aprenderé un montón ^^ Espero encontrarme allí con algún furcifan, pero claro, ¡no sabéis cómo soy! Así que veo complicado que alguien me salude de primeras. Os enseño mi careto.


Quizás en el momento del RA pase más desapercibida por el simple hecho de que voy mirando más al suelo que a la gente, pero espero que si me reconocéis me saludéis :)


Contaros también que el sábado estuve en la presentación de Sueños de piedra de Iria G. Parente y Selene M. Pascual.


La verdad es que estoy deseando tener tiempo para leerlo y hacer una reseña, pero tal y como tengo los horarios no sé cuándo podré XD Tengo que destacar dos comentarios que escuché en la presentación por parte de Iria.

Comparto con ella el deseo de que se vayan difuminando géneros literarios, que no dejan de ser etiquetas para poder clasificar un libro en una u otra estantería. Yo soy sincera con la historia de Julia: tiene drama, tiene a veces toques de humor, tiene romance y tiene sexo, pero ¿qué vida conocéis vosotros que no tenga todo esto? ¿Se debe considerar sólo un género en este tipo de tramas? ¿No sería crear expectativas si una persona busca erótica y luego se encuentra con Juls?

El segundo es el de la violencia entre géneros (EN AMBAS DIRECCIONES), algo que afecta como un cáncer a todas las sociedades del mundo. Porque si ya es horrible que un hombre maltrate a una mujer por el simple hecho de considerarla un ser inferior (sólo por escribir esta frase me ha dado un escalofrío) es espeluznante que cualquier persona considere que un hombre que sea sensible, que no vaya de chuloputas y que trate bien a las mujeres sea un pagafantas, un marica, un moñas o un blando (dicho todo esto en plan despreciativo). ¿Sabéis de dónde viene todo eso? De la imagen preconcebida del típico macho de pelo en pecho, que ni llora ni se hunde. Como dijo Iria, todo el mundo tiene derecho a expresar que está mal en alto sin que haya nadie que quiera avergonzarle o hacerle sentir ridículo. En ese sentido me encantan personajes como Peeta Mellark, ¡ese sí que es un furciaco de los pies a la cabeza! Yo espero haber conseguido dar ese sentido a la persona con la que Julia tropieza... ¡y me voy a callar antes de soltar algún spoiler! XD

Furcifans, me despido por hoy, ¡pero sólo hasta mañana! Porque publicaré aquí la obra de Nía, las condiciones de mi reto (voy a tener sólo seis días para desarrollarlo, que los dioses me pillen confesada XD) y alguna novedad más que me haya dejado en el tintero. ¡Se os quiere!

2 comentarios:

  1. y si en vez de ser un drama, o literatura erótica, o romántica, creas la
    - Furci Literatura
    - Literatura Furciana
    - ¿Furcitura?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Furci-género literario! Hay que meditar el asunto con tiempo y profundidad XD

      Eliminar