sábado, 10 de octubre de 2015

Peta Z - No mezclar con refresco de cola

.

¡Buenos días!

O eso creo, porque llevo un catarrazo... los virus campan a sus anchas por mi organismo. Como fue el jueves el día que empecé a encontrarme mal decidí dispersarme leyendo. La verdad es que tengo un montón de libros pendientes (Tus magníficos ojos vengativos cuando todo ha pasado, por ejemplo. Otro día hablaré de él) pero no podía dejar pasar una recomendación de Darío Vilas; a Darío le conocí este verano en el Celsius después de que terminara la presentación de sus obras (me traje a casa El tiempo como enemigo y lo disfruté como una enana). La recomendación fue una antología Z en el que él mismo participa y que es...





Paso con la reseña de este libro que, de verdad, no tiene desperdicio.


Sinopsis:

Solo hacen falta once bastardos para destruir tu infancia. Terror, aventuras, misterio, humor, crítica social y sobre todo mucha mala leche. Once relatos en los que los dibujos de nuestra más tierna infancia se mezclan con muertos vivientes. Nunca has leído nada igual. Tal vez no quieras volver a leer nada después de esto. Con relatos de Víctor Blázquez, Ignacio Cid Hermoso, Daniel P. Espinosa, Ángel Luis Sucasas, Miguel Aguerralde, Darío Vilas, Juan Miguel Fernández, Manuel Martín, Alejandro Castroguer, Javier Cosnava y Vanessa Benítez Jaime. Descárgala aquí (o aquí) de forma totalmente gratuita y disfrútala... si te atreves.


Ficha técnica:


Páginas: 386
Idioma: Español
Publicación: 2013
Editorial: Sportula y Dolmen Editorial
Categoría: Terror
ISBN: 9788494158308
Portada: Daniel Expósito (Ya había visto trabajos de Daniel. ¡Me encantan sus portadas! Echadle un ojo a su blog)




Me meto en materia (sin spoilers)…

  1. Battle Royale – La antología empieza con un relato de Víctor Blázquez que suma a Oliver y a Benji, a Battle Royale y a muchos, muchos, muchos zombies. Tela.
  2. Cuando lo que de amoroso tiene el oso no resulta nada hermoso – Ignacio Cid Hermoso. La fórmula del segundo: Los osos amorosos + elemento Z + Tarantino.
  3. Z de Mazinger – Daniel P. Espinosa nos lleva de la mano por esta realidad zombie con un relato en primera persona. Cuando llega el final sólo puedes echarte las manos a la cabeza y decir “hostia, qué liada”.
  4. Cama para doz – Ángel Luis Sucasas. Epi y Blas, zombies y Sucasas. Este tenéis que leerlo, vamos que sí.
  5. La maleta – Miguel Aguerralde. Es uno de los que más me ha gustado.  Supongo que será de Dragones y Mazmorras; confieso que no la he visto ni sé de qué va (ya, ya lo sé, palizón gordo).
  6. ¿Qué haces comiéndote a la lisiada? – Darío Vilas. ¿Habéis visto este vídeoPues ahora sumadle a Heidi convertida en zombie, no tiene desperdicio.
  7. El abismo insondable – Juan Miguel Fernández. Me ha encantado. Sin más. Tengo que encontrar más obras de este autor. No, no he visto Caballeros del zodíaco, pero google me ha chivado la procedencia de los personajes.
  8. Mi mono y yo – Manuel Martín. En un pueblo italiano, al pie de las montañas… Este me ha encantado, ¡tiene de todo! Otro autor del que tengo que buscar obras.  Tengo que decir que, sin embargo, me faltan hojas. ¡Quiero saber más! Manuel Martín, me debes un libro sobre el mundo de Marco Z.
  9. La sima – Alejandro Castroguer. Ulises 31. Ni puñetera idea. La verdad es que Sigmund Freud tendría mucho que decir sobre el estilo de escritura pornoeróticofestivo del comienzo (y lo digo yo, autora de una trilogía erótica), pero no se puede negar que Castroguer sabe lo que se hace.
  10. Banner y Flappy contra la Bruja Avería Z – Javier Cosnava. La imperecedera flor de los cojones. Ardillas molonas. Banqueros zombies. Memeotoa. Aunque luego, cuando empiezas a escarbar más allá de la superficie… Este relato debería leerlo toda España. Y, desde luego, ¡otro autor más para buscar!
  11. La buena, el ladrón y el malo – Vanessa Benítez Jaime. No sé qué puedo decir sin desvelar nada; me ha gustado bastante a pesar de no tener ni pajolera idea de a qué serie zombificaba. Me ha roto un poco los esquemas por no tener ningún elemento más… ¿fantástico, quizás? No sé, después de pasar por Barrio Sésamo, una nave espacial y el bosque del Edén mi cabeza no ha sabido registrar bien el cambio. ¿Será que se merece una novela a parte? Lo que sí tengo claro es que Vanessa es genial :)



Opinión:


Oh. Por. Los. Dioses. Me he reído cosa mala con esa sucesión de relatos jode-infancias. Sólo me hicieron falta dos datos para intuir lo que me esperaba: que la idea fue concebida en una noche de Celsius y que, entre otros, participaban Sucasas, Cid Hermoso y Vilas. A estos tres ya los conocía y más o menos intuía lo que son capaces de hacer, pero ni por asomo podía imaginarme lo que me acechaba en el interior.

Os la recomiendo encarecidamente. Buena lectura zombie, una fantástica excusa para descubrir a muy buenos autores patrios y, encima, ¡gratis! Me hubiera encantado estar en ese cutre-bar en el que nació Peta Z <3 Lo único malo: la mayor parte de las series no he llegado a verlas, así que no he podido apreciar totalmente la destrucción de los idolatrados personajes de las infancias de estos autores. Yo me críe con Carmen Sandiego, con Reena y Gaudy, con Bumpy el travieso, Rugrats, La pajarería de Transilvania y similares. Eso sí, si hay segunda parte… ¡que cuenten conmigo!

PD: Pensándolo bien… algunas series de las que veía ya acojonaban de por sí XD Todavía recuerdo cuando, luchando contra un capullo, Reena Inverse termina con un agujero en el abdomen del tamaño de una calabaza de Halloween americana.  Y Bumpy no es que transmitiera mucha confianza…



Espero que os haya gustado la reseña y que os animéis a leerlo ^^ ¡Pasad un puente estupendo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario