miércoles, 29 de noviembre de 2017

El hombre que nunca sacrificaba las gallinas viejas

.

¡Muy buenas, furcifans! ¿Cómo va la cosa? Yo creo que todavía tengo resaca post gala de OT XD Sigo pensando que #Almaia es un hecho y me emociono con cualquier tontada que veo por el directo (Amaia pocha, Alfred cuidando de ella y dándole mimicos... <3). Dentro de quince años, cuando hagan el reencuentro (sin Miriam, espero), Alfred y Amaia llevarán a sus hijos y les explicarán la importancia de los aspersores X'DDDDDDDDDDD


Ella vive en la parra, tiene talento y es preciosa, él es el hombre perfecto. 
Ya tenemos novela romántica en vivo XD

Dioses, no dejéis que desvaríe tanto... O sí, porque lo que vais a leer a continuación os va a dejar tó locos. Y es una reseña perfecta para este tiempo tan frío, porque lo que apetece estos días es hacerse una buena sopita  🐔




Sobre el autor


Darío con Iria G. Parente durante el Celsius

Podéis saber más de Darío haciendo clic en este link.


Sinopsis

Un hombre normal, una vida normal, una ciudad gris y anodina. La isla vive la apacible quietud de quien no sabe que se avecina tormenta o que, es más, reside en el ojo del huracán. Pero lo cierto es que en Simetría se esconde la maldad. Bajo tierra yace el terror. En sus calles es donde las víctimas se encuentran sin reconocerse.

Marquitos es en sí una contradicción, el amante piadoso, enorme, que se nombra con un diminutivo porque mata con dulzura, siempre por un bien común, el de su ombligo, que abarca todo el mundo, o todo UN mundo, o al menos esa parte de Simetría que se radiografía en esta novela.

(Ignacio Cid Hermoso)


Ficha técnica

Título: El hombre que nunca sacrificaba las gallinas viejas
Páginas: 217
Encuadernación: Rústica con solapas papel verjurado
Editorial: Cazador de ratas
ISBN: 978-84-9470661-5
Género: Thriller


Link de compra.


Opinión (sin spoilers)

El hombre que nunca sacrificaba las gallinas viejas es un bocadito perfecto de literatura desconcertante, de esa que se te mete en un rincón del cerebro y te golpea con un palo cuando menos te lo esperas. Es un telar de violencia sobrehilado con eficiente brutalidad por Marcos Laguna, un gigantesco cuerpo pegado a una mentalidad enferma que tiene un único objetivo: limpiar Simetría. Esto podría parecer "fácil", pero debería aclarar que la propia Simetría es un apéndice de maldad que debería ser extirpada: cada calle reverbera oscuridad y crímenes. Marcos es un asesino, un torturador, un ser fascinante; nos llevará de la mano por las calles de su ciudad, abriendo tumbas de recuerdos para que podamos profanarlas a placer. Porque sí, aunque Simetría y todo lo que habita en ella sea maligno, leer El hombre que nunca sacrificaba las gallinas viejas es un placer extensible al gustirrinin que provoca sostenerlo (¡me declaro muy fan de la edición!). Cada palabra ha sido escogida para causar el mayor efecto posible de la mejor manera posible; la narrativa de Darío me había atrapado antes, pero esta obra es de coger y no soltarla. Recomendadísima para una tarde en la que no tengáis absolutamente nada que hacer, porque cualquier interrupción supondrá una maldición entre dientes y podría despertar instintos asesinos. Si os van los libros de crímenes tanto como a mí, no dejaréis escapar este libro.


También conoceréis a la Rosa Púrpura de Simetría.


Opinión (con spoilers)

Chavales, en la entrada de hoy aprenderemos cómo fabricar un perfecto asesino serial. Cogemos una casa con sótano y huerto, comprobamos que sus cimientos son extraordinarios (una trama argumental bien definida, acotada por flash-backs), aplicamos un ser con una enfermedad mental y un aspecto intimidante, empapelamos las paredes con un lenguaje tan oscuro como los actos que se reproducen entre ellas y... voilà! Tenemos una obra de arte llamada El hombre que nunca sacrificaba las gallinas viejas. Una recomendación de cara a la decoración del jardín: unos cuantos Onryos siempre darán profundidad y sorprenderán a los amigos. Eso sí, cuando invitéis a alguien, que tenga cuidado con las gallinas viejas; los animalitos han estado currando toda la vida y merecen una jubilación digna.


Los Onryos de Marquitos os harán estremecer.


No os quiero contar mucho más para no destripar. A grandes rasgos, os diré que la historia se centra en Marquitos Laguna (un apodo lleno de sorna con el que le han bautizado sus vecinos). Un encuentro fortuito sacará a la luz los peores instintos del personaje, que lleva varios años sin cometer un crimen, aunque no se desprende de ellos jamás.

La verdad es que, además de todo lo que os he dicho hasta ahora sobre el libro, para mí ha sido como una especie de reencuentro o segunda conexión con mi pasado como lectora (acabo de envejecer treinta años o así XD). No sé si habréis leído la saga de Jeff Lindsay, pero me he sentido acogida por la misma aura de criminalidad. Dexter y Marquitos no tienen nada que ver el uno con el otro, pero cada uno tiene su propio bagaje, su oscuro pasajero. El de Dexter permanece encorsetado por las directrices de Harry Morgan, pero el de Marcos no tiene diques, tiene la libertad de explotar en cualquier momento. Y cuando lo hace, la onda expansiva es brutal. Si tengo que elegir entre personajes, me quedo con Dexter porque es mucho más aséptico en su proceder, metódico y calculador. Tiene un instinto depredador y criminal insaciable, pero lo somete con un propósito que a mí me parece noble. Marcos, en el fondo, es un misógino trastornado, un asesino sin escrúpulos, impredecible y letal; es un ejemplo perfecto de la realidad social hoy en día, en la que una persona de cara a la sociedad puede pasar por buena gente, incluso recibir halagos, y en realidad ser un cabronazo. Sin embargo, si me dan a elegir a un autor, me quedo con Darío por lo increíblemente bien que escribe, porque no ha habido página hasta ahora que no me haya calado hondo. Gracias por Simetrías, maestro :D 


¡Y hasta aquí llega la reseña! :D Os recuerdo que el día 1 lanzaré un macro sorteo navideño en el blog ^^ Espero que os gusten los regalos y que participéis en él, porque lo hago con todo el cariño del mundo :3 ¡Nos leemos!


Si os ha gustado el post, dadle a seguir; para mí es muy importante de cara a conseguir libros para los sorteos <3

lunes, 27 de noviembre de 2017

Hoy entrevisto a...

.

¡Muy buenas, furcifans!

Hoy os presento de una manera más oficial a un autor que he debido nombrar como una docena de veces XD Y me parece un día perfecto, ya que es el día del maestro. Él no solo es un furcio para mí, es un referente, un bípedo de orejas redondas y mente retorcida, una magnífica persona, un autor extraordinario. La verdad es que tengo pendientes un montón de reseñas suyas, pero siempre me ha dado... no sé. Quiero decir, ¿cómo atreverse a hacer una crítica, por muy buena que sea, de alguien que es mucho mejor que tú? Y aún así, me he atrevido a publicar dos:

-Peta Z, antología (varios autores).

-Cacahuete, antología (un único autor). Aquí podréis encontrar links a sus obras :)

Como ya habréis averiguado, el autor al que me refiero es...


Darío Vilas

¿Con quién tengo el gusto de escribirme?

Conmigo. Un admirador, un esclavo, un amigo, un siervo.

¿Cuáles son tus autores / libros / géneros favoritos?


Según pasan los años, cada vez me da más pereza hablar de favoritos o referentes literarios. En cada etapa de mi vida han sido distintos, me parece lo natural, forma parte de la evolución personal. No entiendo que alguien pueda estancarse en lo que le gustaba con quince años y seguir toda su vida aferrado a ello, a veces sin mostrar interés en nada más.

Tampoco tengo predilección por ningún género, aunque tiendo a interesarme por un tipo de fantástico poco convencional, nada canónico, centrado en el aspecto emocional. En la actualidad, me gustan autores como Juan Carlos Márquez, Guillem López o Jorge Ibargüengoitia, por citar algunos cuyos libros me dejaron huella recientemente.

¿La comodidad de un e-book o el tacto de las páginas?

Papel, sin duda. Leo también en digital, pero mucho menos, sólo lo que no puedo encontrar en otro formato o para ahorrar, porque compro más libros cada año de los que puedo leer. Me gusta tener el libro entre las manos, olerlo, pasar las páginas. En ese aspecto soy bastante romántico, hace poco perdí el marcapáginas que usé con todas mis lecturas de los últimos veinticinco años, y no veas qué disgusto agarré.

¿Qué grupos / cantantes me recomiendas? ¿Alguno que te enamore en concreto?

No sé si te recomendaría alguno porque el gusto musical es algo muy personal. Pero fíjate que en esto me voy a contradecir, porque hay un grupo al que escucho desde los catorce años y nunca dejó de apasionarme, que es Pearl Jam. Pero me siguen gustando porque han evolucionado en una dirección parecida a la que tomaron mis propios gustos, si siguieran haciendo lo mismo que hace veintipico años, como pretenden muchos que se declaran fans pero se quedaron en sus tres primeros álbumes, dudo mucho que siguiera escuchando su música.


También me gustan Nick Cave, Janis Joplin, Leonard Cohen, Bunbury, Chris Cornell, Alanis Morissette, Mark Lanegan, Iván Ferreiro... Como ves, soy bastante ecléctico en lo que a música se refiere.

Confiesa, ¿gato o perro? ¿Tienes mascotas? ¿Un animal que te represente?

Gato y perro. Me gustan los animales en general. Convivimos en casa con una perra, una bodeguera de quince años llamada Janis (sí, por la Joplin). Me representa el animal humano, no me siento identificado con ninguna otra especie.

¿Qué obras podemos encontrar firmadas por Darío Vilas?


Hasta la fecha he publicado ocho libros en solitario y he participado en infinidad de obras colectivas. ¿En serio quieres que las enumere? Quedaría rarísimo. Lo último que publiqué fue una nueva edición de El hombre que nunca sacrificaba las gallinas viejas, con la editorial Cazador de ratas, y lo próximo será una novelita corta, una fábula fantástica, que publicará el mismo sello.

¿Dónde y cuándo surgió tu pasión por las letras?

Dónde, no estoy seguro, pero apostaría sin temor a equivocarme que estaba en el hogar familiar. Cuándo, de niño, y en ese sentido sí puedo precisar más: estaba leyendo “El corazón delator”, de Poe, con siete años. Me pegó una hostia que me cambió para siempre, y a partir de ahí empecé a vivir pegado a un libro.

A la hora de encarar un proyecto, ¿te riges por mapa o por brújula? ¿Cómo te inspiras? (Y no valen las drogas… bueno, el chocolate sí :P)

Depende de cada obra, no tengo un sistema de trabajo rígido. Babujal, la última novela inédita que me publicaron, fue fruto de una minuciosa planificación, mientras que en otras, como Lantana o la mayor parte de mis relatos, hay mucha improvisación.

Me inspiran las duchas y caminar. Sobre todo lo segundo. Doy paseos larguísimos en los que dejo que la creatividad fluya, sin anotar nada porque las ideas que valen la pena tengo la teoría de que prevalecen sin esfuerzo. También vampirizo conversaciones ajenas que capto de casualidad mientras camino.

¿Qué tienen de ti tus personajes?


Poco, casi nada. El conjunto de mis obras seguro que me define de algún modo, pero intento no hablar ni trasladar sensaciones a través de mis personajes. La mayor parte son desequilibrados o discapacitados emocionales con los que no tengo nada que ver, aunque los use para canalizar o exorcizar mis miedos.

¿Qué es, para ti, lo más difícil de ser autor? ¿Qué problemas o frustraciones te has encontrado a la hora de publicar? ¿Qué aspectos positivos te ha reportado?

Lo más difícil es capear la frustración, precisamente. No venirse abajo cuando las cosas no salen como esperas, que es casi siempre. A la hora de publicar he tenido más suerte y la verdad es que pocos baches tuve que sortear, siempre coloco mis obras sin demasiada dificultad.

Positivo me ha reportado mucho. Compañeros de viaje y hasta de vida, sueños cumplidos, nuevas metas, viajes, anécdotas surrealistas... Hasta ingresos extra, fíjate.

¿Te gustaría ver tus obras adaptadas a cine / televisión?

Antes sí, ahora me da bastante igual. Si lo hiciera yo, que arrastro la vocación cinematográfica desde hace mucho y es una espinita que tengo clavada (a punto estuve de dirigir el año pasado un cortometraje basado en uno de mis relatos), sí que me haría ilusión. Pero si lo hacen otros, algo a lo que no me opondría, lo celebraría desde un punto de vista más pragmático, interesado, si lo prefieres: promoción gratuita e ingresos extra.

¿Qué sientes al terminar el primer borrador?

Alivio.

¿Qué futuros proyectos podemos esperar?

Confirmados sólo están la publicación de la novelita corta que mencionaba antes, titulada Reír en tu funeral, que formará un díptico con otra de Ignacio Cid Hermoso (entrevista - reseña Gespenst), y una nueva edición de Babujal, que se quedó en el limbo tras la desaparición inesperada de la editorial Stella Maris. Después me centraré un tiempo en un negocio que estoy a punto de poner en marcha, sin perder de vista del todo un proyecto de novela que tengo en el disco duro, empezado desde hace algunas semanas, esperando que le llegue su turno. Una novela que creo que algunos de mis lectores fieles están esperando desde hace ya unos añitos.

¿Qué es Librinde?

Es el negocio del que te hablaba, lo que consumirá mis horas y todos mis esfuerzos en los meses venideros. Librinde es una librería especializada en literatura de autores y editoriales independientes, en la que se les reservará el espacio que en las cadenas del libro está copado por los títulos de los grandes grupos editoriales. También es un aula de talleres literarios y creativos en el que impartiremos cursos varios profesionales con años de experiencia. Arrancaremos en esa parcela, que llamamos Espacio Librinde, con cursos de Soluciones Editoriales, que lo imparto yo y tiene como objetivo que los alumnos publiquen sus obras finalizadas, Escritura Creativa: Literatura Fantástica, que lo imparte Susana Torres, y Guion Cinematográfico, a cargo de Fernando Llor. Después iremos incorporando más profesores, más cursos y más talleres, renovándolos o reinventándolos en función de la demanda que tengan.

Podéis acceder a la web pinchando este enlace.

En definitiva, Librinde es un proyecto muy bonito, algo novedoso en cuanto a su modelo de negocio, y en el que están involucradas muchas personas que tienen puestas grandes esperanzas en él.

¡Muchísimas gracias por tu tiempo y tus respuestas! <3



Furcifans, nos leemos el miércoles con la reseña de El hombre que nunca sacrificaba las gallinas viejas, de Darío :)


Si os ha gustado el post, dadle a seguir; para mí es muy importante de cara a conseguir libros para los sorteos <3

sábado, 25 de noviembre de 2017

Tetralogía Legado

.

¡Muy buenas, furcifans! :D Estos días he estado enfrascada leyendo, pasando preguntas a autores, viendo el directo de Operación Triunfo (#AlmaiaIsReal) y estructurando las entradas que iba a subir. He pensado que el día 1 de diciembre voy a hacer un sorteo en el blog :D Lo acabaré el 24 y el 25 diré quién se lleva el o los premios (tengo uno en mente que sé que os va a gustar; conforme participen más personas, aumentaré el número de premios ^^). ¡Esta semana me he despertado con complejo de Papá Noël!

No adelanto acontecimientos, necesito que os embarquéis conmigo en una aventura épica que no solo forma parte de mi adolescencia, también me ha absorbido la mayor parte de las últimas tres semanas: recorramos Alagaësia, shurmanitos.





Sobre el autor




Christopher Paolini nació en el sur de California, Estados Unidos, el 17 de noviembre de 1983, pero ha vivido prácticamente toda su vida en el Valle del Paraíso, Montana; es un gran amante de la ciencia ficción y de la fantasía (se nota). Paolini fue educado en su propia casa por sus padres y se graduó de la preparatoria a los 15 años, la misma edad en la que empezó a escribir Eragon, a la que siguieron Eldest, Brisingr y Legado (Inheritance). Sus padres son Kenneth Paolini y Talita Hodgkinson y tiene una hermana pequeña, Angela (que da nombre a cierta herbolaria fantastibulosa). A menudo escribía relatos breves y poemas tratando de expresar sus pensamientos con palabras. Visitaba la biblioteca con frecuencia y leía mucho. El argumento de Eragon comenzó como el sueño despierto de un adolescente. El amor que sentía Paolini por la magia de los relatos le llevó a crear una novela que le hiciera disfrutar mientras la leyese. Con diecinueve años ya era un autor reconocido internacionalmente, por el primer volumen de El Legado. La inspiración para el reino mítico de Alagaësia le llegó de los paisajes de Montana. Empezó pensando en escribir una trilogía, pero por la extensión del tercer libro Brisingr, decidió realizar un cuarto libro y convertir la saga en El Ciclo El Legado.

Facebook - Twitter - Web


Sinopsis


Pongo solo la de Eragon:

En el reino legendario de Alagaësia la guerra se está gestando. Los Jinetes protectores de la paz del Imperio y los únicos capaces de controlar a los inteligentes dragones, se han extinguido o han pasado a formar parte de las tropas del malvado rey Galbatorix. Los elfos hace tiempo que se han exiliado a un lugar oculto y los vardenos, un grupo disidente, se ocultan en ciudades protegidas. Cuando Eragon, un joven de 15 años que vive en una pequeña aldea, se encuentra con una piedra preciosa en medio del bosque a donde ha ido a cazar, poco se espera que ese suceso vaya a cambiar su vida y el destino de Alagaësia. Lo único que desea es venderla para así asegurar la subsistencia de su familia durante el duro invierno. Sin embargo, una noche la gema se rompe y lo que sale de ella lo llevará a un viaje que lo convertirá en héroe. ¿Podrá Eragon tomar la responsabilidad de los legendarios jinetes de dragones? La esperanza del Imperio descansa en sus manos... Eragon es el primer título de la trilogía de El Legado, que tiene como protagonistas a este valiente joven a su indomable dragona Saphira.


Ficha técnica



Título: Tetralogía Legado
Páginas: 656 + 832 + 702 + 816
Portada: John Jude Palencar
Encuadernación: Tapa dura
Editorial: Roca editorial
ASIN: B005VOOPXS
Género: Fantasía épica

Link de compra #1 Eragon
Link de compra #2 Eldest
Link de compra #3 Brisingr
Link de compra #4 Legado


Opinión (sin spoilers)


¿Por dónde empiezo? Supongo que debería decir que leí Eragon cuando debía tener como trece o catorce años. La verdad es que se convirtió en un referente para mí en el plano lectora-fan y en el de potencial juntaletras: no solo me enganché a la historia, también admiré la capacidad de Paolini a la hora de crear un universo tan complejo siendo tan joven.

Cuando salió Eldest y lo leí, no sé por qué no llegué a engancharme de la misma forma con la que devoré el primero. Supongo que porque pesaba como un muerto (es un señor tocho), porque algunas partes de evolución en cuanto a personajes se hacen eternas... ni idea. Quién sabe, igual no era el momento.

Años más tarde salió el tercero y yo no tenía ni ganas ni tiempo de leer los dos anteriores para meterme de nuevo en materia. Lo mismo me pasó con el cuarto. Los tenía comprados, pero sin tocar... ¡hasta que a principios de mes echaron la película en Cuatro! Dioses, no os podéis imaginar el asco que le tengo a esa p*** m*****: de acuerdo con que las adaptaciones se llaman adaptaciones por algo, pero es que no se parece en NADA al libro. Omiten personajes y escenas cruciales para el desarrollo de las continuaciones, cambian el aspecto físico de la gente porque les da la gana (el más comentado seguramente es el de Arya), los personajes no tienen la misma profundidad y el protagonista tiene una cara de.... de... en fin, un desastre.

Madre mía, pobre Eragon... de joven moreno potencialmente mortal 
a Ed Speleers con cara de susto.


Ojalá algún día hicieran una serie de esta saga sin saltarse ni una coma. De verdad, se haría justicia, y más sabiendo lo que sé ahora. Lo tengo que decir, me los he bebido y me han encantado. Ojalá lo hubiera hecho antes. Es una muy buena saga, mucho, y me da pena la sensación que me ha embargado leyendo el final y los agradecimientos, porque parece que el chaval ha terminado más quemado que el palo de un churrero, que ha cerrado todo lo mejor que ha podido y ha tirado la toalla hasta quién sabe. La verdad es que por mucho que se intuyera el final desde el principio (premonición de Angela mediante), Eragon se merecía un final distinto.

Perdón si me vengo arriba con esta reseña, pero es que la he vivido muy intensamente XD A pesar de que al final me haya cabreado, si no hubiera disfrutado con ello os prometo que no me hubiera pegado estas tres semanas leyendo la tetralogía con tanta pasión.

No quiero adelantaros nada más; lo único que me queda por decir en esta sección sin spoilers es que recomiendo la lectura de la saga encarecidamente ^^


Opinión (con spoilers)


La historia de Eragon se remonta miles de años atrás. Alagaësia se puebla con enanos, que viven en prosperidad hasta la llegada de los dragones. Estos seres mágicos no cuentan todavía con la capacidad de raciocinio, solo buscan conquistar y alimentarse. Los enanos abandonan ciertas partes del territorio, haciéndose fuertes bajo tierra y en las montañas.

Del otro lado del mar llegan los elfos, criaturas mortales y mortíferas a partes iguales. Luchan contra los dragones por el territorio hasta que ambas razas acarician la extinción. Es entonces cuando alados y bípedos entablan la paz por medio de un tratado que une ambas especies: ambas coexistirán (dejando de lado a los enanos, todo sea dicho) y, de vez en cuando, unirán a uno de cada especie, conformando la primera hornada de Jinetes de dragón. Así mismo, ambas razas se benefician, pues unen sus destinos y comparten sus rasgos más distintivos: los elfos alcanzan una longevidad extraordinaria, se nutren de la magia de los dragones y se vuelven todavía más poderosos; los dragones dejan de ser meras bestias y se convierten en pensadores, filósofos, casi dioses alados. La simbiosis que alcanzan les permiten compartir pensamientos en la distancia, intercambiar sus mentes, ser uno siendo dos. De hecho, es normal que si uno de los dos cae, el otro muera con él.



Cientos de años después, los humanos llegan a Alagaësia. Elfos y dragones deciden incluirlos en el pacto con los dragones (enanos, que os jodan again) y los bípedos de orejas redondas (cómo me gustan los capítulos de Saphira XD) comienzan a evolucionar, establecerse y tomar poder y territorios. El grupo de los Jinetes de dragón alcanza su máximo esplendor, actúan como consejeros, protectores y representantes de las razas. Sin embargo, la oscuridad se cierne sobre el territorio: nuevas especies se establecen, y no todas son amistosas. Una de ellas, los úrgalos (bípedos con cuernos de carnero y alturas que alcanzan los tres metros), emboscan a un joven jinete humano llamado Galbatorix y matan a su dragón. Cegado por la ira y la locura, suplica al consejo un nuevo dragón, pero estos se niegan. Desesperado, asesina a un jinete recién elegido y toma a su dragón, Shruikan, por la fuerza. Reúne a trece jinetes, traidores de ambas razas, y logra acabar con toda la orden y con todos los dragones salvajes. Entre todas las bajas se destaca una: Saphira, la dragona de Brom, un jinete humano.

Brom nunca llega a reponerse de su pérdida, pero focaliza su ansia de venganza en un objetivo: acabar con los trece Apóstatas (especialmente con Morzan, ya que era una especie de héroe y hermano para él, con lo que su traición le dolió todavía más) y derrocar al rey. Para ello, juntará a enanos, humanos y elfos en un grupo de resistencia que se hará llamar Los Vardenos. Con la ayuda de eruditos y espías, Brom consigue rescatar uno de los tres huevos de dragón que posee Galbatorix, acaba con la vida de varios apóstatas (entre ellos Morzan) y decide permanecer en un segundo plano mientras el dragón que dormita en el huevo robado elige a un nuevo jinete. Pero su rumbo no es errático, precisamente: infiltrado entre las líneas del enemigo, antes de que Morzan cayera, Brom se enamoró de la consorte de su enemigo, Selena, y ella de él. Selena ya tiene un hijo, Murtagh, al que Galbatorix mantiene vigilado por ser un punto débil para su más fiel vasallo (aunque ser el hijo de Morzan solo le reporta dolor y miseria, como cuando su padre le lanza la espada y le cruza la espalda desde el hombro hasta la cadera, casi matándolo con tres años). Cuando Selena descubre que está embarazada de Brom, huye a su pueblo natal, Carvahall, y da a luz a Eragon. Poco después muere, y Brom decide mantener su paternidad en secreto a fin de proteger a su vástago muy de cerca.

Así están las cosas al comienzo de la novela: Galbatorix es el rey del Imperio, los Vardenos se mantienen escondidos, el huevo robado sigue buscando jinete y Brom protege a su hijo disfrazado de cuenta cuentos. Eragon cumple quince años en casa de su tío materno, Garrow, que le cuida y alimenta como si fuese su segundo hijo (su primogénito es mayor que Eragon y se llama Roran). El muchacho no sabe leer (ni falta que le hace para cultivar patatas), pero sí tiene mucha habilidad para la caza, actividad que desarrolla en las Vertebradas (cadena montañosa que da mucho yuyu a los del pueblo).

Arya, la hija de los reyes elfos, ejerce de cuidadora del huevo. En el camino desde Ellesméra (capital élfica) hasta Farthen Dûr (hogar de los enanos y de los Vardenos), la princesa sufre una emboscada por parte de Durza, un Sombra (brujo poseído por espíritus belicosos y malévolos) y un grupo de úrgalos. Intentan arrebatarle el huevo, pero Arya utiliza la magia a costa de no salvarse y transporta el huevo en dirección a Carvahall, donde espera que Brom lo cuide. Sin embargo, una serie de entes (no os digo más) interceden para que ese huevo no llegue a Brom, sino a su hijo. El huevo prende en manos de Eragon, que se lo lleva a casa sin saber que su destino se aproxima.


Comparativa de Arya, libro / película. Igualicas, ¿eh?


Una de las razones por las que nada más empezar la película puedes dejarla si eres fan de los libros (además de la sucesión de cambios de aspecto inexplicables), es que Eragon va a la carnicería del pueblo con lo que él cree que es una piedra preciosa. Quiere comida para su tío y para su primo, y el carnicero en un primer momento se muestra "colaborador" (teniendo en cuenta que Sloan, el hombre, parece odiar a todo el mundo, especialmente a la familia de Garrow porque llevan su existencia de una manera muy humilde y porque Roran está enamorado de Katrina, su única hija). En el libro, Sloan echa a Eragon de la tienda cuando el muchacho le dice que ha encontrado la piedra en las Vertebradas. Sloan casi se echa a llorar de pura rabia, ya que su mujer murió en esas montañas y las teme y las odia a partes iguales. En la película, directamente le dice que se marche porque esa piedra pertenece al rey. TOMA YA, MARI CASTAÑA. ¿¡Pero cómo va a saber un carnicero de pueblo que esa piedra es del rey!? Es que no tiene puto sentido, os lo juro...

En fin, ¡sorpresa! Lo que Eragon creía un pedrusco se rompe y sale un dragón azul. Establecen un vínculo y, aunque en un principio el muchacho se acojona over 9000, termina por aceptar al animalito PORQUE ES LO MÁS MONO QUE HA VISTO EN SU VIDA. Pasan las semanas, jornadas de trabajo en la granja y de asimilación mutua. El animal se expresa a través del vínculo gracias a sentimientos, vivencias e imágenes fragmentadas. Con el paso del tiempo desarrolla el idioma de Eragon y empiezan a comunicarse mentalmente. El muchacho acude a Brom, así como quien no quiere la cosa, y le interroga sobre historias y nombres de dragones. Creo que en ese momento su padre puede sospechar dos cosas: o que ha sido descubierto o que su hijo simplemente es un cotilla, pero yo creo que no se le llega a pasar por la cabeza la enormidad del follón que tienen entre manos. Así pues, Eragon descubre que su dragón es hembra, y después de sugerirle nombres, ella elige el de Saphira.


Nadie podría resistirse a esa cara <3


Otra diferencia entre el libro y la película: el crecimiento de Saphira, su desarrollo como individuo, transcurre despacio entre letras. Sin embargo, en la película es algo así como "mira Eragon, he aprendido a volar, voy a ir detrás de esa nube midiendo cuarenta centímetros y voy a salir con mi forma adulta de UN PUTO DRAGÓN DE SEIS METROS que habla y que ya tiene nombre".



Avancemos en la historia o esto no terminará en la vida.

Unos bichos llamados Ra'zac llegan a Carvahall siguiendo el rastro de magia del hechizo de Arya. Matan a Garrow, Eragon debe huir. Comienza entonces una especie de persecución en dos direcciones, ya que el team del bien (Eragon, Saphira y Brom) persigue a los escarabajos bípedos, que a su vez les persiguen y quieren llevarlos ante el rey. Al no conseguirlo, regresan a Carvahall para secuestrar a Roran y tener algo con lo que chantajear a su primo. Pero la jugada le saldrá mal, ya que Roran se convierte en una especie de Astérix de Carvahall y se enfrenta a martillazos con todo el que se le cruce.

En su camino hacia la derrota de Galbatorix, Eragon aprenderá magia, lucha, el sentido de la vida, que los animales son amigos y no comida y empezará a preguntarse quién es realmente. Matará, verá morir gente (entre ellos, Brom), conocerá a Murtagh, su medio hermano, se enamorará de Arya, vencerá peligros inimaginables y descubrirá que su destino no es que le sea muy favorable.

Ahora bien, llegamos al final. La muerte de Galbatorix es putamente genial, osea, 10/10. Sin embargo, todo lo que viene después es desastroso, es un palo tras otro. Los únicos que terminan bien son Katrina y Roran, que tienen una hija y que volverán a Carvahall llenos de riquezas y con títulos nobiliarios. El resto, juzgar vosotros mismos:

-Elva se queda como está.

-Murtagh es odiado por toda Alagaësia, así que decide marcharse con Espina en plan ermitaño para siempre jamás, a pesar de que su amor por Nasuada es correspondido. 

-Así mismo, Nasuada está destinada a casarse con cualquiera por pura aspiración política, renunciando al amor por el poder. A todo esto, los aliados y simpatizantes de Galbatorix que aún viven siguen queriendo matarla, así que aunque está protegida, puede palmar en cualquier momento.

-Eragon llega a la conclusión de que lo mejor que puede hacer es marcharse con los huevos y los eldunaris encontrados. Confía en que Arya se irá con él, pero ZASCA, la nombran reina de los elfos tras la muerte de su madre. Pero no solo eso, es que a pesar de que el señor Paolini ha estado alimentando una sólida y obvia atracción entre los dos durante cuatro tochos, al final no se dan ni un puto beso. Nada. ME LA PELA QUE SE DIGAN SUS NOMBRES, ESO ES UNA MIERDA, PAOLINI. Completamente injusto. Y ni siquiera me sirve un "es que es una novela infantil y juvenil y el sexo está mal", porque durante cuatro tomos me has hablado de miembros amputados, tripas rotas y muertes. Sin embargo, como siempre, el amor es tabú. Eragon se marcha, sabiéndose inmortal, con un destino incierto, pensando que jamás regresará a Alagaësia. Que toda persona que conoce va a morir, excepto Arya porque ella es una elfa. PERO DA IGUAL, PORQUE NUNCA VOLVERÁ A VERLA.

Gif que representa a la que os escribe a las cuatro y media de la mañana.


Estoy tan indignada que temo que mi opinión os eche para atrás, cuando realmente lo que quiero es que lo leáis, os guste tanto como a mí y vayamos a partirle las piernas a Christopher Paolini por lo que ha hecho.

Quiero comentar algo que no me ha gustado nada a lo largo de la historia: ha pasado por cuatro traductores diferentes, y la verdad es que se nota un montón dónde empieza uno y dónde termina otro. El último tomo es una locura a cuatro manos, en la primera mitad dejan Thorn como Espina, luego vuelven a cambiar, el uso de las comillas horizontales roza el abuso, los guiones en los capítulos de Saphira cortan las explicaciones de mala manera, hay escenas de Roran en las que de repente le renombran como Eragon, y otras con Nasuada en las que pasa lo mismo con Arya... Pero de eso tampoco tiene la culpa Paolini, así que nada en su contra. Culpa mía por no saber inglés tanto como para meterme en semejante fantasía épica en el idioma original y por tener una primera edición en papel. Quizás en posteriores revisiones todo esto se tuvo en cuenta y se arregló, ni idea. De lo que sí tiene la culpa es de la resolución y de dejar un final tan abierto que espanta. Para empezar, no se soluciona la crisis política de Alagaësia, deja a Nasuada con el culo al aire. De Angela no sabemos un carajo, el árbol Menoa nunca dice si se cobró el precio del metal de Brisingr (para mí, le quitó a Eragon la capacidad de ser padre, o quizás lo que sintió es que el árbol Menoa le quitó el Eldunari a Saphira). Cuando muere Brom es una putada, pero Oromis... OROMIS... ¿¡POR QUÉ!? ¿Y qué pasa con Du Vrang Gata? Porque no me fío de puto ninguno. Yo necesito por lo menos otros cuatro tomos, me da igual tener que esperar, ya lo hago con George R. R. Martin.


Con estas y otras puñaladas traperas termina la historia de Eragon. ¿Vosotros habéis llegado al final de la aventura o, como me pasó a mí hace años, os quedasteis por el camino? ¡Ponedlo en comentarios!

Yo me despido por hoy :D Tengo dos entrevistas / reseñas preparadas, el sorteo en camino y, en cuanto se me pase el disgusto por el no romance de Eragon y Arya, me voy a releer la trilogía de Mimmi Kass (acaba de salir el tercero, Latidos de lujuria, siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii <3). También me he pillado el último de Marta Francés, tengo pendiente el de Sylvia Marx y el de Sònia Sánchez... no me da la vida XD ¡¡Nos leemos!!


Si os ha gustado el post, dadle a seguir; para mí es muy importante de cara a conseguir libros para los sorteos <3

sábado, 11 de noviembre de 2017

Fénix

.

Muy buenas, furcifans. Da gusto volver a casa, conseguir que algo bonito no caiga en el olvido :)

La entrada de hoy es muy personal, solo para explicaros por encima algunas de las cosas que me han pasado estos meses, razones por las que dejé un poco abandonado el blog, aun teniendo reseñas preparadas. Ahí van unas cuantas:

Mi familia. Como algunos sabréis, el año pasado a mi madre casi se la lleva una neumonía y necesita respirador para dormir. A finales de junio su salud volvió a empeorar, pero se estabilizó con medicación y reposo. Sin embargo, pasó algo con lo que no contábamos: durante la primera / segunda / tercera semana de julio, mi padre (la roca, el señor indestructible) sufrió tres anginas de pecho y tuvo que ser ingresado y operado. Mi madre, todavía perjudicada, no podía moverse de casa, así que me levantaba todos los días a las siete de la mañana, iba al hospital para acompañar a mi padre y atenderle en lo que fuese preciso, volvía a casa para comer (me daba la sensación de salir de un hospital y llegar a otro) y me iba a clase de cuatro de la tarde a nueve de la noche. Por suerte, mi padre salió bien de la intervención y volvió a casa con el objetivo de cuidarse, algo que sigue haciendo con mucho sacrificio. Se acabaron las cervezas a medio día, los platos llenos, la carne roja y el azúcar. Desde que le ingresaron ha perdido la friolera de veintitrés kilos, ¡y eso que todavía no se ha puesto a hacer ejercicio! 

Foto del ingreso / foto un mes después. Ahora está todavía más delgado :D

Mi compromiso con el estudio. En febrero comencé un curso de Financiación de empresas. Las primeras ciento y pico horas fueron de ofimática, algo que se me da bien y que podía compaginar con tiempo de relax en casa. Sin embargo, cuando empezamos con la contabilidad y la matemática financiera, materias que nunca he dado (mi bachiller fue de Humanidades, pura letra), tuve que arañar horas para poder estudiar en casa. No he tenido mucho tiempo para leer (lo hacía en el descanso de clase, para no mentir), mucho menos para reseñar. El curso como tal lo terminé a finales de julio, compaginando la última semana de estudio y exámenes con la primera de prácticas laborales no remuneradas, trabajo que no finalicé hasta el ocho de septiembre. A pesar del estrés, han sido unos meses muy intensos en los que he aprendido muchísimo y he conocido a personas maravillosas. ¡Que viva el grupo de las Blue chips!

Ansiedad. Ansiedad en estado puro, con episodios bastante malos a todos los niveles. No me avergüenza decir que he necesitado ayuda externa para aplacar la ansiedad (que no ha desaparecido, está ahí como un león agazapado, pero al menos ya tengo un látigo con el que mantenerla a una distancia prudencial). He logrado romper el bucle negativo en el que me había sumido. Cuando el tiempo me lo permitía, salía a correr al parque; como en Zaragoza el tiempo es criminal ahora mismo, he cambiado las carreras por ejercitarme en casa y apuntarme a cursos de baile. También me ha ayudado encontrar a este chaval:



Gozare. Ha sido toda una experiencia: puedo decir que, salvo fallos lógicos de primera edición, ha sido un éxito. Al evento acudieron más de 120 personas entre autor@s y lector@s. Tuvimos actuaciones, charlas interesantes, firmas, sorteos, salimos en los periódicos... en fin, que fue genial poder reencontrarme con mucha gente y conocer a otras tantas en persona. No todo va a ser bueno, no obstante; no podéis haceros una idea de la cantidad de tiempo y energía que hay que volcar para que salga adelante un evento así. Lo das todo de ti y aún así siempre, SIEMPRE, habrá algo que no salga bien o gente disgustada por X motivo; las quejas y las desilusiones no tendrían por qué dolerte, lo bueno lo compensa con creces, pero si has pasado una etapa de mierda y eres propensa a que te afecte cualquier cosa, entonces te hundes en la miseria. 

Perderme, encontrarme y volver a perderme. Necesitaba irme y necesitaba que Julia me consolara como lo ha hecho durante los últimos años. Por tiempo, por ansiedad y por otras mil cosas, en 2017 mi pequeña ha pasado de ser balsámica a ser parte del problema. Ponerme al ordenador era jodido, pero abrir el word de mi Juls me hacía, literalmente, pasar un calvario: sudor, náuseas, hiperventilación. Por ello y después de ahorrar durante muchísimo tiempo (prácticamente desde que empecé el proceso de documentación, hace cuatro o cinco años), he podido ir a Alemania cinco días. Hamburgo me pareció preciosa, Berlín y Potsdam son únicos, pero fue en Bremen cuando experimenté una especie de catarsis que todavía no he podido analizar a conciencia. Solo sé que llegué a la plaza del Ayuntamiento, me senté en un banco de piedra y lloré como hacía mucho que no había llorado, analizando cada rincón que Juls examinó durante su tour por la ciudad de Matt. Y a pesar de esta liberación, volví a casa y tuve otro episodio de ansiedad. Espero que llegue un día en el que volver a hacer cosas furcias con mi aspie-girl no me haga daño.

Julia, Matt y Susana estuvieron aquí.

Han pasado más cosas, pero estas son las más relevantes. Sin embargo, ahora toca lo bueno: desde el lunes volveré a subir reseñas de todo lo que me apetezca (o de todo lo que me de tiempo XD). Además, he puesto a currar a mi geme, a la que espero poder pagar en carnes. Cuando tenga tiempo y le apetezca, ella me pasará opiniones de lecturas / series / películas / lo que le salga del moño para que os enamoréis de ella XD

¡Nada más por hoy! Nos leemos el lunes, furcifans <3

PD: Me he rapado. Otra liberación más.

Las ojeras son genuinas.

Si os ha gustado el post, dadle a seguir; para mí es muy importante de cara a conseguir libros para los sorteos <3

miércoles, 26 de abril de 2017

Hoy entrevisto a...

.

¡Muy buenas, furcifans! ¿Cómo va todo? ^^

El otro día puse un estado en el que os hablaba de mi salud y de la Fira del libro de Valencia; os comentaba que, por problemas con la primera, se me hace imposible acudir a la segunda, pero que Juls, Pau, Matt y compañía están deseando ser adoptados :D Los podréis encontrar en el stand de Bibliocafé, el 56 en esta edición ^^ También estarán muchas de las obras que he comentado durante el último año y medio: Ciudad humana, Butterfly, Historias del camino, La senda oscura, El niño que quería ser un Goonie... ¡eso y mucho más!

Como no quiero que decaiga el buen rollo, os voy a dejar con algo que me hace mucha ilusión: una entrevista a una gran autora aragonesa con la que espero volver a disfrutar dentro de muy poco ^^ Ella es...



Sylvia Marx es el seudónimo de la zaragozana Sylvia Martín. Además de madre, soy técnico en consumo y asesora laboral, y he colaborado semanalmente en medios de comunicación como Cadena Ser local, y revistas como Singularte u Odón de Buen. Me defino como una persona inquieta, luchadora y tremendamente creativa. Pongo pasión en todo lo que emprendo, y quizás por eso, allá por los años noventa, me empeñé en sacar un fanzine llamado Imán, que vendíamos a duras penas y por cien pesetas en lugares de ocio. Sólo salieron dos números, pero fue una gran experiencia creativa. Escribo desde siempre, y con siete años ya «trataba de vender mis cuentos a los amigos de la familia». Pero hasta 2012 no publiqué mi primera novela, Mili…¡milagro!, por la que recibí el Premio Autora revelación 2013, a la que siguió Cómo intentan ellos ligar en un chat. También soy autora de numerosos monólogos, relatos y artículos. Además de la escritura, el teatro ha sido otra de mis grandes pasiones, por lo que después de seis años en un grupo teatral, decidí aunar ambas facetas. Desde entonces, he escrito y dirigido varios guiones. Encontrarás más información sobre mí y mi obra en Facebook.


¿Con quién tengo el gusto de escribirme? 

Con Sylvia… el apellido depende, unas veces soy Martín, otras Marx.


¿Cuáles son tus autores / libros / géneros favoritos? 

Muchos y muy variados. Mis géneros favoritos son suspense, thriller, y comedia romántica contemporánea.


¿La comodidad de un e-book o el tacto de las páginas? 

Ambas cosas, según el momento y la resistencia de las estanterías de Ikea. Sentimental pero práctica, a favor del e-book, ¡qué gran invento!


¿Qué grupos / cantantes me recomiendas? ¿Alguno que te enamore en concreto? 

Por supuesto, si voy a lo seguro: QUEEN. Pero si prefieres producto nacional: tienes a Leyva, a Alaska, Dani Martin, y por supuesto los clásicos rebeldes, rockeros de toda la vida. Ah, y escuchar música clásica o instrumental mientras escribes, está genial.



Confiesa, ¿gato o perro? ¿Tienes mascotas? ¿Un animal que te represente? 

A) Gato. B) Tengo ambas: gata y perra que conviven sin problema. C) Otra vez Gato.

He encontrado una foto de Alaska en su fb X3 ¡Es adorable!


¿Qué obras podemos encontrar firmadas por Sylvia? 

Mili…milagro” (Tombooktu- Premio autora revelación del 2013), “Cómo intentan ellos ligar en un chat” (no es una novela en sí), “Ni tú Romeo, ni yo Julieta” (Esencia-Planeta 2016), “Soy todo un personaje” (Zafiro-Planeta 2017), “Tú dale Samba…y yo Rock and Roll” (Esencia-Planeta 2017 mayo)

Guiones teatrales: “Infieles”, “Yo, mi me monólogos”, “Perdona cariño, me he muerto sin querer”, “¿El último show?”, “Estamos locos ¿o qué?”, “En ocasiones, vemos técnicos”…



¿Dónde y cuándo surgió tu pasión por las letras? 

Desde que tenía siete años y trataba de vender mis cuentos a mis familiares. Tecleaba en una vieja Olivetti, de esas de hierro que se atascaban…y hacía mis propias portadas, arrancando las tapas de los cuadernillos rubio.


A la hora de encarar un proyecto, ¿te riges por mapa o por brújula? ¿Cómo te inspiras? (Y no valen las drogas… bueno, el chocolate sí :P)

Empiezo por mapa… y si pierdo el norte, cojo la brújula. (risas)

La inspiración está sobrevalorada, solo es un producto de la curiosidad. El escritor tiene que ser curioso, inquieto y rebelde por naturaleza. Observar lo que sucede a su alrededor, escuchar conversaciones ajenas en el autobús, plantarse delante de un charco y chapotear si quiere describir qué siente con los pies mojados, sacarle punta a la cosa más rutinaria o tratar de imaginar qué calcetines se pondría su personaje para llamar la atención.

Drogas: cuando estoy muy saturada, me pongo mis pinturas de guerra, algo rebelde como “dramas y comedias” (Alaska) o algo de Guns and roses, etc... el volumen a tope, y desgañitarme delante del espejo para comprobar que aún sigo viva. Lo recomiendo, de verdad.


¿Qué tienen de ti tus personajes? 

Algunos tienen más de lo que imagino, otros en cambio se parecen a gente que conozco o he conocido en algún momento, aunque no sean muy cercanos.


¿Qué es, para ti, lo más difícil de ser autor? 

Sin duda, el tema de marketing, ventas, etc.


¿Qué problemas o frustraciones te has encontrado a la hora de publicar? 

Pocos, la verdad. Por ahora, he tenido la gran suerte de ir publicando mis novelas en una editorial grande.


¿Qué aspectos positivos te ha reportado? 

Uff, muchísimos. Desde ese bienestar, esa felicidad plena, absoluta durante el proceso creativo, hasta el cariño, la amistad de gente (lectores y compañeros escritores) que, de no dedicarme a escribir, probablemente nunca lo hubiera disfrutado.

Sylvia, la menda y Lucía Arca, también escritora <3


¿Te gustaría ver tus obras adaptadas a cine / televisión? 

Por supuesto, me encantaría. Mucha gente me decía que “Ni tú Romeo, ni yo Julieta” sería una buena peli, de hecho Esencia-Planeta la definió como una “road movie”.


¿Qué sientes al terminar el primer borrador? 

 Muchas cosas, pero sobre todo, dudas y un nivel de exigencia bestial antes de la corrección.


¿Qué futuros proyectos podemos esperar? 

¡Más novelas rebeldes, desde luego! Ahora mismo estoy ya con otra, puede que algo más intimista, pero como siempre… con sorpresa, amor y suspense.


¡Muchísimas gracias por tu tiempo y tus respuestas, Sylvia! <3 Pasado mañana publicaré una breve reseña de Soy todo un personaje, una de sus últimas obras :D ¡¡Espero que os guste y os animéis a leerla!! Os adelanto que merece MUCHO la pena ^^


Si os ha gustado el post, dadle a seguir; para mí es muy importante de cara a conseguir libros para los sorteos <3